Publicidad:
La Coctelera

REVELACIONES DE DIOS Y MARÍA

AMAR EN LA VERDAD A LA SANTA IGLESIA Y CONOCER SU DOCTRINA, SER FIEL AL SEÑOR EN LA FE VERDADERA, CAMINAR CON MARÍA REINA EN ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS.

2 Abril 2014

LA BEATA ANNA CATALINA EMMERICH Y LAS DESVIRTUACIONES DE LA ÚLTIMA CENA

La beata estigmatizada Anna Catalina Emmerich, beatificada por Juan Pablo II en 2004, fue un alma con unos dones sobrenaturales como pocas veces se han conocido en la historia de la Iglesia. Entre ellos sus visiones que le hicieron contemplar como una espectadora la Pasión de Jesucristo (Sobre las que se basaron la famosa película de Mel Gibson) Así como la vida de la Virgen María.


Tal como nos dice el Padre Ángel Peña, O.P., y destacando que la beata nunca estuvo físicamente en dichos lugares, "Para comprobar la autenticidad esencial de las visiones de Ana Catalina, podemos poner como ejemplo el hallazgo de la casa de la Virgen en Éfeso. Según el relato escrito en "La vida de la Santísima Virgen María", la casa de María se encuentra a unas tres horas de Éfeso sobre una colina situada a la izquierda de la carretera de Jerusalén. La montaña cae a pico hacia Éfeso que se divisa, viniendo del sudeste.
El 1891, el padre Jung, sacerdote lazarista, acompañado por otro hermano y dos laicos, se dirigieron hacia Éfeso, en Turquía, para estudiar la realidad del relato de acuerdo a la visión de Ana Catalina. Encontraron una capilla en ruinas que eran los restos de un modesto y antiguo santuario que la tradición local llamaba Panaghia Kapulu (puerta o Casa de la Santísima). Ese sería el lugar donde vivió la Santísima Virgen en Éfeso los últimos años de su vida. Y los fieles ortodoxos acuden a él anualmente el día de la Asunción, en peregrinación.
Las coincidencias entre el relato de Brentano y la realidad eran tan grandes que se hicieron excavaciones arqueológicas en 1892, sacando a luz los cimientos de una casita edificada entre los siglos I y II y cuyo plano corresponde a lo que indica Ana Catalina como vivienda de María. La noticia se extendió rápidamente y, ya en 1896, acudieron un millón de fieles en peregrinación."

En sus visiones sobre La Pasión nos relata, visto en primera persona por ella, todo lo que aconteció en la Última Cena, y tiene detalles muy importantes para aclarar un aspecto de la misma que se presenta en la actualidad por múltiples vías de forma poco realista para avalar múltiples posiciones, sobre todo litúrgicas.

Hoy en día es frecuente ver y oír cómo se presenta la Última Cena como si fuera un acontecimiento informal, una reunión de amigos, una explosión de alegría desarrollada en un ambiente cuasi festivo de exaltación de la amistad. Esta celebración de alegría informal, según dicen, habría sido bien recogida por la liturgia de los primeros cristianos para posteriormente, a raíz de Trento, ser "adornada" de solemnidad, misterio, recogimiento, boato (grandeza) y espíritu sacrificial únicamente con el fin de contrarrestar los excesos protestantes, lo cual habría oscurecido durante siglos la verdadera liturgia.

Sin embargo, como decía el profesor Amerio, nada más lejos de lo ocurrido, "En realidad la Ultima Cena fue un acto supremo de amor divino, pero fue un evento trágico. Se desenvolvió en el presentimiento del deicidio (Muerte de Jesucristo), en la sombra de la traición, en el espanto de los discípulos, inseguros de su propia fidelidad al Maestro, en el temor previo al sudor de sangre de Getsemaní. El arte cristiano ha representado siempre la Ultima Cena como un evento trágico, y no como un convite divertido".

Y así lo atestiguan las visiones de Catalinna Emmerich. El ambiente de la misma no parecía precisamente una alegre reunión. Durante la Cena "Al principio estuvo muy afectuoso con sus Apóstoles; después se puso serio y melancólico y les dijo: Uno de vosotros me venderá; uno de vosotros, cuya mano está conmigo en esta mesa" y amenazó sin decir el nombre al traidor "Jesús añadió: "El hijo del hombre se va, según esta escrito de Él; pero desgraciado el hombre que venderá al Hijo del hombre: más le valdría no haber nacido".

En la misma había en todo momento un aire de solemnidad, o sea nada cotidiano: "De pie en medio de los Apóstoles, les habló algún tiempo con solemnidad". La predicación no fue únicamente sobre la amistad, sino "sobre la penitencia, la confesión de las culpas, el arrepentimiento y la justificación". Los Apóstoles lejos de entregarse a una alegre cena de amistad, comprendían perfectamente lo que estaba pasando y, dice la beata, "vi también que todos reconocían sus pecados y se arrepentían".

Cuando llegó el Sagrado momento de la Institución del Sacramento del Altar, "El Señor estaba entre Pedro y Juan; las puertas estaban cerradas; todo se hacía con misterio y solemnidad. Cuando el cáliz fue sacado de su bolsa, Jesús oró, y habló muy solemnemente. Yo le vi explicando la Cena y toda la ceremonia: me pareció un Sacerdote enseñando a los otros a decir misa."

De otra parte, el "cutrismo" litúrgico, que suele usar vestimentas y cálices "pobres", sin adornos de ningún tipo, supuestamente más acordes con el cristianismo primitivo, no parece que fuera lo que vio la beata: "El cáliz que los apóstoles llevaron de la casa de Verónica [para la Última Cena], es un vaso maravilloso y misterioso. Había estado mucho tiempo en el templo entre otros objetos preciosos y de gran antigüedad, cuyo origen y uso se había olvidado" y nos atestigua además que "había servido ya muchas veces a Jesús para la celebración de las fiestas".

Estábamos pues ante un acontecimiento lleno de solemnidad, donde se usó el cáliz que solía usar Jesucristo, un cáliz especial, un vaso maravilloso lleno de misterio, un objeto precioso, y todo ello envuelto en un ambiente serio, de misterio, envuelto en el arrepentimiento de los pecados personales, al punto que la beata nos dice como conclusión "lo que sé es que todo me recordó de un modo extraordinario el santo sacrificio de la Misa.". Recordemos que en época de la beata la Misa se celebraba como la forma extraordinaria hoy, es decir con todo el ritualismo, misterio y solemnidad del milenario rito que es lo más alejado que podamos imaginar a la "imagen" de una alegre "cena". Todo ello lo refrenda nuevamente en su relato de la subida al monte de los olivos donde nos cuenta "Los Apóstoles conservaban aún algo del entusiasmo y del recogimiento que les había comunicado la santa comunión y los discursos solemnes y afectuosos de Jesús"

Y respecto a la Sagrada Comunión, nos dice la beata: "Tomó la patena con los pedazos de pan y dijo: Tomad y comed; este es mi Cuerpo, que será dado por vosotros. Extendió su mano derecha como para bendecir, y mientras lo hacía, un resplandor salía de Él: sus palabras eran luminosas, y el pan entraba en la boca de los Apóstoles como un cuerpo resplandeciente: yo los vi a todos penetrados de luz; Judas solo estaba tenebroso.". Esta narración de los hechos parece sugerir claramente una comunión directa de los Apóstoles en la boca, con efectos claramente sobrenaturales pues "entraba en la boca de los Apóstoles como un cuerpo resplandeciente" lo cual es la antítesis de presentar la comunión de los apóstoles como si comieran un pan más, un alimento. Lo que sucedió es muy ajeno a ese espíritu sino que fue un ambiente sobrenatural de misterio y reverencia.

¿Se puede deducir de todo esto que esta comunión fue dada directamente en la boca? Pues es perfectamente posible y parece sugerirse. De hecho, como nos explica Mons. Schneider, aparte del propio relato de la beata, no es para nada desdeñable la idea: "Es posible suponer que Cristo, durante la Última Cena, haya dado el pan a cada Apóstol directamente en la boca y no sólo a Judas. Efectivamente existía una práctica tradicional en el ambiente del Medio Oriente en el tiempo de Jesús y que aún se conserva en nuestros días: el anfitrión nutre a sus huéspedes con su propia mano, poniendo en su boca un pedazo simbólico del alimento".

El capítulo posterior donde nos narra los acontecimientos en el huerto de los olivos no puede más que dejar acongojado a cualquier católico de buena voluntad por el absoluto realismo con el que describe como parte del sufrimiento que hizo sudar sangre a Jesús, fue por la visión de los pecados futuros de los cristianos, especialmente los cometidos contra la Santísima Eucaristía, es un episodio que merece la pena ser leído por que describe proféticamente casi milimétricamente lo que desgraciadamente vivimos hoy en día:

"Apareciéronse a los ojos de Jesús todos los padecimientos futuros de sus Apóstoles, de sus discípulos y de sus amigos; vio a la Iglesia primitiva tan pequeña, y a medida que iba creciendo vio las herejías y los cismas hacer irrupción, y renovar la primera caída del hombre por el orgullo y la desobediencia; vio la frialdad, la corrupción y la malicia de un número infinito de cristianos; la mentira y la malicia de todos los doctores orgullosos, los sacrilegios de todos los sacerdotes viciosos, las funestas consecuencias de todos estos actos, la abominación y la desolación en el reino de Dios en el santuario de esta ingrata humanidad, que Él quería rescatar con su sangre al precio de padecimientos indecibles....

En medio de todas esas apariciones, yo veía a Satanás moverse bajo diversas formas horribles, que representaban diferentes especies de pecados. Estas figuras diabólicas arrastraban, a los ojos de Jesús, una multitud de hombres, por cuya redención entraba en el camino doloroso de la cruz. Al principio vi rara vez la serpiente, después la vi aparecer con una corona en la cabeza: su estatura era gigantesca, su fuerza parecía desmedida, y llevaba contra Jesús innumerables legiones de todos los tiempos, de todas las razas. En medio de esas legiones furiosas, de las cuales algunas me parecían compuestas de ciegos, Jesús estaba herido como si realmente hubiera sentido sus golpes; en extremo vacilante, tan pronto se levantaba como se caía, y la serpiente, en medio de esa multitud que gritaba sin cesar contra Jesús, batía acá y allá con su cola, y desollaba a todos lo que derribaba.

Entonces me fue revelado que estos enemigos del Salvador eran los que maltrataban a Jesucristo realmente presente en el Santísimo Sacramento. Reconocí entre ellos todas las especies de profanadores de la Sagrada Eucaristía. Yo vi con horror todos esos ultrajes desde la irreverencia, la negligencia, la omisión, hasta el desprecio, el abuso y el sacrilegio; desde la adhesión a los ídolos del mundo, a las tinieblas y a la falsa ciencia, hasta el error, la incredulidad, el fanatismo y la persecución. Vi entre esos hombres, ciegos, paralíticos, sordos, mudos y aun niños. Ciegos que no querían ver la verdad, paralíticos que no querían andar con ella, sordos que no querían oír sus avisos y amenazas; mudos que no querían combatir por ella con la espada de la palabra, niños perdidos por causa de padres o maestros mundanos y olvidados de Dios, mantenidos con deseos terrestres, llenos de una vana sabiduría y alejados de las cosas divinas. Vi con espanto muchos sacerdotes, algunos mirándose como llenos de piedad y de fe, maltratar también a Jesucristo en el Santísimo Sacramento. Yo vi a muchos que creían y enseñaban la presencia de Dios vivo en el Santísimo Sacramento, pero olvidaban y descuidaban el Palacio, el Trono, lugar de Dios vivo, es decir, la Iglesia, el altar, la custodia, los ornamentos, en fin, todo lo que sirve al uso y a la decoración de la Iglesia de Dios. Todo se perdía en el polvo y el culto divino estaba si no profanado interiormente, a lo menos deshonrado en el exterior. Todo eso no era el fruto de una pobreza verdadera, sino de la indiferencia, de la pereza, de la preocupación de vanos intereses terrestres, y algunas veces del egoísmo y de la muerte interior.
Aunque hablara un año entero, no podría contar todas las afrentas hechas a Jesús en el Santísimo Sacramento, que supe de esta manera. Vi a los autores de ellas asaltar al Señor, herirle con diversas armas, según la diversidad de sus ofensas. Vi cristianos irreverentes de todos los siglos, sacerdotes ligeros o sacrílegos, una multitud de comuniones tibias o indignas. ¡Qué espectáculo tan doloroso! Yo veía la Iglesia, como el cuerpo de Jesús, y una multitud de hombres que se separaban de la Iglesia, rasgaban y arrancaban pedazos enteros de su carne viva. Jesús los miraba con ternura, y gemía de verlos perderse."

No nos dejemos pues influir por ese espíritu que desvirtúa la Última Cena para justificar la mundanalización y desacralización de la sagrada liturgia, el culto y la reverencia debida al Santísimo Sacramento y que tanto hizo sufrir a Nuestro Señor en el huerto de los olivos. No, no se pareció a una alegre cena de amigos informal, sino "que todo me recordó de un modo extraordinario el santo sacrificio de la Misa".



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37



EN EL AMOR DE MARÍA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD:
AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD.
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO
PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+,
DESCIENDAN SOBRE TI Y LOS TUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD.
AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

6 Marzo 2014

VIVIR LA CUARESMA

Durante este tiempo especial de purificación, contamos con una serie de medios concretos que la Iglesia nos propone y que nos ayudan a vivir la dinámica cuaresmal.

Ante todo, la vida de oración, condición indispensable para el encuentro con Dios. En la oración, si el creyente ingresa en el diálogo íntimo con el Señor, deja que la gracia divina penetre su corazón y, a semejanza de Santa María, se abre la oración del Espíritu cooperando a ella con su respuesta libre y generosa (ver Lc 1,38).

Asimismo, también debemos intensificar la escucha y la meditación atenta a la Palabra de Dios, la asistencia frecuente al Sacramento de la Reconciliación y la Eucaristía, lo mismo la práctica del ayuno, según las posibilidades de cada uno.

La mortificación y la renuncia en las circunstancias ordinarias de nuestra vida, también constituyen un medio concreto para vivir el espíritu de Cuaresma. No se trata tanto de crear ocasiones extraordinarias, sino más bien, de saber ofrecer aquellas circunstancias cotidianas que nos son molestas, de aceptar con humildad, gozo y alegría, los distintos contratiempos que se nos presentan a diario. De la misma manera, el saber renunciar a ciertas cosas legítimas nos ayuda a vivir el desapego y desprendimiento.

De entre las distintas prácticas cuaresmales que nos propone la Iglesia, Ia vivencia de Ia caridad ocupa un lugar especial. Así nos lo recuerda San León Magno: "Estos días cuaresmales nos invitan de manera apremiante al ejercicio de Ia caridad; si deseamos Ilegar a la Pascua santificados en nuestro ser, debemos poner un interés especialísimo en la adquisición de esta virtud, que contiene en si a las demás y cubre multitud de pecados".

Esta vivencia de la caridad debemos vivirla de manera especial con aquél a quien tenemos más cerca, en el ambiente concreto en el que nos movemos. Así, vamos construyendo en el otro "el bien más precioso y efectivo, que es el de Ia coherencia con la propia vocación cristiana" (Juan Pablo II).

CÓMO VIVIR LA CUARESMA

1. Arrepintiéndome de mis pecados y confesándome.

Pensar en que he ofendido a Dios, Nuestro Señor, si me duele haberlo ofendido, si realmente estoy arrepentido. Éste es un muy buen momento del año para llevar a cabo una confesión preparada y de corazón. Revisa los mandamientos de Dios y de la Iglesia para poder hacer una buena confesión. Ayúdate de un libro para estructurar tu confesión. Busca el tiempo para llevarla a cabo.

2. Luchando por cambiar.

Analiza tu conducta para conocer en qué estás fallando. Hazte propósitos para cumplir día con día y revisa en la noche si lo lograste. Recuerda no ponerte demasiados porque te va a ser muy difícil cumplirlos todos. Hay que subir las escaleras de un escalón en un escalón, no se puede subir toda de un brinco. Conoce cuál es tu defecto dominante y haz un plan para luchar contra éste. Tu plan debe ser realista, práctico y concreto para poderlo cumplir.

3. Haciendo sacrificios.

La palabra sacrificio viene del latín sacrum-facere, que significa "hacer sagrado". Entonces, hacer un sacrificio es hacer una cosa sagrada, es decir, ofrecerla a Dios por amor. Hacer sacrificio es ofrecer a Dios, porque lo amas, cosas que te cuestan trabajo. Por ejemplo, ser amable con el vecino que no te simpatiza o ayudar a otro en su trabajo. A cada uno de nosotros hay algo que nos cuesta trabajo hacer en la vida de todos los días. Si esto se lo ofrecemos a Dios por amor, estamos haciendo sacrificio.

4. Haciendo oración.

Aprovecha estos días para orar, para platicar con Dios, para decirle que lo quieres y que quieres estar con Él. Te puedes ayudar de un buen libro de meditación para Cuaresma. Puedes leer en la Biblia pasajes relacionados con la Cuaresma.

CITAS BÍBLICAS PARA LA CUARESMA

Miércoles de Ceniza (5 de marzo)
> Ayuno y Abstinencia
Jl 2 ,12-18 ; Sal 50; 2 Cor 5, 20-6, 1-2.; Mt 6, 1-6.16-18

Jueves después de Ceniza (6 de marzo)
Dt 30, 15-20; Sal 1; Lucas 9,22-25

Viernes después de Ceniza (7 de marzo)
Is 58, 1-9; Sal 50; Mt 9, 14-15

Sábado después de Ceniza (8 de marzo)
Is 58, 9-14; Sal 85; Lc 5, 27-32

Domingo de Cuaresma (9 de marzo)
Gn 2,7-9; 3, 1-7; Sal 50; Rom 5,12-19; Mt 4,1-11

Lunes I (10 de marzo)
Lev 19, 1-2.11-18; Sal 18; Mt 25, 31-46

Martes I (11 de marzo)
Is 55, 10-11; Sal 33; Mt 6, 7-15

Miércoles I (12 de marzo)
Jon 3, 1-10; Sal 50; Lc 11, 29-32

Jueves I (13 de marzo)
Est 14, 1.3-5.12-14; Sal 137; Mt 7, 7-12

Viernes I (14 de marzo)
Ez 18, 21-28; Sal 129; Mt 5,20-26

Sábado I (15 de marzo)
2Sam 7,4-5.12-14.16; Sal 88; Rom 4,13.16-18.22; Mt 1,16.18-21.24 (Lc 2,41-51)

II Domingo de Cuaresma (16 de marzo)
Gn 12,1-4; Sal 32; 2Tim 1,8-10; Mt 17,1-9

Lunes II (17 de marzo)
Dn 9, 4-10; Sal 78; Lc 6, 36-38

Martes II (18 de marzo)
Is 1,10. 16-20; Sal 49; Mateo 23,1-12

Miércoles II (19 de marzo)
Jr 18, 18-20; Sal 30; Mt 20, 17-28

Jueves II (20 de marzo)
Jr 17, 5-10; Sal 1; Lc 16, 19-31

Viernes II (21 de marzo)
Is 7,10-14;8,10; Sal 39; Heb 10,4-10; Lc 1,26-38

Sábado II (22 de marzo)
Miq 7, 14-15.18-20; Sal 102; Lc 15, 1-3.11-32

III Domingo de Cuaresma (23 de marzo)
Ex 17,3-7; Sal 94; Rom 5,1-2.5-8; Jn 2,5-42

Lunes III (24 de marzo)
2Re 5, 1-15; Sal 41; Lc 4, 24-30

Martes III (25 de marzo)
Dn 3, 25.34-43; Sal 24; Mt 18, 21-35

Miércoles III (26 de marzo)
Dt 4, 1.5-9; Sal 147; Mt 5, 17-19

Jueves III (27 de marzo)
Jr 7,23-28; Sal 94; Lc 11,14-23

Viernes III (28 de marzo)
Os 14, 2-10; Sal 80; Mc 12, 28-34

Sábado III (29 de marzo)
Os 6, 1-6; Sal 50; Lc 18, 9-14

IV Domingo de Cuaresma (30 de marzo)
1Sam 16,1.6-7.10-13; Sal 22; Ef 5,8-14; Jn 9,1-41

Lunes IV (31 de marzo)
Is 65,17-21; Sal 29; Jn 4, 43-54

Martes IV (1 de abril)
Ez 47, 1-9.12; Sal 45; Jn 5, 1-3.5-16

Miércoles IV (2 de abril)
Is 49,8-15; Sal 144; Jn 5,17-30

Jueves IV (3 de abril)
Ex 32, 7-14; Sal 105; Jn 5, 31-47

Viernes IV (4 de abril)
Sab 2, 1.12-22; Sal 33; Jn 7, 1-2.10.25.30

Sábado IV (5 de abril)
Jer 11, 18-20; Sal 7; Jn 7, 40-53

V Domingo de Cuaresma (6 de abril)
Ez 37,12-14; Sal 129; Rom 8,8-11; Jn 11,1-45

Lunes V (7 de abril)
Dn 13,1-9.15-17.19-30.33-62; Sal 22; Jn 8,1-11

Martes V (8 de abril)
Num 21, 4-9; Sal 101; Jn 8, 21-30

Miércoles V (9 de abril)
Dn 3, 14-20.91-92.95; Sal de Dn 3, 52-56; Jn 8, 31-42

Jueves V (10 de abril)
Gn 17, 3-9; Sal 104; Jn 8, 51-59

Viernes V (11 de abril)
Jer 20,10-13; Sal 17; Jn 10, 31-42

Sábado V (12 de abril)
Ez 37,21-28; Sal de Jr 31,10-13; Jn 11,45-57

Domingo de Ramos en la Pasión del Señor (13 de abril)
Is 50, 4-7; Sal 21; Flp 2, 6-11; Mt 26,14-27,66



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37



EN EL AMOR DE MARÍA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD:
AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD.
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO
PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+,
DESCIENDAN SOBRE TI Y LOS TUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD.
AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

1 Marzo 2014

LA FE. (2)

- No gracias, soy agnóstica-, fue la respuesta de una amiga cuando otra amiga la invitó a ir a Misa con ella.

- ¿Agnos... qué?-, le preguntó admirada.

- Agnóstica.

- Ah. ¿Y esa qué religión es?

-No sé si Dios exista

......

El AGNOSTICISMO NO es una RELIGIÓN, sino una POSICIÓN FILOSÓFICA que limita nuestro conocimiento a lo que podemos comprobar sensiblemente. Todo lo que vaya más allá de nuestros sentidos no lo podemos afirmar.

Como a Dios no se le ve, oye o toca, no se le puede conocer. De aquí no hace falta sino un paso para llegar al ateísmo práctico: «Como no puedo saber si Dios existe o no, ¿para qué vivir atormentándome con la idea de un Dios que me va a juzgar al final de la vida?»

UNA OPCIÓN IRRACIONAL

En un inicio, la posición agnóstica puede parecer razonable: "Si no puedo comprobarlo, no puedo creerlo". No obstante, basta un poco de reflexión para darse cuenta de que hay muchas cosas que no vemos y que no por ello negamos.

Tú no puedes ver el amor que los demás sienten por ti, pero te sabes querido. Tus pensamientos también son imperceptibles y abstractos, pero ello no me justifica para decir que no piensas. La electricidad es algo que no se ve, y sin embargo no renuncias a usarla.

Sabemos que todas estas cosas existen porque percibimos sus efectos. De ahí nace nuestra certeza.

Así sucede -guardando las distancias- con Dios. A Él no lo vemos directamente con nuestros ojos, pero sí a través de sus obras: las estrellas, la luna, los animales, los árboles, los hombres...

Si observo en el mar un barco que se acerca al puerto, es evidente que pensaré que en él hay un piloto que lo está manejando. Del mismo modo, cuando vemos que el mundo es gobernado por reglas constantes e inmutables, hay que pensar que Alguien lo dirige.

Es normal que no podamos ver a Dios cara a cara. En efecto, si no somos capaces de mirar fijamente al sol, ¿con cuánta mayor razón nuestros ojos no pueden ver directamente a Dios?

TENER FE

Así pues, a partir de la creación, nuestra razón puede deducir con certeza que Dios existe. Pero para lograr una penetración más profunda de Dios, es necesario dejar que la fe ilumine nuestra razón. Esto no debe extrañarnos pues, en el fondo, la fe impregna toda la vida.

Cuando me subo a un avión para atravesar el océano, ¿no tengo que creer que el piloto me llevará a donde quiero ir? Si quiero aprender medicina o matemáticas, debo confiar en que lo que me dicen mis profesores es cierto. Al echar una moneda a una máquina de refrescos, creo con firmeza que me va a dar la soda que yo le pido.

Y si en estas cosas humanas tengo fe, con mayor razón puedo tenerla en Dios. Ciertamente, esta fe humana no es la misma que la teologal. Esta última es mucho más fuerte y atrayente...

¿QUÉ ES LA FE?

La Fe es una virtud teologal por la que creemos en Dios y en todo lo que nos ha revelado. Así de simple. No hay más secretos.

Ahora bien, ella es un regalo de Dios -una gracia-, y como tal, no estamos obligados a aceptarla. Para creer de verdad, nuestro corazón se debe rendir ante la invitación de Dios y esto conlleva un acto de humildad y de sencillez.

La humildad no significa agachar la cabeza y resignarse ante el misterio, sino descubrir el grande amor que Dios nos tiene y dejarse abrazar por Él.

La sencillez es aceptar que la certeza de la Fe es mucho mayor que la de la razón humana, pero que no la contradice en nada.

Teme la gracia de Dios que pasa y no vuelve.

Este regalo no es exclusivo. Está a disposición de una inmensa muchedumbre. Casos de conversiones los encontramos a raudales.

La Top Model, Raquel Balencia, por ejemplo, se bautizó cuando tenía 22 años. Antes vivía como una chica "normal", cultivando los valores y buscando ser buena. Pero Dios quería que Raquel fuera algo más que "normal".

El Dr. Bernard Nathanson es llamado el Rey del Aborto. No es para menos, pues en su vida realizó más de 75,000 abortos. Luego de practicar uno a una mujer que él mismo había embarazado, su vida comenzó a cambiar.

Esta transformación le costó diez años, pero al final, Dios triunfó. «Ya no estoy solo -dice-. Mi destino ha sido dar vueltas por el mundo a la búsqueda de ese Uno sin el cual estoy condenado, pero al que ahora me agarro desesperadamente, intentando no soltarme del borde de su manto».

Lo que importa, pues, no es la rapidez o la lentitud con la que abrazamos la Fe. Lo realmente importante es mantener nuestro corazón abierto a ese don que Dios nos ofrece. Un don invaluable, un don que supera toda promesa humana.



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37


EN EL AMOR DE MARÍA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD:
AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD.
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO
PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+,
DESCIENDAN SOBRE TI Y LOS TUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD.
AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +



servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

15 Febrero 2014

¿QUÉ PAPEL JUEGA LA FAMILIA EN LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS?

El núcleo familiar es el primer contexto de aprendizaje para las personas. En su seno aprenden no sólo los niños sino también los adultos. Los cambios producidos en el interior de la familia desde los años 70, han dejado de lado el modelo tradicional, con una fuerte y rígida división de roles entre hombre y mujer y entre padres e hijos. Los padres optan por una educación para la libertad, valorizando la comunicación, el diálogo, la tolerancia.

Muchos son los estudios recientes que muestran la importancia del estilo educativo de los padres para ayudar a sus hijos a cumplir las exigencias de la compleja sociedad de hoy. Aunque no de forma generalizada, cada vez más existe un afán de los padres por recibir una educación para educar de forma apropiada a sus hijos. Aunque la sociedad en las últimas décadas ha aumentado los intentos por promover la educación y el desarrollo del niño desde ámbitos como la escuela, esto NO ha de disminuir la IMPORTANCIA central del papel de la FAMILIA.

Es importante educar a las familias sobre el desarrollo psicológico y emocional de los niños, no solo los profesionales de la educación deben dominar estos conocimientos. En el ámbito familiar se ha de producir una estimulación intelectual, un ambiente emocional-afectivo positivo, y la promoción de la independencia y la autonomía infantil. Esto es la clave para que los profesionales de la educación realicen una labor efectiva. El niño necesita ayuda pero a la vez necesita hacer, participar activamente para adquirir capacidad de crear y ser competente y autónomo.

Las funciones principales de la familia incluyen el cuidado y protección de los niños y la tarea de socialización que supone educar a los niños a ser autónomos, emocionalmente equilibrados y capaces de establecer vínculos afectivos satisfactorios. Cada vez más se habla de un proyecto educativo familiar o (curriculum del hogar) en el que se establecen unos objetivos, contenidos, y una metodología que determina la seña de identidad de cada familia. Este proyecto educativo suele trasmitirse de generación en generación y es importante que sea flexible y esté al servicio del crecimiento de los miembros de la familia. Es importante recordar que las reglas cuando están al servicio de las metas y los valores familiares contribuyen al crecimiento de la familia: reglas claras que indican a las personas los límites entre lo que se puede y lo que no, colaboran para dar seguridad a los hijos.

El desarrollo psicológico del niño es una combinación entre factores biológicos (como la genética) y factores ambientales. La familia es el principal factor ambiental, por lo que es importante realizar todas las acciones posibles para promover a la familia como potenciador del desarrollo del niño. Los pilares esenciales son la comunicación, estilo educativo democrático, relación afectiva de comprensión y respeto. Por el contrario la inconsistencia en la comunicación, la dispersión de la autoridad, el autoritarismo, la sobreprotección, y las ambivalencias afectivas son fuentes claras de conflicto para el niño y la familia.

Hay que enseñarles a los niños la importancia de DIOS en sus vidas y ello con el ejemplo y la oración en familia. Orar con ellos y hacerlos responsables desde niños de que DIOS es esencial en sus vidas, que así como aprenden otras responsabilidades también la Fe es una responsabilidad esencial para su desarrollo presente y futuro. Sí no se les enseña desde niños la importancia de DIOS nunca como mayores le darán importancia.

Un estilo educativo familiar apropiado debe reunir los siguientes ingredientes:

(1). Que se hable en casa sobre los problemas del niño, que se le pregunte claramente qué ha hecho, qué siente, cuáles son sus amigos, qué desea, qué prefiere... No sólo hay que pedirle que se exprese, también nosotros hemos de modelar esta conducta, explicándoles cómo nos sentimos;

(2) Que se exija a cada niño, según su edad, determinadas actividades, no hay que olvidar que aprendemos según vamos viviendo distintas situaciones y nos vamos enfrentando a diferentes demandas del medio. si queremos adultos maduros, tenemos que exigir a los niños progresivamente conductas maduras (ejemplo: hacer sus tareas de la escuela, hacer su cama, ordenar sus juguetes, sacar al perro a pasear, etc.),

(3) Que se establezcan unas normas en casa y se hagan cumplir con flexibilidad. Éstas normas tienen que ser claras para los niños, y aún mejor, deben ser elegidas por todos los miembros de la familia. Así mismo, las consecuencias del incumplimiento de estas normas también deben explicitarse y ser objeto de acuerdos familiares;

(4) Hay que expresar afecto a nuestros hijos, hay que demostrarles que nos gustan sus características, que nos agrada lo que hacen, hay que colgar en casa alguno de sus dibujos o manualidades, tenemos que besarles, abrazarles... por lo menos hasta que nos dejen.

(5) Educarlos en la fe de la Iglesia de una manera clara, firme y amorosa para que vayan descubriendo la importancia de Dios en sus vidas.

De esta manera, la familia cumplirá la función esencial que desempeña en el desarrollo del sentido de competencia del niño, otorgándole así la capacidad de funcionar de forma equilibrada a nivel emocional.



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37


EN EL AMOR DE MARÍA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD:
AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD.
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS.
AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO
PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+,
DESCIENDAN SOBRE TI Y LOS TUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD.
AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

31 Enero 2014

FUNDAMENTO BÍBLICO DEL PURGATORIO

DEFINICIÓN

Estado transitorio de purificación necesaria para aquellos que, habiendo muerto en gracia de Dios y teniendo segura su salvación, necesitan mayor purificación para llegar a la santidad necesaria para entrar en el Cielo.

Esta purificación es totalmente distinta al castigo del infierno. El purgatorio es DOCTRINA DE FE formulada en los Concilios de Florencia (cf. DS 1304) y de Trento (cf. DS 1820; 1580).

El purgatorio NO es para la salvación de nadie, sino para la PURIFICACIÓN de los que ya son SALVOS.

¿QUÉ ES EL PURGATORIO SEGÚN LA BIBLIA?

Estamos acostumbrados a pensar que el purgatorio es un lugar de fuego. Pero esto es un símbolo. A través de la historia varios teólogos han dicho que el fuego simboliza el amor de Dios y el dolor que sufre alguien cuando se convierte completamente al Señor:

¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿O quién podrá estar en pie cuando Él se manifieste? Porque Él es como fuego purificador. (Mal 3, 2)

Este fuego del amor de Dios nos purifica de toda impureza cuando le permitimos acercarse a nosotros. Esta purificación es difícil. Es decir que cuando dejamos nuestro egoísmo nos cuesta y nos duele; cada uno de nosotros estamos acostumbrados a controlar algo de nuestra vida. Pero Dios quiere toda nuestra voluntad, quiere que seamos perfectos.

Ahora, esta conversión es una lucha que nos cuesta, porque es dejar a Jesús ocupar el primer lugar. Y siempre hay un lugar en nuestro corazón que no queremos dar a Dios. Y mientras falte algo en nuestra conversión el amor de Dios no nos puede llenar completamente. El proceso de entregar todo al Señor es exigente. Ésta es la purificación de nuestro ser. Lo debemos hacer aquí en la Tierra como dice el Señor:

Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame (Mt 16, 24). El que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí (Mt 10, 38). De cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere lleva mucho fruto (Jn 12, 24). (Ver Mt 5, 48 y 1 P 1, 15-16).

Acercarse completamente a Dios con toda su infinita gloria y majestad no es fácil. Isaías, uno de los hombres más justos, cuando experimentó la Santidad y grandeza de Dios exclamó:

¡Ay de mi! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios... han visto is ojos al Rey, Yahvé... y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas; y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado.

Isaías fue purificado y limpiado por el fuego llevado del altar celestial.

Dios es Santo y nadie que muera con algo no santo en su corazón está listo para dejar su egoísmo y ver a Dios. Este sufrimiento por el fuego de amor, esta purificación del "yo" es dura: He aquí: Viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará (Mal 4, 1).

Si morimos con egoísmo, aunque somos perdonados e iremos al cielo, no estamos listos todavía para aceptar completamente la voluntad y el amor de Dios. La purificación que se requiere para "negarse a sí mismo" y entregarnos completamente a Dios, nos cuesta; es un Purgatorio. Puede ser en un instante, cuando aparecemos frente al fuego del amor de Dios o puede tomar tiempo si resistimos.

Recuerda al joven rico del que la Biblia dice cumplió todo. Aun así cuando Jesús le pidió (un poco) más si quieres llegar a la perfección... (Mt 19, 21) el joven no lo podía dar. Todavía no podía entregar todo al Señor. Le faltó algo: purificarse de la atracción a las cosas que tenía para ser Santo. La purificación está simbolizada por "el fuego" del Purgatorio.

Y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas del mismo, fuego ardiente. Un río de fuego procedía de él (Dn 7, 9-11). Vendrá nuestro Dios, y no callará; Fuego consumirá delante de Él (Sal 50, 3).

Y el Dios que respondiere por medio de fuego, ése sea Dios (1 R 18, 24).
Elías fue llevado al Cielo por medio del fuego dice Eclo 48, 1-10.

Solamente los puros sin mancha pueden entrar en el Cielo según el libro del Apocalipsis (21, 27). Pablo dice que Dios: habita en luz inaccesible (1 Ti 6, 16). Muy limpio eres de ojos para ver el mal, ni puedes ver el agravio (Hab 1, 13). En la carta a los hebreos leemos: Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor (Heb 12, 14). Tenemos que llegar a ser perfectos como Dios es perfecto (Mt 5, 48). No es fácil. La puerta es estrecha (Mt 7, 13). El rey David dijo que sólo los puros de corazón pueden subir al monte del Señor (Sal 24, 3-4). Este monte prefigura el Cielo (Heb 12, 18-20 y Ap 14, 1). No significa que Dios es inaccesible. No. Jesús mismo se encarnó para estar con nosotros, pero lo que Él quiere es una entrega, un compromiso total. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios... son sin mancha delante del trono de Dios (Ap 14, 5). Son intachables.

¿HABLA LA BIBLIA DE OTRO LUGAR ADEMÁS DEL CIELO Y DEL INFIERNO?

En el libro del Apocalipsis (20, 4-5 y 11) encontramos dos tipos de muertos. En el versículo 4 leemos: Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús (los mártires)... y vivieron y reinaron con Cristo por mil años. Esto es la primera resurrección, de los que fueron directamente al Cielo por derramar su sangre por Cristo. Después leemos: Pero los muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección (v. 5). Estos no tienen vida (Dios es vida), es decir no están en el Cielo con Él. Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros según sus obras.... y al Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago del fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego (vv. 11-15). Vemos Ambos tipos de personas que salieron de Hades en Apocalipsis 20 son juzgados. Los del segundo lugar que tienen su nombre en el Libro de la vida. Van al Cielo porque sus obras fueron buenas. Los otros van al lago del fuego, que es el Infierno, dos tipos de personas que son juzgadas según sus obras. No pueden ser los de vv 4-5 porque ellos ya están en el Cielo. Su "obra" era dar su vida por Cristo. No hay necesidad de juzgarles. Estos dos tipos que estaban en Hades (vv. 11-15). Además de significar el Infierno, Hades también es la palabra griega para el SHEOL del AT, y el Sheol no es infierno sino otro lugar.

Jesús habló de un pecado que no es perdonado ni en este mundo ni en el venidero (Mt 12, 32) Sugiere que hay otro lugar y que la expiación puede suceder después de la muerte. Esto significa que en la otra vida hay pecados que sí se perdonan y otros que no se perdonan. Estos pecados que sí se perdonan en la otra vida ¿Dónde se perdonan?. ¿En el infierno? No puede ser por que en el infierno no hay redención. En el Cielo tampoco, por que nada manchado entra allá (Apocalipsis 21, 27). Luego, debe un tercer lugar en la otra vida donde sí se perdonan. Hemos visto que Mateo dice: de cierto te digo que no saldrás de allí hasta que pagues el último cuadrante (5, 26). Esta "prisión" no puede ser el infierno porque nadie sale del infierno, tiene que ser otro lugar.

He aquí te he purificado, y no como a plata; te he escogido en horno de aflicción (Is 48, 10. Ver Job 15, 34).

Hebreos 9 y 10, que citan los protestantes, no tienen nada que ver con refutar la doctrina del purgatorio. Estos textos tratan de que en el AT, el sacerdote judío entraba en el santísimo una vez al año. Estos sacerdotes tenían que volver a ofrecer cada año para renovar el sacrificio. Jesús entró en el Santuario (el cielo) de una vez para siempre para ofrecerse perpetuamente a sí mismo al Padre. Nada más. De hecho, estos textos prueban que la Misa Católica participa en este sacrificio celestial donde Jesús no muere pero sí se sacrifica.

Después del perdón del pecado y de la pena eterna, hay una pena temporal merecida.

Unos piensan que si Dios nos perdona quiere decir que no puede haber satisfacción (penitencia) después de morir. Pero el perdonar no excluye necesariamente que haya satisfacción después. A veces la justicia, y el deseo de que la persona que cometió el error madure, la justifican. La Biblia misma nos muestra ejemplos: Aunque Dios había perdonado a Adán, le dio un castigo de padecer y morir (Gn 3, 17-19). Dios perdonó a los israelitas, pero tuvieron que recibir el castigo de no ver la Tierra Prometida (Nm 14, 20-23). Moisés fue castigado por su pecado aunque fue perdonado por Dios: No pudo entrar en la Tierra Prometida (Números 20, 12). David, habiéndose arrepentido de su doble pecado de adulterio y de homicidio, fue perdonado por Dios, y sin embargo, recibió su duro castigo: "El Señor ha perdonado tu pecado: más por que has hecho blasfemar a los enemigos del Señor, morirá el hijo que te ha nacido." (2 Samuel 12, 14).

Objeción: Dice Isaías 53, 4 hablando de Cristo: "Él llevó nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores". Luego, si Cristo sufrió y llevó todo, nada queda al cristiano que sufrir.

Si esta interpretación fuese verdadera, ¿cómo enseña san Pablo que "por muchas tribulaciones hemos de entrar en el Reino de Dios?" (Hechos 14, 21)

Porque Cristo lo hizo todo y sufrió todo, ¿serán inútiles las prácticas que nos manda el Evangelio, por ejemplo, el ayuno? (Mateo 6, 16-18; 9, 14-15; 18, 21; Hechos 13, 2; 14, 22; 2 Corintios 6, 5; 11, 27)

Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, ... sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo... (1 P 4, 12-13).

¿Por qué sufrir, si el sufrimiento de Jesús fue completo en la Cruz? Sí lo fue. Es exactamente porque padeció Jesús en la Cruz que tenemos que sufrir. Somos imitadores de Cristo. Revivimos la vida de Jesús en la Tierra. Esto incluye sus sufrimientos: me gozo en lo que padezco por vosotros, cumplo en mi carne lo que falta de las aflicciones de Cristo por su cuerpo que es la iglesia (Col 1, 24). No es porque Cristo no sufrió bastante, sino porque su vida está en nosotros. Y si no padecemos por amor en esta tierra, tendremos que padecer en la próxima: Quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado (1 P 4, 1).

Los protestantes piensan que la doctrina del purgatorio disminuye la gracia salvadora de Cristo. Pero no es cierto. El enfoque no está tanto en el poder salvador de Dios, sino en nuestra respuesta a Él como seres libres.

El purgatorio es simplemente la etapa final de la santificación.

El purgatorio es la etapa final de la santificación. Los protestantes creen en la santificación aunque su significado es generalmente muy nebuloso e incierto. ¿Qué hace que uno piense que la muerte de alguna manera lo hace inmediatamente santo, santificado, aunque pudo haberse acercado a la muerte lleno de egoísmo, de pensamientos malvados, de la avaricia, y del miedo? El purgatorio es la etapa final del santificación, la santificación sin la cual nadie verá a Dios (Heb 12:14). "Nunca entrará en ella nada impuro, ni los idólatras ni los farsantes, sino sólo aquellos que tienen su nombre escrito en el libro de la vida, el libro del Cordero" (Apocalipsis 21:27).

San Pablo nos dice, "Pero ahora que han sido liberados del pecado y se han puesto al servicio de Dios, cosechan la santidad que conduce a la vida eterna" (Romanos 6:22). La santificación viene después de la absolución de los pecados. El resultado de la santificación es la vida eterna. El autor de la carta a los Hebreos nos dice como esta santificación ocurre: "En efecto, nuestros padres nos disciplinaban por un breve tiempo, como mejor les parecía; pero Dios lo hace para nuestro bien, a fin de que participemos de su santidad" (Hebreos 12:10).

Si el proceso de la santidad no se ha terminado en la tierra, si nosotros todavía estamos llenos de egoísmo y amor propio, Dios, en su infinita misericordia, continua este proceso luego de nuestra muerte para que podamos un día gozar de su gloria.

No es un pago lo que se da en el purgatorio. Es una purificación. Y sin el sacrificio de Cristo en la cruz, de nada valdría esa purificación. Pero Pablo lo explica muy bien en 1ª Corintios 3,15 .Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego. Es claro que habrá salvos que necesiten pasar por el fuego purificador de Dios. El fuego de Dios devora a sus adversarios El fuego de Dios purifica a sus hijos. Por el sacrificio de Cristo nosotros podemos ser purificados por el fuego Santo de Dios para así poder entrar en su presencia.

Sin el sacrificio de Cristo ese mismo fuego nos destruiría. Por tanto, la idea del purgatorio no sólo no se opone a la suficiencia del sacrificio de Cristo sino que muestra uno de sus frutos más maravillosos: el de la acción en favor de los que han creído en Cristo del divino fuego purificador en vez de destructor.

FUNDAMENTO BÍBLICO

La doctrina de la Iglesia sobre el Purgatorio encuentra fundamento en la Biblia, cuando esta se sabe interpretar correctamente. Basta con dar las evidencias bíblicas a favor de la doctrina del purgatorio.

a) 2 Macabeos 12, 43ss.

«Y habiendo recogido dos mil dracmas por una colecta, los envió (Judas Macabeo) a Jerusalén para ofrecer un sacrificio por el pecado, obrando muy bien y pensando noblemente de la resurrección, porque esperaba que resucitarían los caídos, considerando que a los que habían muerto piadosamente está reservada una magnífica recompensa; por eso oraba por los difuntos, para que fueran librados de su pecado».

Para la exégesis de la perícopa conviene advertir los siguientes elementos:

1) El autor inspirado alaba no sólo la acción, sino la persuasión de judas («obrando muy bien y pensando noblemente de la resurrección»), lo que no podría hacer si el modo de pensar de judas fuera falso.

2) Los elementos esenciales de ese modo de pensar son: A) que aquellos difuntos no han muerto en estado de condenación o enemistad con Dios («considerando que a los que habían muerto piadosamente está reservada una magnífica recompensa»); B) sin embargo, algo les falta todavía, de lo cual deben ser librados («para que fueran librados de su pecado»); C) todo ello se hace en orden a la resurrección para que en ella reciban la misma suerte que los demás judíos piadosos.
El texto del 2 Macabeos 12, 43-46 da por supuesto que existe una purificación después de la muerte.

Este libro es citado por Inocencio I en su Carta a Exuperio y San Agustin en su libro 18 de la ciudad de Dios capitulo 36. San Agustin lo vuelve a citar en De doctrina Cristiana I .2 c.8.

b) Mateo 12, 32:

"El que insulte al Hijo del Hombre podrá ser perdonado; en cambio, el que insulte al Espíritu Santo no será perdonado, ni en este mundo, ni en el otro".

Sugiere que hay otro lugar y que la expiación puede suceder después de la muerte. Esto significa que en la otra vida hay pecados que sí se perdonan y otros que no se perdonan. Estos pecados que sí se perdonan en la otra vida ¿Dónde se perdonan?. ¿En el infierno? No puede ser por que en el infierno no hay redención. En el cielo tampoco, por que nada manchado entra allá (Apocalipsis 21, 27). Luego, debe un tercer lugar en la otra vida donde sí se perdonan.

Esta cita los padres de la Iglesia la usaron para probar el purgatorio. San Agustin en Ciudad de Dios 21:24, San Gregorio Magno Diálogos 4:39, San Beda en Comentario sobre Marcos 3.

c) Mateo 18,34

En la parábola del oficial del rey que se rehusó a perdonar una pequeña deuda que le debían, aún cuando su amo le perdonó primero una deuda mucho más grande que tenía con él, "su señor, muy enojado, lo entregó para que lo castigaran hasta que pagara toda la deuda."
Jesús obviamente habla de manera simbólica, porque nadie puede ganar dinero para pagar una deuda monetaria estando en prisión. Al dar esta enseñanza sobre la necesidad de perdonar a otros, Nuestro Señor se está refiriendo, de hecho, al Purgatorio.

d) Mateo 5, 25, 26. Lucas 12,58-59

"Cuando vayas con tu adversario al magistrado, procura en el camino arreglarte con él, no sea que te arrastre ante el juez, y el juez te entregue al alguacil y el alguacil te meta en la cárcel. Te digo que no saldrás de allí hasta que no hayas pagado el último céntimo".

En este pasaje Jesús hace referencia a un castigo temporal que no puede ser el infierno ni tampoco el cielo. En esta parábola, Dios es el juez, y si no nos hemos reconciliado con nuestro prójimo antes de ver a Dios, Dios nos pedirá cuentas por el mal que les hicimos.

Este texto es prueba del purgatorio, y es citado para probarlo por los santos padres: Tertuliano en De anima c.58, San Cipriano en Epistola 52:20, Orígenes en Homilia 35 sobre Lucas 12. San Jerónimo en Mateo c.5, San Ambrosio en Comentario sobre Lucas 12.

e) Después del pecado de Adán, las puertas del Cielo fueron cerradas y nadie fue permitido a entrar (Juan 3,13) hasta que Jesucristo redimió la raza humana y abrió las puertas una vez más. ¿Dónde estuvieron los espíritus de Moisés y Elías, quienes aparecieron y hablaron con Jesús en la transfiguración? (Mateo 17,3) No podían haber estado en el Cielo puesto que estaba cerrado, y ellos habrían estado perdidos si hubieran estado en el infierno. Tenían que haber estado en un tercer lugar. Si hubo un tercer lugar entonces, ¿porqué no lo hay ahora?

f) 1Corintios 3,11-15.

«Pues nadie puede poner otro fundamento fuera del ya puesto, que es Jesucristo. Mas si uno edifica sobre este fundamento oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, paja, la obra de cada uno se pondrá de manifiesto; porque el día lo descubrirá, por cuanto en fuego se ha de revelar; y qué tal sea la obra de cada uno, el fuego mismo lo aquilatará. Si la obra de uno, que él sobreedificó, subsistiere, recibirá recompensa; si la obra de uno quedare abrasada, sufrirá detrimento; él sí se salvará, aunque así como a través del fuego».

Será necesario advertir de nuevo que no se trata de buscar en este texto la idea desarrollada de purgatorio, sino su núcleo esencial. El texto trata del caso concreto de los obreros apostólicos, pero a propósito de ellos expone una doctrina de sumo interés:

1) Se trata de hombres que han edificado sobre el fundamento, que es Cristo, cosas de mayor o menor valor (v. 12), no de hombres que hayan rechazado ese fundamento como punto de partida de su construcción y trabajo.

2) El día del juicio se pondrá de manifiesto el valor de le que cada uno de ellos ha edificado (v. 13); el «fuego» de que se habla dos veces en este v. 13 no es el fuego del purgatorio, sino una imagen del juicio divino (adviértase que se ejercita no sólo sobre las materias deleznables, que no lo resisten y se incendian, sino también sobre las sólidas que lo resisten).

3) «Si la obra de uno, que él sobreedificó, subsistiere, recibirá [el que edificó tal obra] recompensa»; se trata, por tanto, de la hipótesis de premio inmediato, porque la obra era sólida y ha resistido el juicio divino.

4) «Si la obra de uno quedare abrasada, sufrirá detrimento»; el sujeto de «sufrirá detrimento» no es la obra que se abrasa, sino el que la edificó; la expresión «sufrirá detrimento» (v.15) se opone al «recibirá recompensa» del versículo anterior, y añade algo nuevo a la frase que le precede inmediatamente, «si la obra de uno quedare abrasada»; en otras palabras, el «sufrirá detrimento» no se reduce a que el operario apostólico ve cómo su obra se destruye, sino que implica una pena (en oposición a la recompensa).

5) Todo ello es más claro si se atiende a la metáfora final: «él sí sé salvará, aunque así como a través del fuego» (v.15); el detrimento que sufrirá no es tal que implique no salvarse; se salvará, pero con dificultad y angustia (de nuevo el fuego no es aquí el fuego del purgatorio, sino una imagen de situación angustiosa): «ellos serán salvados, pero no sin dolor y sin angustia, como se salvan a través de las llamas las gentes sorprendidas por un incendio repentino».

6) El fundamento nadie lo puede cambiar; ya está puesto y es Cristo Jesús. Pero, con estos cimientos, si uno construye con oro, otro con plata o piedras preciosas, o con madera, caña o paja, la obra de cada uno vendrá a descubrirse. El día del Juicio la dará a conocer porque en el fuego todo se descubrirá. El fuego probará la obra de cada cual: si su obra resiste el fuego, será premiado; pero, si es obra que se convierte en cenizas, él mismo tendrá que pagar. El se salvará, pero como quien pasa por el fuego".
De manera que hay un fuego después de la muerte que, diferente al del infierno, es temporal. El alma que por allí pasa se salvará. A ese estado de purgación le llamamos el "purgatorio".

Citado como argumento a favor del purgatorio por San Cipriano en Epístola 52:20,San Ambrosio en Comentario Salmo 116, Sermón 20, San Jerónimo en comentario Amós cap.4, San Gregorio Magno Dialogos 4:39 y Orígenes en Hom. in Ex. 4 .

g) 1 Corintios 15,29:

"De otro modo, ¿qué harán los que se bautizan por los muertos, si en ninguna manera los muertos resucitan? ¿Por qué pues se bautizan por los muertos?"

La palabra "bautismo" es utilizada aquí como una metáfora para expresar sufrimiento o penitencia (Mc 10,38-39; Lc 3,16; 12,50). Pablo escribe sobre una práctica entre los cristianos de "bautizarse" por los difuntos. El no la condena, si no que la exalta como válida porque demuestra fe en la resurrección.

Comparar 1 Corintios 15, 29 con 2 Macabeos 12, 44 y se verá la similitud.

h) Filipenses 2,10

"Para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla en los cielos, en la tierra y en los abismos..."

Comentario: "en los abismos" puede entenderse como una referencia al Purgatorio, cuyos habitantes, a diferencia de los del Infierno, mantienen su fidelidad a Cristo.

i) 2 Timoteo 1, 16-18

"Que el Señor derrame su misericordia sobre la casa de Onesíforo; quien muchas veces me confortó y no se avergonzó de mis cadenas. Antes bien, luego que llegó a Roma, me buscó con gran solicitud hasta que me encontró. Que el Señor le de el hallar misericordia cerca del Señor en aquel día. Tú sabes mejor que nadie todos los servicios que me hizo en Efeso".
Teniendo en cuenta que 1) san Pablo escribió esta carta en Roma; 2) que el apóstol habla de Onesíforo en tiempo pasado y hace recuerdo de él como quien ha muerto; 3) que distingue la oración por Onesífono de la oración de su familia; 4) que al final de la carta (4,19) saluda a la familia de Onesíforo y no al mismo Onesíforo, a pesar de que por el contexto se ve que éste no estaba en Roma, se deduce que dicho piadoso varón ya había fallecido cuando escribía el apóstol a Timoteo.

San Pablo oró por su querido amigo Onesíforo en 2 Timoteo 1:18,
"Concédale el Señor encontrar misericordia ante el Señor aquel Día."
¿Para qué oraría Pablo por el muerto si pensara que su amigo estaba en el cielo o en el infierno?

j) 1 Pedro 3:19

"Y Él fue a pregonar a los espíritus que estaban en la prisión".
Cristo predicó a los espíritus en prisión. ¿Cuales espíritus? ¿Cual prisión?
La prisión no puede significar Cielo, y las almas en el infierno están perdidas para siempre. La prisión debe significar un tercer lugar.

k) 1 Pedro 4,6

"la Buena Nueva fue anunciada "hasta a los muertos".
De nuevo, ¿quienes eran estos muertos?

Hebreos 12,23 " y asamblea de los primogénitos inscritos en los cielos, y a Dios, juez universal, y a los espíritus de los justos llegados ya a su consumación."

l) Judas 23

"a unos, salvadlos arrancándolos del fuego..."

Comentario: Sólo Cristo puede salvar a la gente del fuego del Infierno, pero nuestras oraciones y sufragios pueden ayudar a quienes sufren en el Purgatorio.

m) Apocalipsis 6:9-11

"Cuando el Cordero rompió el quinto sello, vi debajo del altar, con vida, a los degollados por anunciar la palabra de Dios y por haber dado el testimonio debido. Y gritaban con fuerte voz, diciendo: «Señor, que eres santo y siempre dices la verdad, ¿cuándo nos harás justicia y vengarás la muerte sangrienta que nos dieron los habitantes de la tierra?» Se les entregó entonces un vestido blanco a cada uno y se les dijo que esperaran todavía un poco..."

Comentario: Incluso las personas justas pueden necesitar purificarse de ciertas faltas, tales como el deseo de venganza (que es contrario a la enseñanza de Cristo del perdón). El hecho de que estas personas estén debajo del altar indica que aún no han alcanzado una membresía plena del Reino.

Es razonable deducir que si Dios es perfecto, entonces el Cielo tiene que ser un lugar perfecto donde nada imperfecto puede entrar (Apocalipsis 21:27). DIOS no se unirá a Si mismo a nada sucio.

n) Proverbios 17:3

"Crisol para la plata, horno para el oro; los corazones, el Señor mismo los prueba."

ñ) Isaías 6,5-7

"...¡Ay de mí, que estoy perdido, pues soy un hombre de labios impuros, y entre un pueblo de labios impuros habito: que al rey Yahvé Sebaot han visto mis ojos!". Entonces voló hacia mí uno de los serafines con una brasa en la mano, que con las tenazas había tomado de sobre el altar, y tocó mi boca y dijo: «He aquí que esto ha tocado tus labios: se ha retirado tu culpa, tu pecado está expiado.»

¿Que podría significar esto que no sea la purgación de los pecados a través del fuego?

o) Zacarias 13,7-9

"...¡Despierta, espada, contra mi pastor, y contra el hombre de mi compañía!, oráculo de Yahvé Sebaot. ¡Hiere al pastor, que se dispersen las ovejas, y yo tornaré mi mano contra los pequeños! Y sucederá en toda esta tierra - oráculo de Yahvé - que dos tercios serán en ella exterminados (perecerán) y el otro tercio quedará en ella. Yo meteré en el fuego este tercio: los purgaré como se purga la plata y los probaré como se prueba el oro. Invocará él mi nombre y yo le responderé; diré: «¡El es mi pueblo!» y él dirá: «¡El Señor es mi Dios!»."

p) Malaquias 3,2-3

"¿Quién podrá soportar el Día de su venida? ¿Quién se tendrá en pie cuando aparezca? Porque es él como fuego de fundidor y como lejía de lavandero. Se sentará para fundir y purgar. Purificará a los hijos de Leví y los acrisolará como el oro y la plata; y serán para el Señor los que presentan la oblación en justicia.

Este texto es citado para apoyar la doctrina del purgatorio por Orígenes en Hom. 6 en Éxodo, San Ambrosio en PS 36, San Agustin en Ciudad de Dios lib. 20 cap 25.

q) Salmo 66:12

Hiciste cabalgar hombres sobre nuestra cabeza;Pasamos por el fuego y por el agua,Y nos sacaste a abundancia.

Este versículo es citado para apoyar la doctrina del purgatorio por Orígenes en Homilia sobre los Números 25 y por San Ambrosio en PS 36, Sermon 3 en PS 118.

r) Lucas 16:9

Y yo os digo: Ganad amigos por medio de las riquezas injustas, para que cuando éstas falten, os reciban en las moradas eternas

Citado por San Agustin Ciudad de Dios 12:27.

s) Zacarias 9:11

Y tú también por la sangre de tu pacto serás salvada; yo he sacado tus presos de la cisterna en que no hay agua

Citado por San Agustin como prueba del purgatorio, donde estaban los espíritus a los que Cristo liberó. Epistola 99 Ad Evodium.



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37


EN EL AMOR DE MARÍA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD:
AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD.
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO
PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+,
DESCIENDAN SOBRE TI Y LOS TUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD.
AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

Tags: purgatorio

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

22 Diciembre 2013

FECHA DEL NACIMIENTO DE JESÚS

JESÚS NACIÓ VERDADERAMENTE EL 25 DE DICIEMBRE

La fecha del 25 de diciembre no es sólo un símbolo. Rollos de Qumram confirman su exactitud. El Profesor de la universidad hebraica de Jerusalén elimina todas las dudas sobre un enigma milenario.

En la realidad, hoy, gracias notablemente a los documentos de Qumram, estamos en condiciones de establecer con precisión: Jesús nació mismo un 25 de diciembre.
Un descubrimiento extraordinario a tomar en serio y que no puede ser sospechoso de fines apologéticos cristianos, ya que la debemos a un profesor judío de la Universidad de Jerusalén.
Tratemos de comprender el mecanismo, que es complejo pero fascinante. Si Jesús nació en un 25 de diciembre, la concepción virginal se dio obviamente nueve meses antes. Y, en efecto, los calendarios cristianos sitúan el 25 de marzo la anunciación del ángel Gabriel a María. Pero sabemos por el propio Evangelio de San Lucas que exactamente seis meses antes había sido concebido por Isabel el Precursor, Juan, que será llamado el Bautista. La Iglesia católica no tiene una fiesta litúrgica para tal concepción, en cuanto que las antiguas Iglesias del Oriente la celebran entre el 23 y el 25 de septiembre. O sea, seis meses antes de la Anunciación a María.

Una sucesión lógica de fechas, pero con base en tradiciones inverificables y en eventos localizables en el tiempo. Así pensaban todos, hasta tiempos recientísimos. En la realidad, parece que no es así.

En efecto, es justamente de la concepción de Juan que debemos partir. El Evangelio de Lucas se abre con la historia del matrimonio de ancianos, Zacarías e Isabel, ya resignada a la esterilidad, una de las peores desgracias en Israel. Zacarías pertenecía a la casta sacerdotal y, un día el que estaba a servicio en el templo de Jerusalén, tuvo la visión de Gabriel (el mismo ángel que seis meses después se presentará a María, en Nazaret) que le anunciaba que, a pesar de la edad avanzada, él y su mujer habrían de tener un hijo. Deberían llamarlo Juan y sería "grande delante del Señor".

Lucas tuvo el cuidado de precisar que Zacarías pertenecía a la clase sacerdotal de Abías y que cuando tuvo la aparición "oficiaba en el turno de su clase". De hecho, aquellos que en el antiguo Israel pertenecían a la casta sacerdotal estaban divididos en 24 clases que, turnándose en orden inmutable, debían prestar servicio litúrgico al templo durante una semana, dos veces por año. Sabíamos que el clan de Zacarías, o de Abías, era el octavo, en el elenco oficial. Pero, ¿cuándo caían sus turnos de servicio? Nadie sabía.

Pues bien, utilizando pesquisas desarrolladas por otros especialistas y trabajando sobre todo en los textos encontrados en la biblioteca de los esenios de Qumram, el enigma fue revelado por el profesor Shemarjahu Talmon, el cual, como se dijo, enseña en la Universidad hebraica de Jerusalén. O sea, el estudioso consiguió precisar en qué orden cronológico se sucedían las 24 clases sacerdotales. La de Abías prestaba servicio litúrgico en el templo dos veces por año, como las otras, y una de esas veces era en la última semana de septiembre.

Por tanto, era verosímil la tradición cristiana oriental que sitúa entre el 23 y el 25 de septiembre el anuncio a Zacarías. Pero tal verosimilitud se aproxima a la certeza porque, estimulados por el descubrimiento del profesor Talmon, los estudiosos reconstruirán el hilo de aquella tradición, llegando a la conclusión que ella provenía directamente de la Iglesia primitiva judeo-cristiana de Jerusalén. Memoria tan antigua cuanto tenaz esa de las Iglesias del Oriente, como confirman muchos casos.

Así, aquello que parecía mítico asume de repente una nueva verosimilitud. Una cadena de eventos que se extiende a lo largo de 15 meses: en septiembre, el anuncio a Zacarías y en el día siguiente a la concepción de Juan; el marzo, seis meses más tarde, el anuncio a María.

Con este último evento llegamos justamente al 25 de diciembre, día que, por tanto, no fue fijado al acaso.

Sí señor, parece imposible proponer la Navidad para el 15 de agosto. Haré por tanto una penitencia, pero, en vez de humillado, emocionado: después de tantos siglos de investigación obstinada, los Evangelios no cesan de reservar sorpresas. Detalles aparentemente inútiles (¿qué importaba si Zacarías pertenecía a la clase sacerdotal de Abías? Ningún exegeta le prestaba atención) muestran de repente su razón de ser, o su carácter de señal de una verdad escondida pero precisa. A pesar de todo, la aventura cristiana continúa.



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37


EN EL AMOR DE MARÍA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD:
AL PADRE CREADOR, EL PODER;
AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD.
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO
PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+,
DESCIENDAN SOBRE TI Y LOS TUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD.
AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

Tags: navidad, jesus

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

21 Diciembre 2013

EL MUNDO DE LOS ÁNGELES. PARTE 1

EL MUNDO DE LOS ÁNGELES

Primera Parte

LA DOCTRINA DE LA IGLESIA CATÓLICA SOBRE LOS ÁNGELES

El Mundo de los ángeles es esa realidad "invisible", ese mundo también creado por Dios, que rezamos en el Credo: "Creo en Dios Padre Todopoderoso, Creador del Cielo y de la Tierra, de todo lo visible e invisible."

I. ¿QUIENES SON LOS ÁNGELES?

El nombre de "ángel" proviene del griego "mensajero". Así, los ángeles -los ángeles buenos, los que permanecieron fieles a su Creador- son, entre otras cosas, por cierto no la más importante: Mensajeros de Dios.

Sin embargo, San Agustín, como lo cita el Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, dice respecto a los ángeles: "El nombre de Ángel indica su oficio, no su naturaleza. Si preguntas por su naturaleza, te diré que es un espíritu; si preguntas por lo que hace, te diré qué es un ángel". (NC #329)

Pero antes que su misión de Mensajeros está la de ser "servidores" de Dios. Por eso, el Nuevo Catecismo, al definir a los ángeles acentúa la palabra "servidores": "Con todo su ser, los ángeles son servidores y mensajeros de Dios... son agentes de sus órdenes, atentos a la voz de su palabra" (cf. Sal 103, 20). (NC #329)

La existencia de los ángeles es una verdad de fe. El testimonio de la Escritura es tan claro como la unanimidad de la Tradición de la Iglesia (NC #328). También es una verdad de fe establecida por la Escritura y por la Tradición y claramente expresada en la Doctrina Cristiana desde los comienzos, que el mundo espiritual, el mundo de los ángeles, comenzó con el tiempo y fue creado por Dios. "Dios... con Su infinito poder creó... al comienzo del tiempo ambas criaturas, las espirituales y las corporales; es decir, la angélica y la terrestre, y luego la humana, como criatura intermedia, compuesta de alma y de espíritu." (Concilio de Letrán 1215, ratificado posteriormente por varios Concilios de la Iglesia en el Siglo XIXI.

De acuerdo con este definición conciliar, sabemos que los Ángeles fueron creados cuando comenzó el tiempo y no desde la eternidad. Como criaturas que son de Dios, fueron producidas por Su poder infinito y de la nada.

1. Naturaleza de los ángeles

Son seres puramente espirituales, creados por Dios. Sin embargo, pueden tomar formas visibles, como sucedió al Arcángel San Rafael cuando acompañó a Tobías en su viaje (cf. Tb 5,12) o cuando después de la Resurrección y de la Ascensión de Nuestro Señor, aparecieron ángeles en formas humanas (cf. Mc 16, 5 y Hch 1, 10). Sin embargo, los cuerpos que asumen los ángeles no forman parte de su naturaleza; son meros instrumentos necesarios para comunicarse visiblemente con los hombres y cualquier acción humana que parezcan estar realizando, es sólo apariencia. "Ustedes me veían comer y hablar, pero sólo era apariencia"; dijo San Rafael Arcángel a Tobías al final de su jornada juntos cuando le descubrió su identidad (Tb 12, 19).

Los ángeles tienen inteligencia y voluntad y son criaturas personales e inmortales (cf. Lc 20, 36). (NC #330)

Por ser puramente espirituales e inmateriales, superan en perfección a todas las criaturas visibles (NC #330). Así, ocupan el primero y más alto lugar en la escala del universo creado. El hombre es segundo en la escala de las criaturas: "Lo hiciste poco inferior a los ángeles"(Sal 8, 6). [Algunas traducciones dicen "poco inferior a un dios", pues hubo un tiempo en que se hablaba de los ángeles como "dioses".]

Los Santos Ángeles también poseen extraordinaria belleza y esplendor. En una de sus visiones del Apocalipsis, cuando San Juan vio un ángel en toda su gloria, creyó que era Dios mismo y se postró para adorarle, habiendo sido corregido en su equivocación por el propio ángel (cf. Ap 22, 8). Los ángeles suelen esconder su gloria cuando se manifiestan a los hombres.

Entre todos los seres creados por Dios, los ángeles son los que mejor reflejan las cualidades divinas (cL Cathechism Explained, SpiragoClarke ©1899, 1921).

A veces, los ángeles son representados como niños, para destacar su inmortalidad y su eterna juventud; también con alas, para expresar su rápida movilidad y su prontitud en llevar a cabo la voluntad de Dios; otras veces con arpas, para significar que constantemente alaban a Dios; en otras ocasiones, sin cuerpo y sólo con cabeza y alas para mostrar que son seres intelectuales.

Es bueno hacer notar que los demonios o ángeles caídos, al igual que los ángeles buenos, son seres puramente espirituales que no han perdido ninguno de sus poderes angélicos. Perdieron, sí, la gracia sobrenatural al oponerse a Dios.

2. Número de los Ángeles

El número de ángeles -la cantidad de aquellos que permanecieron fieles, es decir los ángeles buenos que sirven a Dios- es inmensamente grande.

Al describir el Trono de Dios rodeado de espíritus celestiales, él Profeta Daniel usa una cifra muy alta, más que eso, una expresión hiperbólica para sugerir que la multitud de ángeles está fuera de nuestra capacidad de medición: "Miles y miles lo servían; miríadas y miríadas estaban en pie delante de El" (Dn 7, 10).

También en el Apocalipsis, San Juan describe una visión de cantidades incalculables de ángeles rodeando el Trono de Dios: "Se contaban por millones y millones"(Ap 5, 11).

Sobre el número de ángeles caídos o demonios, algunos han encontrado lo que puede ser una proporción entre los ángeles y los demonios en esta cita del Apocalipsis: "Apareció también otra señal un enorme monstruo rojo como el fuego, con siete cabezas y diez cuernos, y con la cola barre un tercio de las estrellas del cielo, precipitándolas a tierra "(Ap 12, 3).

En todo caso, exégetas y teólogos coinciden en que el número de ángeles que permanecieron fieles excede en mucho a los que se rebelaron a Dios.

3. Funciones de los Ángeles

"¿Es que no son todos ellos espíritus [ángeles] servidores con la misión de asistir a los que Un de heredarla salvación?"(Hb 1,14). Los ángeles son encargados de las órdenes de Dios, atentos a la voz de Su palabra (cf. Sal 103, 20-21).

Es decir: los ángeles sirven a Dios y -si Dios así lo dispone- pueden servir a los hombres en los designios salvíficos que El tenga para nosotros (cf. NC #350). Este concepto, de que los ángeles están al servicio de Dios y -sólo si Dios lo desea- pueden estar al servicio de los hombres y para fines tendientes a nuestra salvación, es de suma importancia para entender mejor el análisis que presentaremos más adelante.

Glorifican a Dios sin cesar. Los ángeles "ven continuamente el rostro de mi Padre que está en los cielos. " (Mt 18, 10)

Ayudan a la Iglesia en su conjunto a lo largo de su peregrinar en la Tierra y protegen a cada ser humano en particular. (cf. NC #352)

El nombre genérico de "ángel" no revela su verdadera naturaleza y funciones, si bien ocasionalmente -sólo a veces- pueden ser enviados como mensajeros de Dios a los hombres. El oficio de mensajeros no es el más importante, ni el más frecuente entre las funciones de estos espíritus de la Corte Celestial (cf. P. Pascal Parente en Beyond Spac).

Pertenecen a la Corte de Dios, al Ejército de Dios, y asisten a Dios en el gobierno del mundo (cf. The Catholic Encyclopedia, Broderick, 1986).

Según el Nuevo Catecismo, desde la creación (cf, Job 38, 7, donde los ángeles son llamados "hijos de Dios") y a lo largo de toda la historia de la salvación, los ángeles anuncian de lejos o de cerca esa salvación y sirven al designio divino de su realización.

Y continúa el Nuevo Catecismo con la mejor ilustración sobre la variedad de funciones que realizan los ángeles, extraídas de varios pasajes de la Sagrada Escritura, en donde aparece la acción de algún ángel (cl: #332 y #333):

Cierran el Paraíso terrenal (cl: Gn 3, 24); protegen a Lot (cl Gn 19); salvan a Agar y a su hijo (cf. Gn 21, 17); detienen la mano de Abrahám (cf. Gn 22, 11); la ley es comunicada por su ministerio (cf. Hch 7, 53); conducen al pueblo de Dios (cl: Ex 23, 20-23); anuncian nacimientos (cf. Jc 13) y vocaciones (cl Jc 6, 11-24; Is 6,6); asisten a los profetas (cf. 1 R 19, 5). Finalmente, el Ángel Gabriel anuncia el nacimiento de San Juan Bautista, el Precursor, y el de Jesús mismo (cl: Lc 1, 11-26). Desde la Encarnación hasta la Ascensión, la vida del Verbo Encarnado está rodeada de la adoración y el servicio de los ángeles: cuando Dios introduce a Su Primogénito en el mundo, dice "Adórenle todos los ángeles de Dios"(Hb 1, 6). Su cántico de alabanza en el nacimiento de Cristo no ha cesado de resonar en la celebración de la Iglesia: "Gloria a Dios en el cielo... "(Lc 2, 14). Protegen la infancia de Jesús (cf. Mt 1, 20; 2, 13-19); sirven a Jesús en el desierto (cf. Mc 1, 12; Mt 4, 11); Lo reconfortan en Su agonía (cl: Lc 22, 43). Son también ángeles quienes "evangelizan" anunciando la Buena Nueva de la Redención (cf. Lc 2, 814) y de la Resurrección de Cristo (cf. Mc 16, 5-7). "Con ocasión de la Segunda Venida de Cristo, anunciada por los ángeles (cf. Hch 1, 10-11), éstos estarán presentes al servicio del Juicio del Señor (cf. Mt 13, 41; 25, 31; Lc 12, 8-9)" (NC #333).

Concluye el Nuevo Catecismo con varias citas de los Hechos de los Apóstoles, en las cuales aparece algún ángel actuando en favor de los discípulos (cf. Hch. 5, 18-20; 8, 26-29; 12, 6-11; 27, 23-25), y cierra el recuento con la siguiente afirmación:

"De aquí que toda la vida de la Iglesia se beneficie de la ayuda misteriosa y poderosa de los ángeles" (#334).

4. Movilidad y Poderes de los Ángeles

Para entender el extraordinario poder de los ángeles es necesario conocer su peculiar relación con el espacio y cómo se mueven de un sitio a otro.

Su presencia en un sitio se determina -y ocasionalmente se conoce por la actividad que ahí desarrollan. Un ejemplo gráfico de la presencia de un ángel conocida por el poder ejercido en un determinado lugar, es el recuento de las curaciones milagrosas que tenían lugar en la piscina de Betseda en Jerusalén. "El Ángel del Señor bajaba de vez en cuando y removía el agua y el primero que se metía cuando el agua se agitaba, quedaba sano de cualquier enfermedad" (Jn 5, 4).

Los ángeles no son omnipresentes; no están en todas partes a la vez, como sucede con Dios. Sin embargo, los ángeles pueden trasladarse de un sitio a otro con la velocidad del pensamiento. Su movilidad no es por locomoción, sino simplemente por un cambio instantáneo de lugar, aunque la distancia real entre dos lugares sea considerable.

El funcionamiento de nuestra mente es lo que más se acerca a la movilidad de los ángeles; es decir, lo que nosotros podemos hacer sólo mentalmente, los ángeles pueden realizarlo efectivamente.

En la Biblia aparece registrado además el hecho de que los ángeles son capaces de transportar con ellos a esa velocidad instantánea, objetos materiales e incluso a seres humanos. Un ejemplo excelente aparece en el Libro de Daniel (cf. 14, 32-38). El ángel trasladó al profeta Abacuc desde Judea hasta Babilonia, 'con la rapidez de un espíritu'; cargado con comida para Daniel quien se encontraba preso en el foso de los leones, y lo regresó de la misma manera.

Los ángeles tienen un poder muy superior al humano. Un ángel destruyó a todos los primogénitos de Egipto. Un solo ángel causó la muerte de 185 soldados asirlos que blasfemaron contra Dios (cf. Is 37, 36). Un ángel protegió del fuego a los tres jóvenes que el rey de Babilonia había mandado quemar vivos en el horno (cf. Dn 3, 49).

5. Conocimiento y Lenguaje de los Ángeles

Los ángeles son inteligencias espirituales que tienen un conocimiento, no como el del hombre, adquirido a través de sus sentidos y mediante un proceso gradual y laborioso, sino que lo obtienen por intuición. De tal manera que no llegan a conclusiones por medio de razonamientos sino que en forma inmediata conocen la verdad.

Si bien los ángeles no conocen todo, por ejemplo, en cuanto al día del juicio "ni los ángeles de Dios "lo conocen (cL Mt 4, 24-36), entienden y conocen mucho más que los hombres.

Los ángeles se comunican entre ellos (cf. Zac 1, 11). Y así como por instrucciones del Señor los ángeles pueden asumir forma humana para presentarse a los hombres, igualmente emiten la voz humana y hablan el lenguaje humano cuando se dirigen a los hombres, como en el caso del Arcángel Rafael con Tobías.

Sin embargo, Santo Tomás de Aquino sostiene que los ángeles se hablan entre sí por un mero acto de la voluntad, abriendo su mente y revelando cualquier idea que deseen transmitirse unos a otros. Este lenguaje angélico es llamado "iluminación".

6. Clasificación de los Ángeles

Teólogos y escritores sagrados de los comienzos de la Iglesia, basándose en la enumeración dada en la Sagrada Escritura por Isaías (cf. 6, 2), Ezequiel y San Pablo (cf. Col 1, 6; Ef 1, 21; Rom 8, 38), donde se mencionan nueve órdenes diferentes de ángeles, los han clasificado en tres jerarquías distintas, cada una incluyendo tres órdenes:

JERARQUÍA SUPERIOR: Serafines - Querubines - Tronos

JERARQUÍA INTERMEDIA: Dominaciones - Virtudes - Potestades

JERARQUÍA INFERIOR: Principados - Arcángeles - Ángeles

Estos nueve coros de ángeles se diferencian entre sí por el grado de perfección de su naturaleza y de su gracia, siendo éstas mayores mientras más elevado sea su rango. Hay que hacer notar que todos son llamados "ángeles", pero que este nombre se aplica también al coro inferior, al cual generalmente suelen pertenecer los Ángeles de la Guarda.

II. LOS ARCÁNGELES

Por la Biblia sólo se conocen los nombres de tres Ángeles pertenecientes al Coro de los Arcángeles: Miguel, Gabriel y Rafael. Y, aunque sabemos por la misma Escritura que son siete los Arcángeles: "Yo soy Rafael, uno de los siete ángeles que tiene entrada a la gloria del Señor" (Tb 12, 15); `Reciban gracia y paz de Aquel que Es, que era y que viene, de parte de los Siete Espíritus que están delante de Su Trono "(Ap 1, 4), la Iglesia prescribe el uso de nombres de ángeles que no se encuentren en la Biblia. Otros nombres fueron tomados de escritos apócrifos y puesto que no aparecen en la Sagrada Escritura fueron rechazados por la Iglesia en el año 745 y posteriormente en el año 789.

1. San Miguel Arcángel

Miguel significa "Quién como Dios". Su nombre es el grito de batalla que este Arcángel opuso al grito de rebelión de Luzbel (ahora Lucifer): "Seré como el Altísimo "(Is 14, 14) y "No serviré" Jer 2, 20).

El nombre de Miguel aparece por primera vez en el libro del profeta Daniel: "Miguel, uno de los primeros ángeles, ha venido en mi ayuda " (Dan 10, 13). `En aquel tiempo se levantará Miguel, el Gran Jefe que defiende a los hijos del pueblo "(Dan 12, 1).

La Iglesia llama a San Miguel Arcángel "Príncipe de los Ejércitos Celestiales". Desde muy antiguamente e incluso hasta hoy, San Miguel Arcángel es considerado el gran defensor de la Iglesia, como fue defensor del pueblo de Israel, prefiguración de la Iglesia (cl: Ex 13, 21; 14, 19; 23, 20-22).

2. San Gabriel Arcángel

Casi todas las misiones y manifestaciones de Gabriel están relacionadas con la venida del Mesías.

El más grande y más feliz mensaje encargado a un Ángel desde el principio de los tiempos fue el que el Arcángel Gabriel le vino a traer a la Santísima Virgen María, cuando le anunció la Encarnación del Hijo de Dios en su seno, el nacimiento de Cristo, el Redentor de la humanidad.

Muy probablemente fue Gabriel quien llevó el anuncio del Nacimiento del Redentor a los pastores de Belén, siendo luego acompañado por una multitud de otros ángeles, que "todos alababan a Dios diciendo: «Gloria a Dios en lo más alto del Cielo y en la tierra gracia y paz a los hombres que ama el Señor"(Lc 2, 13).

Posiblemente fue este Arcángel quien avisó a San José en sueños que se llevara al Niño y a Su Madre a Egipto, para evitar que Jesús fuera muerto por Herodes (cf. Mt 2, 13).

Pareciera también que de los tres Arcángeles que conocemos podría ser Gabriel quien con voz potente dé la señal de la venida de Jesucristo el día del Juicio (cf. 1 Tes 4, 16).

3. San Rafael Arcángel
Rafael significa "Dios sana". Para conocer la actividad de San Rafael, debemos leer con detenimiento la más amplia "angelofanía" o manifestación de un ángel que aparece en la Sagrada Escritura.
Es la historia del Arcángel San Rafael bajo la forma y el nombre de un joven llamado Azarías, auxiliando y acompañando a otro joven llamado Tobías y sanando a quien llegaría a ser su esposa, Sara (cf. Tb 5 a 12).
Este bello relato es muy ilustrativo del papel que desempeñan los ángeles. Revela cómo actúan cuando asumen la forma humana y su naturaleza angélica, su poder, sabiduría y santidad se manifiestan en los variados incidentes de esta encantadora narración.
San Rafael Arcángel debe haber sido el encargado de mover las aguas de la piscina de Betseda en Jerusalén (cf. Jn 5, 4).
III. LOS ÁNGELES DE LA GUARDA
Aunque por parte de la Iglesia Católica no existe una definición dogmática formal en cuanto a la doctrina de los Ángeles de la Guarda o Ángeles Custodios, esta creencia es considerada como materia de fe, porque es enseñada por el Magisterio de la Iglesia y porque refleja el contenido de la Sagrada Escritura y la Tradición Cristiana.
Por eso dice el Nuevo Catecismo en relación a los Ángeles Custodios: "Desde la infancia (cL Mt 18, 10) a la muerte (cL Lc 16, 22), la vida humana está rodeada de su custodia y su intercesión" (cf. Sal 34, 8; 91, 10-13) y, citando a San Basilio, nos recuerda que cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducirlo a la vida" (S. Basilio, Eun. 3, 1). (NC #336)
Según San Anselmo, el Ángel de la Guarda es asignado en el instante de la concepción ("cuando el alma se une al cuerpo").

El mismo Jesucristo se refirió a los Ángeles de la Guarda de cada uno cuando dijo: "Guardaos de menospreciar a uno de estos pequeños; porque yo os digo que sus ángeles, en los cielos, ven continuamente el rostro de mi Padre que está en los cielos "(Mt 18, 10).

En el Antiguo Testamento aparecen varias citas de la acción de los Ángeles Custodios: con Jacob (cL Gen 32,1) y con Judith (cL Jdt 13, 20). Una de las más importantes en el Nuevo Testamento es la liberación de San Pedro de la prisión, cuando el propio Pedro, al darse cuenta, exclama: `Ahora me doy cuenta realmente de que el Señor ha enviado su ángel yme ha arrancado de las manos de Herodes y de todo lo que esperaba el pueblo de los judíos" (Hch 12, 11).

Santo Tomás de Aquino, quien en la Suma Teológica incluye un estudio filosófico extensísimo sobre los ángeles, opina, al igual que otros teólogos, que personas que tienen asignadas responsabilidades importantes como el gobierno de naciones, comunidades civiles o comunidades eclesiásticas (Obispos, Abades, Superiores, Párrocos etc.), independientemente de sus respectivos Ángeles de la Guarda, les son asignados uno o más ángeles cuando asumen estas elevadas tareas para asistirlos en la guía de las personas encomendadas a su cuidado.

1. Ángeles Custodios de Naciones e Iglesias

Santo Tomás de Aquino sostiene igualmente que, siendo los ángeles servidores de la Providencia Divina, no sólo la vida de cada ser humano sino también las naciones, ciudades, iglesias y comunidades están bajo la protección y el cuidado de ángeles. Esta afirmación también es compartida por otros teólogos.

La confirmación más reciente de este principio lo encontramos en las apariciones de la Santísima Virgen en Fátima, Portugal, en 1917, que fueron precedidas un año antes (1916) por el Angel Guardián de Portugal, el cual se apareció en tres ocasiones a los tres niños que posteriormente verían a la Madre de Dios.

2. Funciones de los Ángeles Custodios de cada Ser Humano

Las palabras del Señor a Su pueblo escogido son usadas por la Iglesia en la Liturgia de la Fiesta de los Santos ángeles Custodios: "Voy a enviarte un Angel delante de ti, para que te cuide en el camino y te conduzca al lugar que te he preparado..."(Ex 23, 20).

"Para que te conduzca al lugar que te he preparado". Esta es la misión más importante y el mayor deseo de nuestro Ángel de la Guarda: conducirnos al Cielo, al lugar que nuestro Padre Dios nos tiene preparado, el cual ellos ya conocen y poseen en plenitud, mientras nos acompañan a lo largo de nuestra vida terrena. Así pues, ayudarnos en nuestra salvación es la función más importante de nuestro Ángel Custodio.

"Para que te cuide en el camino" ; denota "protección". Los Ángeles de la Guarda nos defienden y protegen de las seducciones del Demonio, nos ayudan en las tentaciones e interceden por nosotros ante Dios en esos momentos. Nos mueven a hacer el bien y evitar el mal; nos mueven a cumplir la Voluntad de Dios. Es decir, hacen el trabajo contrario a los demonios.

Esta protección también es física. Recordemos a Daniel en la cueva de los leones (cf. Dn 6, 23), a los tres jóvenes en el horno (cf. Dn 3, 49) y a San Pedro en la prisión (c£ Hch 12, 7).
Esta amplia protección asignada a los Ángeles Custodios puede verse claramente en el Salmo 90, en el cual leemos que el Señor ha ordenado a Sus ángeles guardarnos en todos nuestros caminos y llevarnos en sus manos para que nuestros pies no tropiecen contra las piedras.

Nuestros Ángeles de la Guarda oran por nosotros y con nosotros. San Rafael Arcángel ofrecía las oraciones de Tobías (cl: Tb 12,12). El Ángel del Apocalipsis ofrece las oraciones de todos los santos (cf. Ap 8, 3-4). No es que el Señor no oiga nuestras oraciones, sino que los ángeles unen sus oraciones a las nuestras para hacerlas más aceptables a Dios. Dice Santo Tomás de Aquino: "Nuestro Ángel de la Guarda participa en todos los beneficios que recibimos de Dios, porque él nos ayuda a obtenerlos."

Dentro de su función de orar con nosotros, como los Ángeles Custodios alaban a Dios incesantemente, ellos desean y nos mueven a nosotros, sus protegidos, a unirnos a ellos en la oración vocal más elevada que hay, la alabanza a nuestro Dios y Creador. Es por ello que el Arcángel Rafael, antes de revelar su verdadera identidad y despedirse de Tobías y Sara, les instruye así: "Bendigan siempre " al Señor... A El deben bendecir y cantar todos los días... Bendigan ahora y den gracias al Señor" (Tb 12, 16-21).

Es en la hora de la muerte cuando el Ángel de la Guarda muestra mayor cele. Esta creencia cristiana de que el alma es acompañada por su Ángel al Tribunal de Dios se basa en las palabras de Nuestro Señor Jesucristo: "Sucedió, pues, que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abrahám..." (Lc 16, 22. Así también el Ángel de la Guarda acompañará a nuestra alma al lugar preparado para ella desde toda la eternidad, donde juntos podremos gozar de la Visión Beatífica y entonar el incesante cántico de alabanza y acción de gracias al Dios Uno y Trino, Señor de Cielos y Tierra.

IV. HISTORIA DE LOS "ÁNGELES CAÍDOS" O DEMONIOS
Antes de admitir a los ángeles a la visión plena de Su Gloria (Visión Beatifica), Dios los sometió a una prueba, así como el hombre tuvo su prueba también.

La naturaleza de la prueba no se conoce con certeza, pero muchos teólogos sostienen que el Padre Eterno reveló a los ángeles la futura Encarnación de Su Divino Hijo y les hizo saber que al Dios hecho Hombre debían rendir adoración.

Luzbel, uno de los ángeles más gloriosos, elevados y bellos de la Corte Celestial, deslumbrado y ofuscado por la soberbia, habiéndose atribuido a sí mismo los maravillosos dones con que el Creador lo había dotado, se rebeló contra Dios. No aceptó el supremo dominio del Señor y se constituyó así en "adversario" de su Creador, elevando su gran grito de rebelión y de batalla: "No Serviré "(cf. Jer 2, 20). "Seré igual al Altísimo" (cl Is 14, 14). Muchos otros ángeles le siguieron en su soberbia (se dice que hasta un tercio de ellos). Pero en ese momento, otro gran Arcángel, igual en belleza y gracia que el arrogante Lucifer, se postró ante el Trono de Dios y, en un acto de profunda adoración, opuso al grito de batalla de Lucifer uno de amor y lealtad: "¿Quién como Dios?" (Miguel).

Y es así como San Miguel Arcángel obtuvo su nombre con ese grito de fidelidad y es así como Luzbel se constituyó él mismo en Lucifer, "Satanás" (el adversario), el Enemigo, el Diablo. A él se han aplicado las palabras del profeta Isaías: `¡Cómo has caído de los cielos, Lucero, hijo de la Aurora!¡Has sido abatido a tierra, dominador de naciones! Tú que habías dicho en tu corazón: «Al cielo voy a subir, por encima de las estrellas de Dios alzaré mi trono.. Subiré a las alturas del nublado, me asemejaré al Altísimo. ¡Ya! Al seol has sido precipitado, a lo más hondo del pozo."(Is 14,12-15). [Según los exégetas, estas palabras son una parábola directamente alusiva al Rey de Babilonia e indirectamente a Satanás, cuyo espíritu y acciones se reflejaban en la conducta del rey).

La conclusión de esta batalla entre los ángeles Buenos y los ángeles Malos se encuentra en el Apocalipsis: "Entonces se entabló una batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles combatieron con el Dragón.. También el Dragón y sus ángeles combatieron, pero no prevalecieron y no hubo ya en el cielo lugar para ellos. Y fue arrojado el gran Dragón, la Serpiente antigua, el llamado Diablo y Satanás, el seductor del mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles fueron arrojados con él... " (Ap 12, 7-10).

Dice San Pedro. "Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que, precipitados en el tártaro, los entregó alas cavernas tenebrosas, reservándolos para el juicio..." (2 Pe 2, 4). "No hay arrepentimiento para ellos después de la caída, como no hay arrepentimiento para los hombres después de la muerte " (San Juan Damasceno). Y el Nuevo Catecismo nos dice que no fue por un defecto de la Misericordia Divina que el pecado de los ángeles caídos no fuera perdonado, sino debido al carácter irrevocable de su elección (cf. NC #392 y #393).

V. ENSEÑANZAS DEL PAPA JUAN PABLO II SOBRE LA CAÍDA DE LOS "ÁNGELES REBELDES
Con una Catequesis dada en la Plaza de San Pedro, el 13 de agosto de 1986 y ratificada por el Nuevo Catecismo de la Iglesia Católica, el Papa expone la postura del Magisterio de la Iglesia frente a muchos errores que existen con relación a este tema.
Por una parte, están aquellos que niegan rotundamente la existencia de Satanás y del Infierno, y hay otros que, aún aceptando su existencia, sostienen que al Infierno no va nadie, porque Dios es infinitamente misericordioso, olvidando que Dios también es infinitamente justo y que el mismo Jesucristo nos advierte sobre la posibilidad de condenarnos (cf. Jn 3, 17; Lc 3, 17; Lc 16, 19-31; Mt 25, 31-46). Otros opinan que mencionándolo se asusta a la gente y que es mejor no poner el acento en lo negativo. Otros más piensan que al no mencionarlos se les tiene más lejos o se les hace perder la influencia que indudablemente tienen sobre el hombre y sobre el mundo entero (cl: NC #395). Hay quienes consideran que el Demonio no existe como un ser personal, sino más bien como un principio o una idea, como el "mal" en oposición al "bien"; o más en la línea del "New Age"- que el "mal" es lo que cada uno quiera creer que es.

Todas estas posturas contradicen la enseñanza de la Iglesia Católica (cf. NC #391-395 y 413-415), según lo expone el Papa Juan Pablo II en dicha Catequesis, basándose en la Sagrada Escritura (cf. Jn 5, 19; Mt 13, 38-39; Mt 17, 21; Mc 9,29; 1 Pe 5, 8) y en la que deja claramente asentadas, entre otras cosas, lo siguiente:

1. Satanás sigue tratando de tentar al hombre a insubordinarse contra Dios como lo hizo con nuestros primeros padres.

2. Satanás y los ángeles caídos tratan de ocultarse. Así pueden actuar mejor contra el hombre en el mundo.

3. El Padrenuestro, oración que Jesucristo nos enseñó, nos recuerda que estamos continuamente expuestos al Maligno: "no nos dejes caer en la tentación y líbranos del Mal - del Maligno". Dijo textualmente el Papa: "Veía yo caer a Satanás como un rayo"; frase de Jesús (Lc 10, 18) con la que el Señor afirma que el anuncio del reino de Dios es siempre una victoria sobre el Diablo... Interesarse por esto quiere decir prepararse al estado de lucha que es propio de la vida de la Iglesia en este tiempo final de la historia de la salvación, así como afirma el Apocalipsis (cl` 12, 17) ... El espíritu maligno trata de trasplantar en el hombre la actitud de rivalidad, de insubordinación a Dios. "Seréis como Dios" o "como dioses" ; fueron las palabras del tentador a los progenitores... Como efecto del pecado de los progenitores, este ángel caído que es Satanás ha conquistado en cierta medida el dominio sobre el hombre. Esta doctrina constantemente confesada y anunciada por la Iglesia, encuentra dramática expresión en la Liturgia del Bautismo cuando se pide al bautizado que renuncie al demonio y a sus seducciones ... En las Sagradas Escrituras Satanás es llamado "el príncipe de este mundo" (Jn 12, 31; 14, 30; 16, 11) e incluso el "dios de este siglo" (2 Cor 4, 4).

Encontramos muchos otros nombres que describen sus nefastas relaciones con el hombre: "Belcebú" o "Belial" "espíritu inmundo"; "tentador"; "maligno"y, finalmente, "anticristo"(1 Jn 4, 3). Se le compara a un `león"(1 Pe, 5, 8), a un "dragón" (en el Apocalipsis) y a una "serpiente" (Gn 3). Muy frecuentemente para nombrarlo se ha usado el nombre de "diablo"; del griego... que quiere decir: causar la destrucción, dividir, calumniar, engañar ... Y a decir verdad, todo esto sucede desde el comienzo por obra del espíritu maligno que es presentado en la Sagrada Escritura como una persona, aunque afirma que no está solo: "somos muchos", gritaban los diablos a Jesús en la región de los gerasenos (Mc 5, 9); "él diablo y sus ángeles"; dice Jesús en la descripción del juicio futuro (cf. Mt 25, 41) ...Según la Sagrada Escritura y especialmente el Nuevo Testamento, el dominio y el influjo de Satanás y de los demás espíritus malignos se extiende al mundo entero. Las impresionantes palabras del Apóstol Juan: "El mundo está todo bajo el maligno"(1 Jn 5,19) aluden también a la presencia de Satanás en la historia de la humanidad, una presencia que se hace más fuerte a medida que el hombre y la sociedad se alejan de Dios ... El espíritu del maligno puede "ocultarse" de forma más profunda y eficaz: pasar inadvertido corresponde a sus "intereses".
La habilidad de Satanás en el mundo es la de inducir a los hombres a negar su existencia en nombre del racionalismo y de cualquier otro sistema de pensamiento que busca todas las escapatorias con tal de no admitir la obra del Diablo ... Se trata de un conflicto entre las fuerzas oscuras del mal y las de la redención. Comprendemos así por qué Jesús en la plegaria que nos ha enseñado, el "Padre Nuestro", termina casi bruscamente, a diferencia de tantas otras oraciones de su tiempo, recordándonos nuestra condición de expuestos a las insidias del Mal - del Maligno: "No nos dejes caer en la tentación, líbranos del Maligno." (De la Catequesis del Papa Juan Pablo 11 en la Plaza de San Pedro, 13. 8. 1986)
.
Tags: angeles

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

21 Diciembre 2013

EL MUNDO DE LOS ÁNGELES. PARTE 2

Segunda Parte

COMUNICACIÓN CON "ÁNGELES": MANIFESTACIÓN DE LA NEW AGE

VI. COMUNICACIÓN CON "ÁNGELES": MANIFESTACIÓN DEL NEW AGE

De todo lo anteriormente expuesto, se desprende que los Ángeles están al servicio de Dios y es sólo por voluntad de Dios que pueden estar al servicio de nosotros, los hombres, para los fines tendientes a nuestra salvación; por lo tanto, los ángeles no están para complacer el capricho y la curiosidad de los seres humanos.

Entre las numerosas prácticas de la llamada NUEVA ERA o NEW AGE, o ERA DE ACUARIO, ha surgido una, con la que se pretende desarrollar facultades para hacer posible un encuentro con el mundo de los "ángeles". Se ha llamado a está práctica "Comunicación con los ángeles" o "Meditación con ángeles" o bien, "contactos angélicos".

En la actualidad, esta modalidad de "Canalización" -práctica que explicaremos más adelante- la cual intenta lograr contactos con "ángeles", ha tenido gran aceptación en varias partes del mundo.

La prensa informó de un gran foro esotérico celebrado en Madrid, España, específicamente en el Mercado Puerta de Toledo. Se trata del Foro Internacional de Ciencias Ocultas y Espirituales y, según la encargada de la librería de una conocida "tarotísta"Argentina, entre los temas que más atraen a la gente están losrituales mágicos, la Meditación con "ángeles", la sanación por imposición de manos, la astrología etc., junto con la venta de amuletos, ungüentos mágicos, péndulos, talismanes, demostraciones de artes adivinatorias como el Tarot y el esotérico I Ching, la Numerología, el Chamanismo y una extensa selección de documentos y publicaciones afines. Todas estas manifestaciones son consideradas como parte de lo que ha venido difundiendo el movimiento de la Nueva Era desde hace algún tiempo.

En los Estados Unidos, el tratar de establecer contacto con ángeles es una práctica que se difunde, mayormente, a través de libros que se encuentran en las secciones dedicadas a títulos del New Age en muchas librerías. Lo mismo sucede en algunos países de Europa.

Venezuela, no ha escapado del influjo de esta moda, que se presenta como "una forma de búsqueda espiritual a través de una evolución de la conciencia" y que tiene una gran semejanza con otros métodos usados por el movimiento de la Nueva Era o New Age, para llegar al mismo fin: los llamados "estados alterados de la conciencia.»

1. Motivaciones que tiene esta práctica

Sabemos por la Sagrada Escritura y por las enseñanzas de la Iglesia que el plan de Dios para los hombres es nuestra salvación, a través de Nuestro Señor Jesucristo, Redentor y Salvador de toda la humanidad. Las Escrituras nos dicen que Su Encarnación fue anunciada por el Ángel Gabriel; Su Nacimiento fue proclamado por los ángeles, los cuales estuvieron presentes también después de Su Resurrección, al lado del sepulcro vacío y en la Ascensión, anunciando Su próxima venida en gloria: anunciando el Reino de Cristo.

No obstante, en la actualidad, se pretende introducir la idea de que existen ciertos "ángeles" que traen un plan de Dios distinto al que ya nos fue revelado por el Señor: Un "plan" que lo que ellos llaman el "Cósmico" tiene para la humanidad, a través del cual estos "ángeles" informan a los seres humanos de la necesidad de lograr un cambio de sus estados de conciencia, para poder captar la "nueva realidad" o "cosmovisión emergente" que ellos anuncian. De esta manera, implementando las técnicas adecuadas, sería posible conseguir la transformación que prometen tales ángeles, los cuales anuncian una Nueva Era: "La Era de Acuario, cuando la humanidad se está esforzando cada vez más por buscar la Luz.

Es decir, que éste es un plan que pretende lograr una transformación del hombre, a través de un cambio de los estados de la conciencia, para sintonizarlos con la "nueva" realidad que traería consigo la Nueva Era de Acuario, la cual engloba todos los cambios que aseguran sufrirá el planeta en su evolución -como dicen- hacia esa nueva era, conjuntamente con los seres humanos que también hayan evolucionado a través de dichas técnicas.

Todo esto es parte de lo que proclama el movimiento New Age, apoyado en la creencia de que la Era de Piscis está próxima a terminar y por tanto, corresponde a la Era de Acuario hacer su aparición. Esto se basa en la Astrología, una pseudo-ciencia cuya práctica es condenada en la Biblia infinidad de veces. Así pues, este supuesto plan no tiene nada que ver con el plan de Dios para los hombres y tampoco se le puede llamar "plan divino".

En manuales que circulan sobre esta práctica, se asegura que los "ángeles" se están comunicando actualmente con los seres humanos de una forma muy distinta a como lo hicieron en el pasado; sin embargo, en dichos manuales se afirma también que en la Edad Media ya se conocía esta práctica en ciertas religiones, pero el secreto lo conocían únicamente los iniciados.

Es decir, que esto no es una novedad; y así es, en efecto, porque tales prácticas provienen de los gnósticos, secta herética cuya actividad se remonta a los inicios del Cristianismo. Al afirmar que sólo los iniciados conocían este secreto, se establece que es una práctica ocultista de grupos esotéricos que hacían ritos de iniciación para aceptar a sus miembros.

Mucho antes de la Edad Media, el propio San Pablo, alrededor del año 60 D.C., en su Epístola a los Colosenses, denunció una clase de Gnosticismo que enseñaba que los poderes angélicos, considerados por ellos mediadores entre Dios y los hombres por encima de Jesucristo, gobernaban el Cosmos. El Apóstol dice en su carta: "Que nadie os prive del premio a causa del gusto por ruines prácticas, del culto de los ángeles, obsesionado por lo que vio, vanamente hinchado por su mente carnal, en lugar de mantenerse unido a la Cabeza de la cual todo el Cuerpo, por medio de junturas y ligamentos, recibe nutrición y cohesión, para realizar su crecimiento en Dios... Tales cosas tienen una apariencia de sabiduría por su piedad afectada, sus mortificaciones y su rigor con el cuerpo; pero sin valor alguno contra la insolencia de la carne"(Col 2, 18-19 y 22).

Han habido igualmente, otros intentos de lograr esta comunicación con ángeles: El libro (pro New Age) llamado Nueva Era, que opera como una especie de guía o diccionario de todas las cosas afines al movimiento, dice lo siguiente en referencia al término de Ángel de la Guarda: "La idea del ángel de la guarda ha sido difundida de un modo espectacular por los ocultistas de la Nueva Era. Muchos de éstos creen que es ciertamente posible comunicarse con este ser, y que de ello se derivan poderes mágicos considerables"... Esta creencia ocultista proviene casi exclusivamente de un manuscrito muy curioso que data del siglo XV. "La magia sagrada o el libro de Abramelín el mago"... el libro describe una ceremonia que promete "conocer y conversar con el ángel de la guarda"... Esta ceremonia la comenzó pero no la concluyó Aleister Crowley, quien afirmó, sin embargo, que estableció contacto con su ángel de la guarda en una fecha posterior.

Crowley, considerado por los máximos exponentes de la Nueva Era como una gran influencia en el ramo de la experiencia ocultista, fue un mago que perteneció a la orden hermética pseudo masónica de "El Alba Dorada"; afirmaba ser el Anticristo así como las reencarnaciones del mago francés Eliphas Lévi y del malvado irlandés Edward Kelly. Fue calificado en su época como el hombre más perverso del mundo. En 1904, hallándose en El Cairo, Crowley aseguró haber tenido una experiencia visionaria en la que Aiwáz, su ángel de la guarda, le habría dictado una obra titulada The Book of Law (El Libro de la Ley), que anunciaba una "nueva era", el «Aeón de Horus», con el propio Crowley como su profeta. (ibíd.)

La idea de comunicarse con los ángeles obsesionó igualmente a los magos isabelinos, quienes trataron de lograrlo a través de la bola de cristal en el siglo XVI.

2. Métodos y Técnicas

En los manuales donde se describe el método para lograr la ansiada "comunicación angélica", se observa que esta práctica persigue el desarrollo de los llamados chakras, canalizando la energía a través de los mismos, con una serie de ejercicios derivados del yoga, más el recurso de la "meditación" con la recitación de un mantra específico, al estilo oriental del Budismo y el Hinduismo, junto con la visualización de mandalas, símbolos utilizados en el Tantrismo.

Es importante destacar que el concepto de "meditación" usado en las religiones orientales, no tiene semejanza alguna con el concepto de meditación cristiana.

¿Qué son estos recursos -mantras y mandalas- utilizados en las "meditaciones" que se hacen en dichas prácticas?

En este método se usa un mantra como medio de invocación a los "ángeles" y se afirma que el mismo fue entregado por dichos "ángeles" a los autores (tres norteamericanos) de un libro que trata sobre el tema. Normalmente, los mantras se usan para producir un ritmo pendular de la menté que va eliminando todo pensamiento hasta quedar la persona en estado similar al del trance hipnótico.

¿Qué es un mantra? La Enciclopedia Grolier lo define así: "Un mantra es una sílaba mística, o frase, usada en rituales y meditaciones en el Hinduismo y en el Budismo. Los mantras tienen una profunda afinidad con las deidades particulares o fuerzas espirituales que representan. Al entonarlos, el devoto establece un lazo de unión con diversas fuerzas o espíritus. Algunos mantras considerados sagrados, son versos en sánscrito de los Vedas [libros sagrados del Hinduismo].

¿Qué espíritus o fuerzas pueden invocarse con dichas sílabas o frases? A Dios y Sus ángeles se les invoca, no con mantras, sino simplemente hablándoles en forma sencilla y nunca oculta.

Bob Larson, escritor y conferencista norteamericano, dice que al entonar las sílabas del mantra, repetidamente, una y otra vez, las facultades neurosensoriales del cuerpo se fatigan y quedan paralizadas. Si el mantra se basa en un nombre de una deidad pagana o un principio espiritual, el efecto producido es más peligroso y puede inducir a estados de trance y alteración de la conciencia. El propósito de esta clase de meditación (con utilización de mantras) sería buscar la divinización y, el integrarse de la propia conciencia del individuo con la llamada Mente Universal. Esta idea deriva del concepto hinduista de Dios, en el que éste sería una fuerza impersonal, la mente universal o principio, del que todos los seres habrían emanado y al que todos volverían, para formar parte del mismo, una vez liberados de los ciclos "reencarnatorios" que creen los mantienen atados al mundo físico.

Los mandalas, por su parte, "son diagramas del Universo, usados con propósitos rituales en el Budismo Tántrico. El mandala consiste en un grupo de deidades cósmicas, sus símbolos o sílabas mágicas asociadas con ellas, dispuestas en uno o más círculos, rodeados de un cuadrado y orientados hacia los puntos de la brújula. Las imágenes de los mandalas se visualizan durante las prácticas de meditación.

La mayoría de los ejercicios indicados son similares a los usados en las técnicas de meditación yoga y en el Tantrismo, lo que no ofrece ninguna novedad; pues es el método usado para alterar los estados de conciencia en los individuos que los utilizan desde hace siglos.

Esta técnica de meditación, con la entonación de mantras y visualización de mandalas, provocaría estados alterados de la conciencia en las personas. Es decir, salirse del estado consciente en el que normalmente se está- y llegar a un estado de trance, similar al estado de trance hipnótico en el que no se está ya consciente, la mente está en blanco y en tal estado pueden suceder muchas cosas.

Todo esto está unido al concepto de que "todo es energía y los seres humanos son energía". Los "ángeles" son descritos también como "energía pura".

Se sabe que las citadas prácticas son utilizadas en el Hinduismo, el Budismo y sus derivaciones, para romper los llamados ciclos "reencarnatorios" que se tienen como una pesada carga para los individuos y que van de la mano con la teoría de vidas sucesivas pagando un karma que se arrastraría de una vida a otra. Es decir, tales prácticas están unidas a la creencia en la reencarnación, la cual tiene su origen en la filosofía monista que asume que "todo es parte de una sola sustancia envolvente" y por lo tanto "somos uno con la divinidad", sin hacer distinción entre el Creador y los seres humanos que somos criaturas Suyas.

Esta técnica viene aderezada con el mensaje que supuestamente traen tales "ángeles": "Alrededor del planeta, la gente está recibiendo el mensaje: `los ángeles están listos para llegar a nuestras vidas, siempre y cuando cada uno de nosotros lo haga posible con una evolución de la conciencia'." Es decir, que lograr dichos estados alterados de la conciencia es requisito indispensable para enterarse de lo que quieren los ángeles; pero el primer paso lo tienen que dar los seres humanos, pues se afirma que existe un "plan divino" (ya mencionado), en el que los hombres deben "buscar este acercamiento para colaborar como parte de ese plan".

Se dice también que: "los ángeles (aquellos con los que se ha establecido contacto a través de estas técnicas) diseñaron y entregaron este sistema para lograr la comunicación con ellos." (ibíd) Pero dicho sistema tiene por lo menos 26 siglos en instrumentación y su fin no es precisamente la comunicación con el Angel de la Guarda, como ya hemos visto, sino el romper los ciclos "reencarnatorios" en los que los hinduistas se creen atrapados como consecuencia de una ley que sienten inexorable y que llaman la ley del karma. Por lo tanto, es un método que procede del paganismo oriental y tiene un sentido ocultista indiscutible.

3. Conceptos ¿Cuáles son los conceptos más importantes que esta práctica trata de introducir en las personas?

1. "La certeza de que los seres humanos pueden establecer comunicación con los ángeles a través de técnicas como las descritas."

Comunicarse con un ángel es un deseo que muchas personas quisieran hacer realidad; pero eso no depende de nosotros, ni de técnicas o fórmulas específicas. Los ángeles, como hemos visto, no están esperando a que nosotros decidamos establecer contacto con ellos, pues no dependen de nosotros sino de Dios que es Su Creador y a Él sirven. Si una persona ha de recibir la visita de un ángel, siempre será a fin de que se cumpla un designio divino o para ayudar a dicha persona en una empresa especial, encomendada por Dios.

2. "La creencia de que la frecuencia de los ángeles es muy alta y que para comunicarse con los ángeles hay que modificar la `frecuencia' o `rata vibratoria humana."'

Cuando ha sucedido que un ángel se aparece a uno o a varios seres humanos, por encargo de Dios, esto ha sido de una manera inesperada, sencilla y espontánea, sin necesidad de ejercicios especiales, ni exigir a las personas un cambio de "frecuencia" o "rata vibratoria", términos por demás confusos e inexactos, con los que se pretende sugerir la necesidad de lograr un estado alterado de conciencia, similar al trance hipnótico y que obtendrían con la entonación adecuada de los mantras que se recomiendan. Simplemente, las personas hablan con el ángel directamente. Los ángeles no inventan métodos para que los seres humanos puedan comunicarse con ellos. Todas las cosas de Dios son sencillas.

3. "El sincretismo religioso: en todas las religiones existen ángeles y muchos de estos ángeles han dado mensajes a la humanidad."

Es cierto que casi todas las religiones mencionan a los ángeles; pero eso nada tiene que ver con la posibilidad de una comunicación con ellos; y mucho menos hay que aceptar todo lo que se les atribuye, puesto que se podría caer en contradicciones.

4. "La idea de que "el Cósmico" [léase Dios] tiene un plan para la humanidad que comunican estos ángeles y del que hay que enterarse a través de estos contactos."

¿Cuál es el plan de Dios?

El plan de Dios, establecido desde siempre, es que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad; verdad que nos ha sido revelada por Jesucristo, nuestro Dios y Salvador, el Redentor de toda la humanidad. Ese plan revelado por Dios, lo describe San Pablo en su Carta a los Efesios (cf. Ef 1, 3-14).
El plan de la Nueva Era, transmitido por presuntos "ángeles", es totalmente ajeno al plan de Dios.

5. "La teoría de que Todo es energía', por tanto, los seres humanos están hechos de energía, los ángeles son pura energía. Todos somos parte del todo." Además, que los seres humanos pueden integrarse a los ángeles al dejarse penetrar de su energía.

Esta idea se basa en el "Emanacionismo", que afirma que todo es emanado de un principio generador y los seres no son creados por Dios, sino emanados de ese principio o fuente energética (en este caso). También es afín al Monismo: "Todo es parte de una misma sustancia envolvente". Por lo tanto, "todos somos una misma cosa." Este concepto abarca a Dios. En el Monismo, todo sería parte de esa sustancia y todos seríamos, por tanto, "uno con la divinidad".

Al afirmar que todo es energía se implica a Dios en este concepto.

Pero la energía es impersonal y los seres humanos somos seres personales, al igual que los ángeles son seres personales. Dios es un Dios personal. La teoría de que todo es energía se opone al concepto de que somos personas. No somos energía Somos seres creados.
La teoría del Emanacionismo, que niega la creación hecha por Dios, ha sido condenada por la Iglesia como herejía, en el IV Concilio de Letrán y en el Concilio Vaticano I.

6. "La aseveración de que la comunicación con los ángeles se logra además, no por arte de magia sino a base de trabajo personal, para lograr la información necesaria en el proceso de la revelación de uno mismo."

La posibilidad de comunicarse con los ángeles no es un logro que se pueda producir a voluntad, ni con trabajo, ni con esfuerzos personales. Dios nos proporciona todo lo que necesitamos para nuestras vidas; y es que El sabe qué nos conviene y cuándo. Tratar de buscar y averiguar más allá de lo necesario, de lo que nos está dado, es comparable a la edificación de la Torre de BabeL El resultado: la confusión. (Son muchas las personas que después de haber participado en estas sesiones, han expresado una gran confusión con respecto a los ángeles y también dudas de fe).

7. "La afirmación de que los ángeles imparten el `estado de gracia'

Sólo el Espíritu Santo puede conferir la Gracia.

El Nuevo Catecismo dice: "El Espíritu Santo es "el principio de toda acción vital y verdaderamente saludable en todas las partes del cuerpo" (Pío XII. "Mysticy Corporis": DS 3808). Actúa de múltiples maneras en la edificación de todo el Cuerpo en la caridad (cf. Ef 4,16): por la Palabra de Dios, "que tiene el poder de construir el edificio" (Hch 20, 32), por el Bautismo mediante el cual forma el Cuerpo de Cristo (c£1 Co 12,13); por los sacramentos que hacen crecer y curan a los miembros de Cristo; por "la gracia concedida a los apóstoles que "entre estos dones destaca" (LG 7), por las virtudes que hacen obrar según el bien, y por las múltiples gracias especiales (llamadas "carismas" mediante las cuales los fieles quedan "preparados y dispuestos a asumir diversas tareas o ministerios que contribuyen a renovar y construir más y más la Iglesia" (LG 12; cf. AA3). (No. 798)
Los ángeles no son un sustituto del Espíritu Santo, Tercera Persona de la Santísima Trinidad.

8. "La creencia de que la eliminación de las faltas, defectos y pecados se logra siguiendo las indicaciones debidas, junto con algunos ejercicios."

El Espíritu Santo es quien confiere el perdón de los pecados. Vemos en Jn 20, 22-23: "Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les quedarán perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos„"

Los ángeles no pueden traer el perdón de las faltas y pecados a través de técnicas. Es por la acción de la gracia de Dios, recibida a través de los sacramentos que confieren el perdón de los pecados, que éstos nos son perdonados y que, al mismo tiempo, nos vamos fortaleciendo para resistir las tentaciones y evitar caer nuevamente. Con la gracia de Dios y nuestra voluntad dispuesta, vamos creciendo en virtudes que contrarrestan nuestros defectos y debilidades. La acción es de Dios; la disposición es nuestra

9. "La creencia en la reencarnación".

La reencarnación es una creencia que se opone a la doctrina de Jesucristo y niega todas las verdades de la fe, especialmente en lo referente a nuestra salvación, por ser una doctrina que asume la auto-redención del hombre, arrastrando sus pecados de una vida a otra, por la ley del karma.
La reencarnación fue condenada como herejía en el Concilio de Nicea, en el año 325 D.C.

10. "La idea de que no es necesario orar a Dios cuando se establece la comunicación con los ángeles."

La oración a Dios no puede sustituirse por nada. Es parte del culto que le tributamos a Dios, Ser Supremo, junto con la alabanza y la adoración que El merece y que todos le debemos. Los ángeles, aunque superiores a nosotros, no son sustitutos de Dios en nuestras vidas, ni nunca han pretendido serlo. Son servidores de Dios y le rinden el culto, la adoración y la alabanza que sólo a El son debidos.

Conclusión

Estos supuestos "ángeles" actúan de una manera muy diferente a la manera de actuar de los ángeles de Dios; pues parecen no conocer los designios del Todopoderoso sobre los hombres, ni cuál es el verdadero plan de Dios. Tratan de introducir en los seres humanos herejías y errores graves sobre la doctrina de Jesucristo, especialmente en cuanto se refiere a la salvación de los hombres.
El fin que se proponen con estos supuestos contactos, no es el crecimiento espiritual a través de un conocimiento más profundo de Dios y el aumento del amor hacia El por parte de los hombres. Además de ignorar todo lo referente a la venida del Reino de Cristo, al anunciar una nueva era de transformación para la humanidad mediante la evolución de los estados de conciencia, dichos "ángeles" se presentan como sustitutos del Espíritu Santo.
Al definirse como "energía pura", niegan la condición de seres personales de los ángeles de Dios, creados por El, los cuales no son energía ni esferas de luz.

¿Quiénes son, pues, estos supuestos "ángeles"?

San Pablo nos dice, hablando de los engañadores, que... "El mismo Satanás se disfraza de Ángel de luz"(2 Co 11, 14).

Nos advierte el Papa Juan Pablo II: "Hoy, más que nunca, son necesarias una gran prudencia y un gran equilibrio, porque como ya escribía San Pablo a Timoteo: "Vendrá un tiempo en que no soportarán la sana doctrina; antes bien, deseosos de novedades, se amontonarán maestros conforme a sus pasiones y apartarán los oídos de la verdad para volverlos a las fábulas..."(2 Tim 4, 3-4).

Lo peor de este sutil engaño es que viene disfrazado de búsqueda espiritual, camino de perfeccionamiento, con lo que se trata de sugerir una cercanía con Dios.

Esta práctica, evidentemente, es una forma más de introducir a la gente en las filosofías y prácticas de la Nueva Era, dándole un toque de confiabilidad por la cercanía que los ángeles siempre han tenido de Dios, el misterio que los rodea -hacia el que muchos se sienten atraídos y la espiritualidad que inspiran; además de nuestra creencia, desde niños, de la existencia de los "Ángeles de la Guarda".

La búsqueda de una verdadera espiritualidad no consiste en obtener información sobre nosotros mismos, ni liberarse de los pecados, males y faltas tratando de establecer comunicación con espíritus, como estos "ángeles", sino en buscar al Único y verdadero Dios por los medios adecuados y someter nuestra voluntad a Su Voluntad.

-`Channeling' o Canalización

La práctica de consultar o comunicarse con los espíritus está expresamente prohibida en la Biblia, en Deuteronomio 18, 11.

La práctica de invocar a presuntos "ángeles" se sitúa dentro de lo que la Nueva Era llama "channeling" o "canalización", la cual se asemeja a la práctica 'mediumnística' en que ambas pretenden aportar al mundo físico información proveniente de seres que proceden de un sub-mundo espiritual (mundo de las tinieblas, como diría San Pablo). La "canalización", sin embargo, no implica necesariamente caer en trance como sucede con la práctica mediumnística o espiritista y se diferencia de ella en que los médiumes se relacionan casi siempre con espíritus de los muertos, mientras que la "canalización" tiende a establecer contacto con unas llamadas "entidades" que dicen transmitir un mensaje para la humanidad y que llaman "ángeles", "extraterrestres", "guías espirituales" o "maestros ascendidos".

Hay que estar muy atentos al hecho de que, en numerosas ocasiones, se nos asegura que tal o cual "ángel" o que tal o cual "santo" o "santa", han hecho ciertas "revelaciones", las que, supuestamente, contienen mensajes o recomendaciones para la humanidad, pero en las que se afirman conceptos que contradicen la fe cristiana o se trata de involucrar a las personas en prácticas que las alejan de Dios.

Estas aparentes "revelaciones" provienen de la práctica de "canalizar entidades", que según aseguran los que han entablado comunicación con las mismas que en muchas ocasiones les han manifestado su identidad y que ésta incluye preferentemente a Jesús, la Santísima Virgen, San Pablo, Santa Teresa de Jesús, algunos Papas, ángeles, extraterrestres, "maestros ascendidos", personajes históricos y bíblicos, magos, brujos etc.

-Un Engaño Más:

¿Quién está detrás de este engaño? ¿Quién desea confundir a los cristianos y alejarlos de la verdad, poniendo en peligro su salvación eterna?

San Pablo señala lo siguiente: "El Espíritu dice claramente que en los Últimos tiempos algunos apostarán de la fe entregándose a espíritus engañadores y a doctrinas diabólicas"(1 Tm 4, 1).

Satanás y sus secuaces no tienen esperanza; los hombres sí. La felicidad es un deseo que está inscrito en el corazón del hombre; pero esta felicidad sólo se halla en la verdad, no en el engaño, pues éste encierra la privación del bien eterno.

¿En qué consiste el engaño del movimiento del New Age?

Todas sus prácticas son conducentes a que el hombre se crea poderoso, capaz de poder cambiar su destino, su vida, restaurar la salud, transformarse, ser feliz y no sufrir. Si a esto se añade el poder controlar su mente y la comunicación con el más allá, no hay límites para el hombre. Estas prácticas pretenden llevar a las personas a la realización de su propia divinización, fin que persigue este movimiento. Es la misma tentación con la que el demonio hizo caer al hombre: "Seréis como dioses" (Gn 3, 5).

El Catecismo de la Iglesia Católica (Nuevo Catecismo) nos habla de la última prueba de la Iglesia en el artículo 675:

"Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de muchos creyentes (cf. Le, 18-8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Le 21,12; Jn 15, 19-20) desvelará el "misterio de iniquidad" bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (2 Ts 2, 4-12;1 Ts 5, 2-3; 2 Jn 7; 1 Jn 2,18.22)."

¿Por qué se deja el hombre engañar?

El hombre quiere controlarlo todo, saberlo todo, solucionarlo todo; y por eso, es presa fácil del Engañador, del padre de la mentira. El Demonio es más astuto que el hombre y mientras éste niega su existencia o cree que puede detectar sus engaños, la actuación de Satanás se vuelve cada vez más sutil, revestida siempre de algo parecido a la verdad, o trata de copiar las acciones de Dios mismo para hacernos creer sus mentiras disfrazadas de bien. Es importante no dejarse llevar por lo novedoso, lo extraordinario, aunque se crea buscar con ello el bien, pues el resultado final puede ser muy doloroso para muchos, especialmente si se pierde la fe.

Pretender buscar, por otra vía, lo que únicamente podemos obtener por la gracia de Dios, es suplantar a Dios por otras criaturas o por nosotros mismos. El hombre es una criatura limitada, con tendencia a caer en el pecado y a sentir la embestida de las bajas pasiones por la huella que ha dejado en él el pecado original. Justamente por eso, el Señor nos da la ayuda de los Sacramentos, con los cuales y por la acción del Espíritu Santo nos confiere Su gracia.

Hemos de saber que podemos ser llevados a caer en errores que nos aparten de la verdad; es necesario estar alertas, orar, pidiéndole al Espíritu Santo la luz de la verdad.

Dios es Amor y Misericordia. Sólo en El está la verdad, la única verdad que nos ha revelado a través de Jesucristo, Nuestro Dios y Redentor, Camino, Verdad y Vida.

Tags: angeles

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo


Sobre mí

Avatar de revelacionesdediosymaria

REVELACIONES DE DIOS Y MARÍA

ver perfil »
contacto »

Contador web +++ BENDICIONES, LA LISTA CON TODOS LOS DOCUMENTOS DE ÉSTE BLOG PODÉIS ENCONTRARLA EN LA PARTE DE -SECCIONES-ARCHIVOS. OPCIÓN QUE APARECE AL FINALIZAR EL BLOG, AHí APARECEN TODOS LOS DOCUMENTOS COMPLETOS. +++ +++ SI DESEÁIS QUE PUBLIQUEMOS INFORMACIÓN SOBRE ALGÚN TEMA PODÉIS ESCRIBIRNOS A revelacionesdediosymariablog@ hotmail.es QUE CON MUCHO AMOR ACEPTAMOS TODAS LAS SUGERENCIAS EN CUANTO A TEMAS DE FORMACIÓN, PARA CRECIMIENTO ESPIRITUAL, PARA GLORIA DE DIOS Y BIEN DE VUESTRAS ALMAS. +++

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera