Publicidad:
La Coctelera

REVELACIONES DE DIOS Y MARÍA

AMAR EN LA VERDAD A LA SANTA IGLESIA Y CONOCER SU DOCTRINA, SER FIEL AL SEÑOR EN LA FE VERDADERA, CAMINAR CON MARÍA REINA EN ESTOS ÚLTIMOS TIEMPOS.

8 Julio 2014

NO A UNA MISERICORDIA INJUSTA

La defensa del vínculo hasta la indisolubilidad es entonces el modo como Dios ofrece su misericordia sobre el MATRIMONIO... queda claro que, para un cristiano que quiere vivir de su fe, mantener una nueva unión contraria al «vínculo sacro» del matrimonio es un atentado de grave injusticia contra el vínculo divino que permanece, por lo que no cabe allí aplicar una pretendida misericordia, que sería injusta y por eso mismo falsa.

En alguna ocasión negar la misericordia es el único modo de defenderla de su adulteración. El Cardenal Kasper lo afirma con claridad en su libro Misericordia: «Una posterior falta de comprensión grave de la misericordia es la que induce a desatender en nombre de la misericordia, el mandamiento divino de la justicia (...) No podemos aconsejar, por una falsa misericordia, que alguien aborte» (p. 221). Una misericordia injusta no es misericordia. No se puede atentar contra la dignidad humana en nombre de la misericordia.

Por eso mismo, para hablar de misericordia en relación con el matrimonio es muy importante entender bien qué realidad de dignidad humana está implicada en esta institución. No cabría misericordia alguna que atentase contra dicha dignidad. Este bien es lo que la tradición cristiana ha denominado vínculo y es precisamente lo que ha considerado el sujeto real de la indisolubilidad que se atribuye al matrimonio. Es el modo como el Concilio Vaticano II define el matrimonio como una realidad trascendente: «Este vínculo sagrado, en atención al bien tanto de los esposos y de la prole como de la sociedad, no depende de la decisión humana» (GS 48), por lo que lo califica de indisoluble (n. 50). Es un término intrínsecamente unido a la doctrina del matrimonio, pues el Concilio de Trento se sirve de él en sus cánones 5 y 7 sobre este sacramento. Pero no se debe entender como una expresión ajena al amor. El mismo amor en su verdad une las personas mediante vínculos estables. El teólogo Kasper en su libro Teología del matrimoniohabla así: «En el vínculo de la fidelidad el hombre y la mujer encuentran su estado definitivo. Se convierten en «un solo cuerpo» (Gn 2,24; Mc 10,8; Ef 5,31), esto es, un nosotros-persona» (1978, 26).

Es decir, cuando se habla de justicia respecto de la relación hombre y mujer sacramental se refiere al respeto de esta dignidad intangible. Cualquier acercamiento a la pastoral matrimonial con el nombre de la misericordia debe saber determinar la realidad del vínculo, si existe o no. Sin esta aclaración previa cualquier posible actitud misericordiosa sería claramente contraria a la justicia. El mismo Cardenal Kasper parece hacerse eco de ello cuando afirma: «La indisolubilidad de un matrimonio sacramental y la imposibilidad de un nuevo matrimonio durante la vida del otro partner «forma parte de la tradición de fe vinculante de la Iglesia que no puede ser abandonada o disuelta apelando a una comprensión superficial de la misericordia a bajo precio».

Por eso mismo, parece extraño que en la larga relación del mismo Cardenal Kasper en el último consistorio no afronte en ningún momento este argumento. Es más, que hable de guardar la justicia sin referirse nunca alvínculo sacramental como el bien de justicia a defender en el matrimonio cristiano, rechazando cualquier ofensa al mismo. Esto es más notorio en cuanto que el lenguaje de la Familiaris consortio acerca del tema de los divorciados que buscan una nueva unión se refiere explícitamente a este vínculo sacramental (nn. 83-84), que es la base para el documento posterior de la Congregación para la Doctrina de la Fe que precisamente salía para considerar inaceptable la propuesta de los obispos de la alta Renania, entre los que se encontraba entre otros el mismo Kasper, sobre los divorciados vueltos a casar.

Extraña todavía más que, al referirse el cardenal a este vínculo indisoluble que atribuye a San Agustín, no haga la menor mención de remitir tal indisolubilidad a su fundación divina. Más bien sus palabras son de duda: «Hoy muchos tienen dificultad para comprenderla. No se puede entender esta doctrina como una especie de hipóstasis metafísica al lado o sobre el amor personal de los cónyuges; por otra parte no se agota en el amor recíproco y no muere con él (GS 48; EG 66)». Es extraño que ese modo negativo de hablar del vínculo y que destaca la dificultad de comprensión actual, no tome un paralelo muy sencillo de comprender que ayuda precisamente a iluminar su valor sacramental. Es decir, el bautismo, sacramento esencial de la fe, que permanece a pesar de la apostasía. Permanece precisamente como principio de misericordia defidelidad de Dios a sus promesas, tal como dice San Pablo: «aunque yo sea infiel, Él permanece fiel porque no puede negarse a sí mismo».

Este don indisoluble del bautismo es entonces precisamente la expresión de la misericordia de Dios en el don indisoluble de ser hijo, que el mismo Cristo expone como el principio dramático de la parábola del hijo pródigo.

La defensa del vínculo hasta la indisolubilidad es entonces el modo como Dios ofrece su misericordia sobre el matrimonio. «Su vínculo de amor se convierte en imagen y símbolo de la Alianza que une a Dios con su pueblo» (FC 12). Esto une de forma muy directa el vínculo indisoluble del matrimonio con el amor de los esposos dentro de una clara «primereidad» de la gracia (para usar el neologismo del Papa Francisco) y como un modo de guiar su libertad.

Pero queda claro que, para un cristiano que quiere vivir de su fe, mantener una nueva unión contraria al «vínculo sacro» del matrimonio es un atentado de grave injusticia contra el vínculo divino que permanece, por lo que no cabe allí aplicar una pretendida misericordia, que sería injusta y por eso mismo falsa.

Esto es muy importante, porque es el modo como Juan Pablo II habló en sus Catequesis sobre el amor humano de la «redención del corazón» para indicar la presencia de la gracia en el matrimonio que hace capaz de vivir sus exigencias y como luego Benedicto XVI señala que «A la imagen del Dios monoteísta corresponde el matrimonio monógamo. El matrimonio basado en un amor exclusivo y definitivo se convierte en el icono de la relación de Dios con su pueblo y, viceversa, el modo de amar de Dios se convierte en la medida del amor humano» (DCE 11).

La definitividad de la Alianza matrimonial por encima de la debilidad humana no es un «yugo» como un peso insoportable, sino ese «yugo suave» que nos une a Cristo porque lo lleva con nosotros. Es la expresión real de la Nueva Alianza y la que supera por la gracia la «dureza del corazón» que permitía el divorcio, como Jesucristo dice. El argumento real de la misericordia, que encontramos en cambio ausente en la relación del cardenal alemán, llega a conclusiones contrarias a las que él apunta.

El razonamiento precedente no es algo extraño, proviene de los dos últimos Pontífices, que han dado un espacio enorme a la consideración de la misericordia divina en la nueva evangelización; por eso no deja de sorprender la ausencia de cualquier rastro de alusión a estas interpretaciones. Es más, se pueden ver frases tomadas literalmente del libro que hizo Kasper sobre la familia hace más de treinta años (el año 1978) del que remite los argumentos e incluso del que toma la propuesta que presenta (cfr. p. 68). Se trata de una formulación muy antigua, anterior a Familiaris consortio, que ignora casi todo lo que se ha dicho después en el Magisterio y la teología. En este sentido, llama la atención que se sigue citando el libro de Cereti, que no tuvo ninguna recepción entre los patrólogos por lo absolutamente forzado de sus argumentos. El gran patrólogo jesuita Crouzel rechaza la tesis de Cereti y califica el libro «un gran bluff». Un bluff que en cambio ahora se resucita y puede ocasionar graves daños a la Iglesia. Las pocas referencias bibliográficas a las que aduce son de esa época. Incluso se da el caso de que uno de los autores citados se retractó tras la publicación de la Familiaris consortio de las afirmaciones que Kasper cita a su favor.

Es decir, al menos el Cardenal tenía que haber tenido en mente esta propuesta contraria a la suya, que se fundamenta de forma muy directa en la misericordia, pero que ve precisamente la indisolubilidad del vínculo como el gran don del amor divino a los esposos y su defensa un testimonio real en el mundo de la presencia del Amor entre los hombres.

La consecuencia es obvia, no se puede plantear la pretendida «solución pastoral» que ha propuesto en su relación el cardenal Kasper, sin aclarar antes la existencia del vínculo. Por el modo de razonar podría pensarse que el cardenal duda de la realidad de la permanencia del vínculo cuando no hay razones humanas que la sostienen. Pero si esto es así, es necesario tener la honestidad intelectual de proponer esto explícitamente como el problema real a afrontar, pues no es correcto querer presentar la «solución» como una cuestión de tolerancia pastoral, que no va más allá del debate casuístico entre el rigorismo y el laxismo, cuando lo que en verdad pone en juego un patrimonio doctrinal asentado, unánimemente atestiguado por la Tradición más que milenaria de la Iglesia.

Como conclusión a lo dicho, parece claro que lo que se pone en verdad en cuestión en la propuesta de Kasper es la existencia o no del vínculo indisoluble, pero eso no es solo un argumento pastoral, por lo que va en contra de la intención reiteradamente proclamada por el Papa Francisco de no querer cambiar nada en la doctrina. Hay que decir también que, desde luego, un Sínodo no es el lugar adecuado para discutir en realidad un tema doctrinal de tal alcance. Si esto es así, o se retira la propuesta en su formulación por impropia ya que olvida los más elementales argumentos contrarios, o se propone discutir la cuestión central atacada por algunos teólogos; pero fuera de un ámbito sinodal. En definitiva, teológicamente hablando, lo que ha propuesto el cardenal Kasper es un paso en falsoporque ha ocultado precisamente la cuestión fundamental. Él ha puesto sobre la mesa una profunda cuestión doctrinal y es necesario que todo obispo que vaya al Sínodo entienda en su justo alcance doctrinal los elementos claves de la propuesta revolucionaria.

La simple base de una cierta constatación de que hubiera existido alguna tolerancia en los primeros siglos con los divorciados, es de una debilidad patente, por lo ambiguo de las afirmaciones, aunque únicamente señale las que testimonian esta tolerancia. Es un error confundir misericordia y tolerancia, y una vez que en la Iglesia occidental se asentó la doctrina del vínculo como modo de expresión real de la sacramentalidad del matrimonio se comprendió la imposibilidad de una tolerancia respecto de una grave injusticia.

Esta misericordia, entonces, orienta también el modo como la Iglesia es signo efectivo del perdón de Dios. El perdón es la forma cómo la misericordia cura la herida causada por la infidelidad. Curar esa herida, como bien ha indicado el Papa Francisco, debe ser el objetivo privilegiado de toda pastoral. La unión profunda entre misericordia y fidelidad que el cardenal reconoce como un signo de la revelación divina, expresa cómo Dios revela el sentido de la conversión movida por la misericordia como dirigida a la restauración de la Alianza original. Es la verdad que ha de ser vivida por los esposos en su alianza sacramental. Quien permanece fiel al matrimonio, aunque haya sido injustamente abandonado de modo irreversible, está ofreciendo con su fidelidad un altísimo testimonio de la posibilidad de perdón que hace posible la gracia. Se convierte así en testigo privilegiado de la misericordia.

Así como el Dios que hace Alianza con su pueblo, al que quiere perdonar del pecado de la idolatría, no tolera ningún ídolo, como indica la analogía estrechísima entre monoteísmo y monogamia enseñada por el Papa Benedicto XVI. La conversión del que ha sido infiel al vínculo contraído sólo es verdadera si rompe cualquier otro presunto vínculo que sea contrario al primero, al menos en lo que ataña a su significado esponsal.

Ese es el perdón que viene de la misericordia auténtica, que no es mera tolerancia y está muy lejos de la cuestión casuística de la alternativa entre rigorismo y laxismo. Es la verdadera medicina que cura la grave herida de la infidelidad. La única medicina eficaz que el «hospital de campaña» que debe ser la Iglesia puede ofrecer si no quiere traicionar a los heridos y engañar a los sanos. Sólo así el pecado de adulterio deja de ser el único pecado que podría perdonarse sin arrepentimiento ni conversión.



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37


EN EL AMOR DE MARIA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD: AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+, DESCIENDAN SOBRE USTED Y LOS SUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD. AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

Tags: matrimonio

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

8 Julio 2014

EN DEFENSA DE LA EUCARISTÍA

Importantísima entrevista, versión completa, hecha a Mons. Athanasius Schneider

En la entrevista el Obispo de Astana, Kazajistán, responde a temas que hoy están en pleno debate en la Iglesia como es el caso de los divorciados vueltos a casar y temas fundamentales a la liturgia como la necesidad de adoración, unción, respeto frente a la desacralización general. Temas todos que trata con la valentía propia del verdadero pastor, enamorado de Cristo, de su Iglesia y del rebaño que, no lo olvidemos, pertenece a Cristo. He aquí la entrevista llevada a cabo por la periodista Sarah Atkinson que en parte publicó el Catholic Herald:

Entrevista con el Obispo Athanasius Schneider, Obispo Auxiliar de Astana, Kazajistán:

Mons Schneider: Por mi conocimiento y experiencia, la herida más profunda de la crisis actual de la Iglesia es la herida eucarística; los abusos del Santísimo Sacramento. Muchas personas están recibiendo la Sagrada Comunión en un estado objetivo de pecado mortal ... Esto se está extendiendo en la Iglesia, especialmente en el mundo occidental. Hay gente que muy rara vez van a la Santa Comunión con una preparación suficiente. Algunas personas que acuden a la Santa Comunión viven en situaciones morales irregulares, que no se corresponden con el Evangelio. Parejas amancebadas, divorciados vueltos a casar, casados por lo civil, los cuales sin embargo van a recibir la Santa Comunión. Creo que esta es una situación muy, muy grave.

También está la cuestión de la recepción objetivamente irreverente de la Sagrada Comunión. La denominada nueva manera moderna de recibir la Sagrada Comunión directamente en la mano es muy grave, ya que expone a Cristo a una enorme banalidad, por no hablar del hecho grave de la pérdida de fragmentos eucarísticos. Nadie puede negar esto. Y los fragmentos de la hostia consagrada son aplastados por los pies. ¡Esto es horrible! ¡Nuestro Dios, pisoteado en nuestras iglesias! Nadie puede negarlo.

Y esto está sucediendo a gran escala. Para una persona con fe y amor a Dios es un fenómeno muy grave. No podemos seguir como si Jesús como Dios no existiera, como si sólo existiera el pan. Esta práctica moderna de la Comunión en la mano no tiene nada que ver con la práctica de la Iglesia antigua. La práctica moderna de la recepción de la Comunión en la mano contribuye gradualmente a la pérdida de la fe católica en la presencia real y de la transubstanciación. Un sacerdote y un obispo no pueden decir que esta práctica no está mal. Aquí está en juego lo más santo, lo más divino y concreto que hay en la tierra.

Pregunta: ¿No considera que usted está sólo defendiendo esto?

Mons Schneider: Estoy realmente triste sintiéndome como alguien gritando en el desierto. La crisis eucarística por el uso moderno de la Comunión en la mano es tan evidente. No es una exageración. Es hora de que los obispos eleven sus voces por Jesús Eucarístico, quien no tiene voz para defenderse. Esto es un ataque contra el Santo de los santos, un ataque a la fe eucarística.

Por supuesto que hay personas que reciben la Santa Comunión en la mano con mucha devoción y fe, pero son una minoría. La gran masa, sin embargo, están perdiendo la fe a través de esta forma tan banal de tomar la Santa Comunión como si fuera un alimento común, como una patata o un pastel. Tal manera de recibir la sagrada comunión aquí en la tierra no es sagrada, y destruye con el tiempo la profunda toma de conciencia y la fe católica en la presencia real y la transubstanciación.

Pregunta: ¿está yendo la Iglesia en la dirección opuesta hacia la que usted va?

Mons Schneider: Parece que la mayor parte del clero y los obispos están contentos con este uso moderno de la Comunión en la mano y no se dan cuenta de los peligros reales relacionados con esta práctica. Para mí esto es increíble. ¿Cómo es posible esto, cuando Jesús está presente en cada partícula de la Hostia? Un sacerdote y un obispo deben decir: "Tengo que hacer algo, por lo menos para reducir gradualmente esto. Haré todo lo que pueda hacer". Lamentablemente, sin embargo, son miembros del clero los que están haciendo propaganda del uso moderno de la Comunión en la mano y, a veces, prohíben recibir la Comunión en la boca y de rodillas. Incluso hay sacerdotes que discriminan a los que se arrodillan para recibir la Santa Comunión. Esto es muy, muy triste.

También hay un robo cada vez mayor de Hostias a causa de la distribución de la Comunión directamente en la mano. Hay una red, un negocio, del robo de Sagradas Hostias y esto se ve grandemente muy facilitado por la Comunión en la mano.

¿Por qué yo, como sacerdote y obispo, expongo a Nuestro Señor a tal peligro, a tal riesgo? Cuando estos obispos o sacerdotes [que aprueban de la Comunión en la mano] tienen algún objeto de valor nunca lo exponen a un gran peligro de que se pierde o sea robado. Protegen su casa, pero que no protegen a Jesús y permiten que sea robado fácilmente.

Pregunta: Respecto al cuestionario previo al sínodo de la familia, la gente está esperando grandes cambios.

Mons. Schneider: Hay en este asunto mucha propaganda de los medios de comunicación de masas. Tenemos que ser muy cuidadosos. Existen medios de comunicación oficialmente anti-cristianos en todo el mundo. En casi todos los países las noticias tienen el mismo contenido, con la excepción quizás de los países africanos y asiáticos o en el Este de Europa. Sólo a través de Internet pueden expresarse tus propias ideas. Demos gracias a Dios que existe internet.

La idea de los cambios en el matrimonio y las leyes morales que se harían en el próximo sínodo de obispos en Roma, en su mayoría provienen de los medios de comunicación anti-cristianos. Y algunos del clero y católicos están colaborando con ellos en la difusión de las expectativas del mundo anticristiano de cambiar la ley de Dios sobre el matrimonio y la sexualidad. Es un ataque por el mundo anti-cristiano y es muy trágico y triste que algunos clérigos estén colaborando con ellos. Para argumentar a favor de un cambio de la ley de Dios utilizan en una especie de sofisma con el concepto de misericordia. Pero en realidad esto no es misericordia, es crueldad.

No es misericordia, por ejemplo, si alguien tiene una enfermedad que lo dejemos en un estado miserable. Esto es crueldad. Yo no le daría, por ejemplo, azúcar a un diabético, sería cruel de mi parte. Me gustaría tratar de sacar a alguien de esta situación y darle otras comida. Tal vez a ellos no les guste, para empezar, pero será mejor para ellos. Aquellos clérigos que quieren admitir a los divorciados casados de nuevo a la Santa Comunión operan con un falso concepto de la misericordia. Es comparable con un médico que da azúcar al paciente, aunque sabe que lo matará. El alma es más importante que el cuerpo.

Si los obispos admiten a los divorciados vueltos a casar a la Santa Comunión , estarían confirmándolos en sus errores a los ojos de Dios. Los obispos cerrarán así la voz de sus conciencias, empujándolos aún más en la situación irregular en que viven sólo por el bien de esta vida temporal, olvidando que después de esta vida, sin embargo, vendrá el juicio de Dios.

Este tema será discutido en el sínodo. Esto está en la agenda. Pero espero que la mayoría de los obispos que todavía tienen mucho espíritu católico y fe rechacen la propuesta de referencia y no acepten esto.

Pregunta: ¿Cuál es la crisis que menciona?

Mons. Schneider: Es una crisis más amplia que la recepción del Santísimo Sacramento. Creo que esta cuestión de la recepción de la Sagrada Comunión por los divorciados vueltos a casar va a explotar y mostrar la verdadera crisis en la Iglesia. La verdadera crisis de la Iglesia es el antropocentrismo, olvidando el cristocentrismo. De hecho, este es el mal más profundo, cuando el hombre o el clero están poniéndose a sí mismos en el centro cuando están celebrando la liturgia y cuando están cambiando la verdad revelada de Dios, por ejemplo, relativa al Sexto Mandamiento y la sexualidad humana.

La crisis se manifiesta también en la manera en que el Señor eucarístico es tratado. La Eucaristía es el corazón de la Iglesia. Cuando el corazón está débil, todo el cuerpo es débil. Así que cuando la práctica en torno a la Eucaristía es débil, entonces el corazón y la vida de la Iglesia es débil. Y cuando las personas no tienen una visión más sobrenatural de Dios en la Eucaristía y empieza la adoración del hombre, y luego también la doctrina cambiará según el deseo del hombre.

Esta crisis es cuando nos ponemos, incluidos los sacerdotes, en el centro y cuando Dios se pone en una esquina y esto está sucediendo también materialmente. El Santísimo Sacramento esta a veces en un sagrario lejos del centro, mientras que la silla del sacerdote está en el centro. Ya hemos estado en esta situación durante 40 o 50 años y existe el peligro real de que Dios y sus mandamientos y leyes se pongan en en el lado y el hombre por deseo natural en el centro. Hay conexión causal entre la Eucaristía y la crisis doctrinal.

Nuestro primer deber como seres humanos es adorar a Dios, no a nosotros, sino a Él. Por desgracia, la práctica litúrgica de los últimos 40 años ha sido muy antropocéntrica. La participación en la liturgia, en primer lugar, no se trata de hacer cosas, sino orar y adorar, amar a Dios con toda nuestra alma. Esta es la verdadera participación, estar unidos con Dios en tu alma. La participación exterior no es esencial.

La crisis es realmente esto: no hemos puesto a Cristo o Dios en el centro. Y Cristo es Dios encarnado. Nuestro problema hoy es que guardamos la encarnación. La hemos eclipsado. Si Dios permanece en mi mente sólo como una idea, esto es gnóstico. En otras religiones, por ejemplo, Judíos, musulmanes, Dios no se encarna. Para ellos, Dios está en el libro, pero Él no es concreto. Sólo en el cristianismo, y realmente en la Iglesia Católica , la encarnación es plenamente efectiva y tenemos que hacer hincapié de esto, por tanto, también en cada punto de la liturgia. Dios está aquí y realmente presente. Así que cada detalle tiene un significado.

Estamos viviendo en una sociedad no cristiana, en un nuevo paganismo. La tentación de hoy para el clero es adaptarse al nuevo mundo para el nuevo paganismo, ser colaboracionistas. Nos encontramos en una situación similar a la de los primeros siglos, cuando la mayoría de la sociedad era pagana y el cristianismo fue objeto de discriminación.

Pregunta: ¿Piensa usted que puede ver esto por su experiencia en la Unión Soviética?

Mons. Schneider: Sí, sé lo que es ser perseguido por dar testimonio de que eres cristiano. Somos una minoría. Estamos rodeados de un mundo pagano muy cruel. La tentación y el reto de hoy en día se pueden comparar con los primeros siglos. Se pidió a los cristianos aceptar el mundo pagano y mostrar esto quemando un grano de incienso frente a la estatua del emperador o de un ídolo pagano. Pero esto era idolatría y ningún buen cristiano ponía ningún grano de incienso allí. Preferían dar la vida, incluso niños y laicos fueron perseguidos y dieron sus vidas. Lamentablemente hubo en el primer siglo miembros del clero y hasta obispos que ponían granos de incienso en la estatua del emperador o de un ídolo pagano, e incluso que entregaron los libros de la Sagrada Escritura para ser quemados. Tales cristianos y clérigos colaboracionistas fueron llamados en aquellos tiempos "thurificati" o "traditores".

Ahora, en nuestros días la persecución es más sofisticada. Católicos o miembros del clero no están pidiendo que pongamos un poco de incienso delante de un ídolo. Sería sólo material. Ahora, el mundo neo-pagano quiere que tomemos sus ideas, como la disolución del sexto mandamiento de Dios, con el pretexto de la misericordia. Si algunos clérigos y obispos comienzan a colaborar con el mundo pagano hoy en esta disolución del sexto mandamiento y en la revisión de la forma en que Dios creó al hombre y la mujer, entonces son traidores a la fe, que están participando en última instancia, en el sacrificio pagano.

Pregunta: ¿Se puede ver venir una división en la Iglesia?

Mons. Schneider: Desgraciadamente, desde hace algunas décadas algunos clérigos han aceptado estas ideas del mundo. Ahora, sin embargo ellos están siguiéndolas públicamente. Si esto continúa, creo, habrá una división inte rior de la Iglesia de los que son fieles a la fe de su bautismo y de la integridad de la fe católica. Habrá una división con los que están asumiendo el espíritu de este mundo y será una clara división, creo. ¿Puede uno imaginarse que los católicos que permanecen fieles a la verdad católica inmutable puedan, por un tiempo, ser perseguidos o discriminados, incluso en nombre de los que tiene el poder en las estructuras exteriores de la Iglesia? Pero las puertas del infierno, es decir, de la herejía, no prevalecerán contra la Iglesia y el Magisterio Supremo seguramente emitirá una declaración doctrinal inequívoca, rechazando cualquier tipo de colaboración con las ideas neo-paganas de cambiar, por ejemplo, el sexto mandamiento de Dios, el significado de la sexualidad y de la familia. Entonces algunos "liberales", y muchos colaboradores con el espíritu de este mundo, muchos modernos "thurificati et traditores" saldrán de la Iglesia. Porque la verdad Divina sin resistencia trae la aclaración, nos hará libres, y se separará en medio de la Iglesia a los hijos de la luz divina y los hijos de la de la pseudo-luz de este mundo pagano y anticristiano. Puedo presumir que tal separación afectará a cada nivel de los católicos: laicos e incluso sin excluir el alto clero. Esos clérigos que aceptan hoy el espíritu del mundo pagano en la moral y la familia se declaran católicos e incluso fieles al Papa. Incluso declaran extremistas los que son fieles a la fe católica o aquellos que promueven la gloria de Cristo en la liturgia.

Pregunta. ¿Que siente cuando declaran que usted es un extremista?

Mons. Schneider: No he sido declarado oficialmente como tal. Yo diría que estos clérigos no se encuentran en la mayoría, sino que han adquirido una gran influencia en la Iglesia. Se las arreglaron para ocupar algunos puestos clave en algunas oficinas de la Iglesia. Sin embargo, este no es el poder a los ojos de Dios. Verdaderamente poderosos son los más pequeños en la Iglesia, los que conservan la fe.

Estos pequeños de la Iglesia han sido abandonados y descuidados. Han mantenido la pureza de su fe y representan el verdadero poder de la iglesia a los ojos de Dios, y no los que están en la administración. Gracias a Dios, el número de estos pequeños está creciendo.

Hablé por ejemplo, con los jóvenes estudiantes en Oxford y estaba impresionado por estos estudiantes, estaba muy contento de ver la pureza de la fe y sus convicciones, y la mente católica clara. Estos ejemplos y grupos están creciendo en la Iglesia y esta es la obra del Espíritu Santo que renovará la Iglesia. Así que me siento confiado y esperanzado también respecto de esta crisis en la Iglesia. El Espíritu Santo va a ganar esta crisis con este pequeño ejército.

No estoy preocupado por el futuro. La Iglesia es la Iglesia de Cristo y Él es la cabeza real de la Iglesia, el Papa sólo es el Vicario de Cristo. El alma de la Iglesia es el Espíritu Santo y Él es poderoso. Sin embargo ahora estamos experimentando una profunda crisis en la Iglesia como ocurrió varias veces en dos mil años.

Pregunta. ¿Va a empeorar antes de mejorar?

Schneider: Tengo la impresión de que va a ser peor. En algún momento las cosas tienen que ir a las profundidades y luego se verá el colapso de este sistema antropocéntrico, de oficina, que está abusando del poder la administración eclesiástica, abusando de la liturgia, abusando de los conceptos de Dios, abusando de la fe y la piedad de los más pequeños en la Iglesia.

Entonces veremos el resurgir de una Iglesia renovada. Esto ya se está preparando. Entonces este edificio clerical liberal se colgará hacia abajo porque no tienen raíces ni frutos.

Pregunta. Algunas personas dicen que está preocupado por cosas sin importancia, ¿qué pasa con los pobres?

Mons. Schneider: Esto es erróneo. El primer mandamiento que Cristo nos dio fue a adorar sólo a Dios. La liturgia no es una reunión de amigos. Es nuestra primera tarea adorar y glorificar a Dios en la liturgia y también en nuestra manera de vivir. A partir de una verdadera adoración y el amor de Dios crece el amor por los pobres y al prójimo. Es una consecuencia. Los santos en dos mil años de la Iglesia, eran todos muy devotos y piadosos, y a la vez muy misericordiosos con los pobres y su cuidado.

En estos dos mandamientos están todos los demás. Pero el primer mandamiento es amar y adorar a Dios, y que se realiza de una manera suprema en la sagrada liturgia. Cuando usted está descuidando el primer mandamiento, entonces usted no está haciendo la voluntad de Dios, estás agradando a ti mismo. La felicidad es para cumplir la voluntad de Dios, no para cumplir con nuestra voluntad.

Pregunta. ¿Cuánto tiempo pasará antes de que se renueve a la Iglesia?

Mons. Schneider: Yo no soy un profeta. Sólo podemos suponer. Pero, si nos fijamos en la historia de la Iglesia, la crisis más profunda fue en el siglo IV, que era el arrianismo. Esta fue una tremenda crisis, todo el episcopado, casi todos, colaboraron con la herejía. Sólo algunos obispos se mantuvieron fieles, se podían contar con los dedos de una mano. Esta crisis duró más o menos 60 años.

Veamos también la terrible crisis del llamado siglo oscuro, el siglo X, cuando el papado fue ocupado por algunas familias romanas muy malas e inmorales. Ellos ocuparon la silla papal con sus hijos corruptos, y fue una crisis terrible.

El próximo período de daño ha sido el llamado exilio de Aviñón y fue muy perjudicial para la Iglesia, provocando el gran cisma occidental. Todas estas crisis duraron de 70 a 80 años y fueron muy dañinas para la Iglesia.

Ahora estamos, diría yo, en la cuarta gran crisis, en una tremenda confusión en la doctrina y la liturgia. Ya llevamos así 50 años. Tal vez Dios tenga misericordia de nosotros dentro de 20 o 30 años. Sin embargo, tenemos toda la belleza de las verdades divinas, del amor divino y la gracia en la Iglesia. Nadie puede quitarme esto, ningún sínodo, ningún obispo, ni siquiera un Papa puede quitar el tesoro y la belleza de la fe católica, de Jesús Eucaristía, de los sacramentos. La doctrina inmutable, los principios litúrgicos inmutables, la santidad de la vida constituye el verdadero poder de la Iglesia.

Pregunta. Nuestro tiempo es visto como una era mucho más liberal en la Iglesia.

Mons. Schneider: Tenemos que orar para que Dios guíe a su Iglesia en esta crisis y nos de apóstoles de la Iglesia valientes y santos. Necesitamos defensores de la verdad y defensores de Jesús Eucaristía. Cuando un obispo está defendiendo a las ovejas y defendiendo a Jesús en la Eucaristía, este obispo está defendiendo a los más pequeños en la Iglesia, no a los poderosos.

Pregunta. Entonces, ¿no le importa ser impopular?

Mons. Schneider: Es muy insignificante ser popular o impopular. Para cada clérigo el primer interés es ser popular a los ojos de Dios y no a los ojos de hoy o de los poderosos. Jesús dijo una advertencia: ¡Ay de ustedes cuando la gente habla bien de usted!.

La popularidad es falsa. Jesús y los apóstoles rechazaron la popularidad. Los grandes santos de la Iglesia, por ejemplo, Santo Tomás Moro y John Fisher, rechazaron la popularidad y son grandes héroes. Y los que hoy están preocupados con la popularidad de los medios de comunicación y la opinión pública, no serán recordados en la historia. Ellos serán recordados como cobardes y no como héroes de la fe.

Pregunta. ¿Los medios tienen grandes expectativas de Papa Francisco.

Mons. Schneider: Gracias a Dios, el Papa Francisco no se ha expresado de esta manera que los medios de comunicación esperan de él. Él ha hablado hasta ahora, en sus homilías oficiales, muy hermosa doctrina católica. Espero que continuará enseñando de manera muy clara la doctrina católica.

Pregunta. ¿Que opina de compartir la Santa Comunión con los anglicanos y los demás?

Mons. Schneider: Esto no es posible. Hay diferentes religiones. La Sagrada Comunión no es un medio para lograr la unidad. Es el último paso, no el primer paso. Sería una profanación del Santísimo. Por supuesto, tenemos que ser uno. Sin embargo, tenemos diferencias en las creencias, algunas diferencias sustanciales. La Eucaristía es un signo de la unidad más profunda. Sería una mentira, sería contradictorio con la lógica compartir la Santa Comunión con los no católicos.

El ecumenismo es necesario para estar en contacto con nuestros hermanos separados, para amarlos. En medio del desafío del nuevo paganismo, podemos y tenemos que colaborar con no católicos serios defendiendo la verdad divina revelada y la ley natural creada por Dios.

Sería mejor no tener una estructura de este tipo cuando el Estado rige la vida de la Iglesia, tales como el nombramiento de los clérigos u obispos. Esta práctica de una iglesia estatalsería perjudicial para la propia Iglesia. En Inglaterra, por ejemplo. el estado gobierna la Iglesiade Inglaterra. Tal influencia estatal puede corromper la iglesia espiritual y teológicamente, entonces es mejor no ser una Iglesia de Estado.

Pregunta. Y las mujeres en la Iglesia.

Mons. Schneider: Las mujeres son llamadas el sexo débil, dado que son físicamente más débiles, sin embargo, son espiritualmente fuertes y más valientes que los hombres. Es valiente para dar a luz. Por lo cual Dios le dio a la mujer un coraje que un hombre no tiene.

Por supuesto, ha habido muchos hombres valientes en las persecuciones. Sin embargo, Dios ama a elegir los más débiles para confundir a los poderosos. Por ejemplo, las mujeres Eucarística, del que ya os hablé en mi libro Dominus est, trabajaron en sus familias y ayudando a los sacerdotes perseguidos de una manera muy excepcional. Ellas nunca se hubieran atrevido a tocar a la sagrada Hostia con sus dedos. Ellas se niegan a leer incluso una lectura durante la misa Mi madre, por ejemplo, que todavía vive en Alemania, 82 años de edad, cuando fue por primera vez a Occidente, ella se sorprendió, escandalizado, ver a las mujeres en el presbiterio durante la Santa Misa El verdadero poder de la mujer cristiana y católica es el poder de ser el corazón de la familia, Iglesia doméstica, tener el privilegio de ser la primera que da el alimento para el cuerpo de su hijo y también para ser lal primera que da el alimento a las almas de los niños, la enseñanza de la primera oración y las primeras verdades de la fe católica. La profesión más prestigiosa y hermosa de una mujer es ser madre, y sobre todo ser una madre católica.



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37


EN EL AMOR DE MARIA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD: AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+, DESCIENDAN SOBRE USTED Y LOS SUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD. AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

3 Julio 2014

EL MAYOR EXPERTO EN SIDA DE HARVARD DA LA RAZÓN A LA IGLESIA SOBRE EL PRESERVATIVO

Edward Green afirma que promocionando el preservativo se provoca una "mayor tasa de contagios"; la realidad enmascara intereses de multinacionales, organismos internacionales y gobiernos.

Edward Green, el máximo experto en Sida de la universidad de Harvard, afirma que existe "una relación entre una mayor disponibilidad de preservativos y una mayor tasa de contagios de Sida". De esta forma el científico avala las palabras que un día dijo el Papa Benedicto XVI en el avión que le llevó a Camerún en las que afirmó que la postura de la Iglesia es que el problema del Sida "no se puede resolver simplemente con la distribución de preservativos: al contrario, existe el riesgo de aumentar el problema".

En una entrevista con el National Review Online, Green (Que NO se declara católico ni contrario al preservativo) afirma: "El Papa tiene razón. Nuestros mejores estudios muestran una relación consistente entre una mayor disponibilidad de preservativos y una mayor (no menor) tasa de contagios de Sida".

Asimismo el científico, director del ‘Proyecto de Investigación de Prevención del Sida' de Harvard, ha constatado que "las evidencias que tenemos apoyan sus comentarios (los del Papa). No podemos asociar mayor uso de preservativos con una menor tasa de Sida".

El experto alerta sobre la causa de este fenómeno con el conocido "comportamiento desinhibido": "Cuando se usa alguna tecnología para reducir un riesgo, como el preservativo, a menudo se pierden los beneficios asumiendo un mayor riesgo que si uno no usara esa tecnología".

Las palabras de Green y por lo tanto las del Santo Padre remiten a obviedades sobre el contagio de la enfermedad del VIH. Sin embargo portavoces de gobiernos como el de Alemania, Francia o España criticaron la posición de la Iglesia y las palabras de Benedicto XVI.

Edward Green es un médico antropólogo con más de 30 años de experiencia en países en desarrollo, investigación, comunicación y cambio de comportamiento y educación para la salud. Su experiencia incluye el Sida y enfermedades de transmisión sexual, planificación familiar, atención primaria de la salud materna y salud infantil y los programas de cáncer. Ha publicado cinco libros y es autor de más de 250 estudios e informes técnicos. Próximamente publicará Sida e ideología donde denuncia cómo la industria recibe millones de dólares en concepto de la promoción el uso del preservativo, medicamentos y tratamientos para el Sida y donde afirma que el cambio de comportamiento es la solución.

Estadísticas exageradas para destinar más fondos

El Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH/Sida (ONUSIDA) admitió el pasado enero haber inflado las cifras de infectados de Sida en el mundo después de que los doctores Edward Green, Daniel Halperin y James Chin aportaran evidencias científicas.
Los analistas han confirmado que esta estrategia habría estado beneficiando a la industria del Sida que constantemente solicita más fondos.
James Chin fue jefe del Programa de Sida de la Organización Mundial de la Salud (OMS) entre 1987 y 1997 y los doctores Edward Green y Daniel Halperin son antiguos miembros de la Agencia estadounidense para el desarrollo internacional y para el Sida (USAID). El diario estadounidense The Washington Post precisa en una noticia que los científicos "acumularon y publicaron buena parte de la evidencia que eventualmente forzó a las Naciones Unidas a admitir públicamente los serios errores en sus números sobre el Sida".
El doctor Chin afirma que a pesar de las modificaciones los números siguen siendo elevados. El virólogo afirma que en el mundo hay 25 millones de enfermos de Sida mientras que ONUSIDA sostiene que son 33 millones.
La experta Helen Epstein, autora de un reciente y polémico libro sobre la lucha contra el Sida afirmó en declaraciones a The Washington Post que en la ONU había "una tendencia al alarmismo", que tal vez, según sugiere Epstein, "encaja con cierta agenda para recaudar fondos".

El diagnóstico manipulado del Sida

En África el diagnóstico de la enfermedad del Sida a un paciente se realiza a través de los síntomas -bajas defensas, enfermedades oportunistas, etcétera-. Este tipo de diagnóstico es del todo impreciso. Multitud de expertos y científicos han denunciado que a través de esta práctica se diagnostica como Sida lo que simplemente es hambre.
Esto constituye una estrategia manipuladora para cambiar el nombre a los problemas. Se hace pasar por el drama del Sida lo que es hambre en un Tercer Mundo víctima de un capitalismo salvaje. Esta estrategia genera millones de inversiones públicas que abaratan los medicamentos y benefician a los grandes grupos farmacéuticos.
El modelo de la lucha contra el Sida en África se enfoca desde Occidente a través del envío de fármacos y la distribución de preservativos frente a una educación sexual integral y las mejoras sanitarias y alimentarias de la población.

El modelo de Uganda, el más exitoso

Edward Green opina que el modelo en la lucha contra el Sida sigue siendo el escogido por Uganda que en los años 80 inició una campaña que fomentaba la monogamia entre parejas bajo el lema "quédate con tu pareja o sé fiel". Green constata como en el país africano los programas "han intentado modificar los comportamientos sexuales a un nivel más profundo".
Según la OMS, Uganda tiene el descenso más espectacular de infectados por el Sida ya que pasó de tener 1.100.000 enfermos en 2001 a 940.000 en 2007, pero si constatamos el porcentaje de los últimos 17 años pasa de casi un 14% a un 5,4%. En África Uganda consta de un contingente numeroso de cristianos en su población y no ha basado su estrategia en la lucha contra el Sida en el uso del preservativo sino en el rescate de la familia tradicional africana.
"Los programas patrocinados por los más importantes donantes no han promovido la monogamia, ni siquiera la reducción de diferentes parejas. Es difícil entender por qué", sostiene Green y añade: "Imagínese que se pusieran sobre la mesa 15 millones de dólares para luchar contra el cáncer de pulmón. Sin duda tendríamos que estudiar el comportamiento de los fumadores: consejos para dejar de fumar, o al menos reducir los cigarrillos al día".

El Papa subrayó que la monogamia era la mejor respuesta al Sida en África, lo cual constata Green cuando afirma que "nuestras investigaciones muestran que la reducción del número de parejas sexuales es el más importante cambio de comportamiento asociado a la reducción de las tasas de contagio del Sida".

Al mismo tiempo ONUSIDA reconoció este mes de marzo que "el inicio más tardío de la vida sexual y la fidelidad entre las parejas" son parte de las acciones preventivas para evitar el contagio del virus del VIH. El organismo insistió en el uso del preservativo aunque constató que "no existen fórmulas mágicas" por lo que admitió la necesidad de tomar en cuenta "patrones de conducta" como la fidelidad y el inicio tardío de las relaciones sexuales.

Las pautas reconocidas como las más fiables a la hora de la prevención del contagio del Sida son las divulgadas por la OMS y la antigua administración Bush conocidas como el "ABC" (Abstinence, Being faithful and using Condoms -"abstinencia, ser fiel y usar condones"-) de ello se hizo eco la revista científica The Lancet en 2004.

Los fallos del preservativo

El Hospital de Badalona, pionero en España en repartir píldoras del día después, confirmó los datos del Hospital del Mar de Barcelona que explicaban que el 80% de las usuarias de la píldora admitían haber sufrido fallos en el preservativo.
En el Hospital del Mar de Barcelona 7 de cada 10 chicas que pidieron la píldora postcoital entre 1994 y 2002 reconocieron que se les había "roto el preservativo". Miquel Ángel Checa del Servicio de Ginecología y Obstetricia del centro sanitario publicó un estudio recogiendo estos datos en la publicación Contraception, de las 5.656 mujeres que pidieron la píldora, 4.524 explicaron que el profiláctico les falló.

Los famosos y las campañas

Las campañas contra el Sida a través del preservativo que promueven las administraciones y los organismos internacionales son un escaparate mundial para que los famosos encuentren un cauce de promoción y publicidad. Actores de Hollywood, futbolistas, cantantes y políticos recorren el continente africano fotografiándose en campañas promocionales no solamente contra la lucha del Sida.
Recientemente la ONU ha elegido al futbolista del Arsenal inglés, el togolés Emmanuel Adebayor para "combatir la epidemia del Sida" como embajador del Sida en África para concienciar a los jóvenes africanos. Desde ONUSIDA se afirma que "estrellas del deporte como Adebayor representan excelentes modelos de comportamiento para el grupo demográfico de jóvenes entre 15 y 24 años, que son la mejor esperanza para detener el avance de la epidemia".
Adebayor hará pareja con el alemán Michael Ballack jugador del Chealsea inglés con el que protagonizó una pelea en la final de la Carling Cup de hace dos temporadas. La ONU no ha considerado que este hecho sea impedimento para representar la buena voluntad en el continente negro.
Otros famosos que colaboran con las Naciones Unidas en campañas para prevenir la propagación del virus son la actriz Naomi Watts, la princesa Estefanía de Mónaco y el actor Rupert Everett, entre otros.

El tratamiento del Sida por parte de los gobiernos y los organismos internacionales refleja un proceso de enmascaramiento donde confluyen los intereses de las multinacionales, las campañas de famosos y la pobreza. De lo cual no se debe deducir que el preservativo sea inútil sino que por sí solo no soluciona el problema del virus del Sida sino que lo puede extremar, lo cual es lo que manifestó Benedicto XVI en su viaje pastoral a África.



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37


EN EL AMOR DE MARIA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD: AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+, DESCIENDAN SOBRE USTED Y LOS SUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD. AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

Tags: sida

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

27 Junio 2014

LETANÍAS DE PODER PARA LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

- Santo, Santo, Santo, Dios uno y trino ahora y por toda la eternidad.

- Santo, Santo, Santo, Dios creador de todo lo visible e invisible.

- Santo, Santo, Santo, Dios Salvador del universo.

- Santo, Santo, Santo, Dios Santificador de todo lo creado.


- Poderoso, Eterno, Omnipotente, Glorioso, Sempiterno, Majestuoso, Omnisciente Dios del Cielo y de la tierra, Gloria y Alabanza a tu Santo nombre.

- A ti oh Divina y Majestuosa Trinidad con todos los bienaventurados del cielo: rendimos honor y gloria y pedimos misericordia para estos últimos tiempos.

- Oh Trinidad Santa en el corazón purísimo de María Reina: tu Hija Madre y Esposa Santa, vivimos refugiados en estos últimos tiempos orando que se haga en la humanidad y en tu Iglesia tu santa y bendita voluntad.


- Trinidad Santa, tened misericordia de nosotros en los últimos tiempos.

- Trinidad santa, tened piedad de nosotros, en los últimos tiempos

- Trinidad Santa, tened compasión de nosotros en los últimos tiempos

- Trinidad Santa, conservadnos en los últimos tiempos

- Trinidad Santa, protegednos en los últimos tiempos

- Trinidad Santa, abrazadnos en los últimos tiempos

- Trinidad Santa, salvadnos en los últimos tiempos

- Trinidad Santa, custodiadnos en los últimos tiempos

- Trinidad Santa, selladnos en los últimos tiempos

- Trinidad Santa, amparadnos en los últimos tiempos

- Trinidad Santa, defendednos en los últimos tiempos

- Trinidad Santa, libradnos en los últimos tiempos


- Dios Padre celestial, ten piedad de nosotros en los últimos tiempos

- Dios Hijo Redentor del mundo, ten piedad de nosotros, en los últimos tiempos.

- Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros, en los últimos tiempos

- Santa María, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Hija del Padre, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Madre del Hijo, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Esposa del Espíritu Santo, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Madre de Dios y Madre nuestra, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Inmaculada, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Virgen de las vírgenes, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Asunta Virgen María, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Reina del cielo y de la tierra, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Reina de los corazones, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- Santa María, refugio nuestro, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Reina, amparo nuestro, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Virgen, poderosa, Ruega por nosotros en los últimos tiempos


- Santos Coros de los Ángeles, Rogad por nosotros en los últimos tiempos

- Santos Serafines.(se repite el verso en todas las siguientes)

- Santos Querubines............

- Santos Tronos..............

- Santos Principados........

- Santas Dominaciones........

- Santas Potestades...........

- Santas Virtudes.........

- Santos Arcángeles.........

- Santos Ángeles...........

- San Miguel, Jefe de la milicia celestial, Ruega por...........

- San Miguel, patrono de la Santa Iglesia, Ruega por...........

- San Miguel, poderoso defensor de los hijos de Dios, Ruega por...........

- San Gabriel, mensajero de la voluntad de Dios, Ruega por..........

- San Rafael, guía de los cristianos, Ruega por...........

- Santos Ángeles Guardianes, Rogad por ...............

- Todos los santos coros de los espíritus bienaventurados, Rogad por...........

- Santos Ángeles, luchad a nuestro lado en los últimos tiempos

- Santos Ángeles, cuidadnos en los últimos tiempos

- Santos Ángeles, cubridnos en los últimos tiempos

- Santos y Santas de Dios.... Rogad por nosotros en los últimos tiempos

- Santos y Santas de Dios ...Fortalecednos en los últimos tiempos

- Santos y Santas de Dios...Guiadnos en los últimos tiempos

- S Patriarcas. Rogad por nosotros en los últimos tiempos

- S Jueces (se repite el verso en todas las siguientes)

- S Reyes.........

- S Profetas...................

- S Evangelistas..........

- S Apóstoles........

- S Discípulos del Señor......

- S Inocentes............

- S Mártires............

- S Mujeres............

- S Religiosos..........

- S Vírgenes............

- S Monjes..............

- S Ermitaños.........

- S Papas............

- S Obispos.............

- S Sacerdotes.........

- S Diáconos..........

- S Doctores...........

- S Pastores..........

- S Místicos..........

- S Varones.........

- S Viudas..............

- S Confesores......

- S Reyes........

- S Castos..........

- S Patronos...........

- S Eucarísticos.........

- S Monjes del desierto..........

- S Exorcistas...........

- S Adoradores........

- Santos y Santas de Dios.........

- San Abel el justo, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- San Noe, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- San Abraham, Ruega por nosotros en los últimos tiempos

- San Isaac (se repite el verso en todas las siguientes)

- San Jacob,

- S. José de Israel,

- S Moisés,

- S Josué,

- S Samuel,

- S David,

- S Jeremías,

- S Isaías,

- S Daniel,

- S Ezequiel,

- S Oseas,

- S Joel,

- S Amos,

- S Abdias,

- S Jonas,

- S Miqueas,

- S Nahum,

- S Habacuc,

- S Sofonias,

- S Ageo,

- S Zacarías,

- S Malaquias,

- S Elías,

- S elíseo,

- San Juan Bautista,

- Santa Isabel,

- S Zacarías,

- San José,

- San Pedro,

- San Pablo,

- San Andrés,

- San Juan,

- Santo Tomás,

- Santiago,

- San Felipe,

- San Bartolomé,

- Santiago Menor,

- San Mateo,

- San Simón,

- San Tadeo,

- San Matías,

- San Bernabé,

- San Lucas,

- San Marcos,

- San Esteban,

- San Timoteo

- San Tito

- San Lino

- San Anacleto

- San Clemente

- San Evaristo

- San Sixto

- San Lorenzo,

- San Vicente,

- San Fabián,

- San Sebastián,

- San Juan mártir,

- San Pablo mártir,

- San Cosme,

- San Damián,

- San Gervasio

- San Protasio

- Santa Perpetua

- Santa Felicidad

- San Ireneo

- San Silvestre,

- San Gregorio,

- San Ambrosio,

- San Agustín,

- San Jerónimo,

- San Martín,

- San Nicolás,

- San Antonio,

- San Benito,

- San Bruno

- San Braulio

- San Valero

- Santa Engracia

- San Bernardo,

- Santo Domingo,

- San Francisco,

- Santa María Magdalena,

- Santa Agueda,

- Santa Lucía,

- Santa Inés,

- Santa Cecilia,

- Santa Catalina,

- Santa Anastasia

- San Charbel

- Santa Eulalia

- Santa Filomena

- S Francisco Javier

- San León Magno

- San Gregorio Magno

- S Ignasio de Antioquia

- S Ignacio de Loyola

- S Juan Bosco

- S Juan de la cruz

- San Francisco de Asis

- Santa Clara de Asis

- Santa Laura Montoya

- Sta. Juana Francisca

- S Fco de Sales

- S Martín de Porres

- San Pedro Claver

- S Cura de Ars

- S Pedro José Eymard

- S Teresa de Ávila

- S Teresita del Niño Jesús

- S Padre Pío

- S Faustina

- San Nicolás de Tolentino

- S Vicente de Paul

- S Antonio de Padua

- Santo Tomas de Aquino

- Santo Domingo

- S Brigida

- S Camilo Lelis

- S Felipe Neri

- San Pablo Miki

- S Atanasio

- S Juana de Arco

- S Policarpo de Esmirna

- S Rita de Casia

- San Juan Macias

- San Jorge

- San Pablo de la Cruz

- S Calixto

- S Brigida

- San Bonifacio

- S Alfonso de Ligorio

- Santa Catalina Laboure

- S Lorenzo

- San Juan Diego

- S Juan Pablo II

- B Ana Catalina

- B Tomas de Kempis

- B Mariano de Jesus Euse

- B Teresa de Calcuta

- Santos y Santas de Dios.... Rogad por nosotros en los últimos tiempos

- Santos y Santas de Dios ...Fortalecednos en los últimos tiempos

- Santos y Santas de Dios...Guiadnos en los últimos tiempos

- Santa Iglesia purgante.....Rogad por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Iglesia purgante.....Orad por nosotros en los últimos tiempos

- Santa Iglesia purgante.....Interceded por nosotros en los últimos tiempos

- Muéstratenos propicio oh Trinidad Santa, Misericordia en los Últimos tiempos

- Muéstratenos propicio Padre Creador, Perdónanos en los últimos tiempos

- Muéstratenos propicio Señor Salvador, Ten piedad en los últimos tiempos

- Muestratenos propicio Espíritu Santificador, Redimidnos En los últimos tiempos

- Contra las Fuerzas de espíritus caídos infernales, Protegednos y Libradnos en los últimos tiempos

- De lucifer. Protegednos y Libradnos en los últimos tiempos

- De satanás (se repite el verso en todas las siguientes)

- De los demonios .........

- De los coros y jerarquías satánicas

- De la soberbia de lucifer

- De la envidia de leviatan

- De la pereza de belfegor

- De la ira de satanás

- De la gula de behemont

- De la avaricia de mammon

- De la lujuria de asmodeo

- De toda clase de demonios

- De todo espíritu inmundo

- De las asechanzas del demonio

- De la posesión satánica

- De la infestación

- De la vejación

- De la opresión

- De la presión

- De la esclavitud

- De la contaminación

- De la tentación

- De los agentes satánicos

- De los maleficios

- De los enemigos del alma y del cuerpo

- De todo mal,

- De todo pecado,

- De toda iniquidad

- De toda perversidad de los demonios

- De toda astusia de los demonios

- Oh Trinidad Santa aplaca tu ira, tu justicia y tu rigor:

- De tu ira, libradnos y protegednos Señor en los ultimos tiempos

- De tu cólera santa.............

- De la muerte súbita e imprevista,

- De la cólera, del odio y de toda mala intención,

- Del espíritu de fornicación, lujuria e impureza

- Del espíritu de poder, tener y placer demoniacos

- De las calamidades espirituales q se avecinan

- De las calamidades naturales que se avecinan

- De las calamidades materiales que se avecinan

-De las catástrofes naturales

-Del rayo y de la tempestad,

-Del azote de los terremotos,

-De las inundaciones

-De la peste, del hambre y de la guerra,

-De la muerte eterna en el infierno


- Por el poder de la Sagrada Escritura, tu Palabra Divina: Cuidadnos en los últimos tiempos

- Por el poder del Antiguo testamento, tu Palabra Divina: Protegednos en los últimos tiempos

- Por el poder del Nuevo Testamento, tu Palabra Divina: Selladnos en los últimos tiempos

- Por el poder de las Santas Profecías Bíblicas , tu Palabra Divina: Amparadnos en los últimos tiempos

- Por el misterio de la Santa Encarnación de tu hijo, Cubridnos en los últimos tiempos

- Por tu venida, Protégenos en los últimos tiempos.

- Por tu natividad

- Por tu bautismo y santo ayuno,

- Por tu cruz y tu pasión,

- Por el poder de tus santas llagas

- Por tu muerte y sepultura,

- Por tu santa resurrección,

- Por tu admirable ascensión,

- Por la venida del Espíritu Santo, nuestro Consolador,

- Por los santos mandamientos

- Por los santos sacramentos

- Por los santos misterios del rosario

- Por el Santo amor de María Reina de los corazones

- Por los Dolores de la Santísima Virgen

- Oh Señor, Uno y Trino, Nosotros pecadores, te rogamos óyenos en los últimos tiempos (se repite el verso en todas las siguientes)

- Que nos perdones,

- Que nos seas indulgente,

- Que te dignes conducirnos a verdadera penitencia,

- Que te dignes convertirnos

- Que tengas misericordia de nosotros

- Que tengas piedad de nosotros

- Que tengas compasión de nosotros

- Oh Señor, Uno Y Trino, que te dignes regir y gobernar tu Santa Iglesia, te rogamos mantennos firmes en la verdad en los últimos tiempos (se repite el verso en todas las siguientes)

- Que te dignes conservar a tu Iglesia en la Unidad, Santidad, Catolicidad y Apostolicidad,

- Que te dignes conservar en tu Santa Religión al Sumo Pontífice y a la Jerarquía Eclesiástica,

- Que te dignes conservar en tu Santa Verdad al Sumo Pontífice,

- Que te dignes conservar en tu Santa Verdad a los Obispos

- Que te dignes conservar en tu Santa Verdad a los Sacerdotes

- Que te dignes conservar en tu Santa Verdad a las ordenes Religiosas

- Que te dignes conservar en tu Santa Verdad a los Cristianos Católicos

- Oh Señor, Uno Y Trino, que te dignes abatir a los enemigos de la santa Iglesia, te rogamos piedad en los últimos tiempos (se repite el verso en todas las siguientes)

- Que te dignes conceder a los reyes y príncipes cristianos la paz y la verdadera concordia,

- Que te dignes conceder la paz y la unión a todo el pueblo cristiano,

- Que te dignes devolver a la unidad de la Iglesia a los que viven en el error,

- Que te dignes traer a la luz Del Evangelio a todos los infieles,

- Que te dignes fortalecernos y conservarnos en tu Santo servicio,

- Que levantes nuestro espíritu al deseo de las cosas celestiales,

- Que concedas a todos nuestros bienhechores la recompensa de los bienes eternos,

- Que libres nuestras almas, las de nuestros parientes y bienhechores, de la condenación eterna,

- Que te dignes darnos y conservar las cosechas de la tierra,

- Que te dignes conceder el descanso eterno a todos los fieles difuntos,

- Que te dignes escucharnos, Hijo de Dios.

- Que te dignes cuidarnos en los últimos tiempos

- Que te dignes sellarnos en los últimos tiempos

- Que te dignes salvarnos en los últimos tiempos

- Que te dignes fortalecer nuestra fe, esperanza y caridad en los últimos tiempos

- Que te dignes darnos fidelidad en los últimos tiempos

- Oh Señor, Uno Y Trino, que te dignes conservarnos en la Fe verdadera cuando se generalice en la Iglesia la apostasía y la herejía, te rogamos piedad Señor en estos últimos tiempos.

- Que te dignes custodiarnos cuando se instaure el nuevo orden mundial dirigido por el demonio y sus agentes de iniquidad y se instaure el gobierno de la iniquidad y la falsa religión, te lo pedimos suplicantes en estos últimos tiempos.

- Que te dignes librarnos del sello de la bestia infernal y permanecer fieles en la verdadera fe hasta la muerte, te lo pedimos oh Señor en estos últimos tiempos.

- Que te dignes alimentarnos con el CUERPO, LA SANGRE, EL ALMA Y LA DIVINIDAD de tu HIJO amado cuando se instaure la abominación de la desolación en el templo sagrado, te lo pedimos escúchanos por tu gran amor y misericordia en estos últimos tiempos.

- Que te dignes por tu gran piedad, que no nos falte el Alimento Eucarístico, la presencia Real de tu Hijo, en los tiempos de persecución y de gran apostasía, te lo pedimos oh Gran Señor.

>-Que te dignes refugiarnos y protegernos en los últimos tiempos, cuando el hijo de la iniquidad, el anticristo guiado por el demonio, reine sobre el mundo con el error y la mentira, la herejía y la apostaasìa, y con falsos signos en el cielo y en la tierra haga caer a la mayor parte de la humanidad y de la iglesia, te lo pedimos oh Señor por tu gran piedad.

- Que te dignes sellarnos con tu gracia, cuando el hijo de la iniquidad se siente en el mismo trono de San Pedro y lleve al error a la mayoría de los cristianos, te pedimos misericordia.

- Que te dignes mantenernos fieles a tu Iglesia en la Sagrada Escritura, la Tradición y el Magisterio cuando se instaure el reinado del anticristo y la falsa religión e iglesia en el mundo, te lo pedimos en los últimos tiempos.

- Que te dignes refugiarnos el el Corazón de María Madre de la Iglesia, la Señora de los últimos tiempos, la Mujer vestida de sol, y así como Iglesia fiel prepararnos para combatir al dragón infernal infiltrado en la Iglesia misma y en el mundo, te lo pedimos piedad Señor.

- Que te dignes en los últimos tiempos mantenernos en la esperanza de la fe verdadera con la total certeza que el demonio y su maldad no triunfaran y serán vencidos por tu poder y tu majestad , te lo pedimos en los últimos tiempos.

- Que te dignes dar paz a nuestros corazones para vivir en la fe, la esperanza y el amor como Iglesia, tu Divina Misericordia y refugiados en el Corazón de María esperar tu victoria y tu reinado sobre nosotros, ven Señor que te esperamos, Ven Señor que te esperamos. Ven Señor que te esperamos.


- Por tu poder oh Trinidad Santa, Ten misericordia en los últimos tiempos

- Por tu poder creador ......Líbranos Señor en los últimos tiempos

- Por tu poder salvador......Séllanos.......

- Por tu poder santificador......Defiéndenos......

- AVE María Purísima Hija del Padre, Libranos del demonio en los últimos tiempos

- AVE María Purísima Madre del Hijo............

- AVE María Purísima Esposa del Espíritu Santo........

- Oh María Reina de los corazones........Somos tuyos hoy y por la eternidad.

- Oh Maria Reina de los corazones........Por siempre vivimos en tu corazón

- Oh María Reina de los corazones........En tu corazón nos refugiamos

En María y con Maria vivimos los últimos tiempos para ti Señor Creador, Señor Salvador, Señor Santificador.

Oh Dios uno y Trino Te amamos, te amamos, te amamos en estos últimos tiempos y por siempre en el corazón de María Reina de los corazones.

Oh Trinidad Santa: Padre, Hijo y Espíritu Santo: libre, consciente y voluntariamente te nombramos, hoy y siempre: Dueño, Amo, Señor, Rey y Dios absoluto de toda nuestra vida y nuestra familia. nuestro pasado, presente, futuro y eternidad son tuyos, has tu santa voluntad.

AMÉN, AMÉN, AMÉN.



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37


EN EL AMOR DE MARIA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD: AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+, DESCIENDAN SOBRE USTED Y LOS SUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD. AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

19 Junio 2014

EL INFIERNO

¿POR QUÉ HABLAR DEL INFIERNO?

Si hay un peligro mortal ante nosotros, el amor exige que quienes lo saben alerten a todos cuanto antes. El infierno es no solo un peligro mortal sino también eterno. Es en realidad la desgracia total y definitiva que nos puede ocurrir.

"El que desprecia el infierno o lo olvida, no escapará de él." -San Juan Crisóstomo.

DIOS ES AMOR

"(Dios) quiere que nadie perezca, sino que todos lleguen a la conversión" ( 2 P. 3,9). Por ese amor infinito envió a su único Hijo, Quien se hizo hombre y murió por nuestra salvación. Pero si no nos convertimos a Él en el tiempo limitado que tenemos en la tierra, si nos obstinamos en seguir viviendo en pecado mortal, entonces iremos al infierno. No podremos culpar a Dios. Él ya lo hizo, nos abrió las puertas del Cielo. Pero NO nos forzará a entrar.

Los que niegan el infierno no conocen la Palabra de Dios. Se dejan llevar por un mundo que se burla u opta por ignorar las realidades más importantes. Pero les ocurrirá como a los compatriotas de Noé que se reían mientras él construía el arca para sobrevivir el diluvio. Todos los que se burlan también morirán y no podrán escapar de la realidad.

EL TEMOR AL INFIERNO

Los Cristianos no debemos basar nuestra buena conducta en miedo del infierno sino en el amor a Dios. Pero es saludable recordar que hay un justo castigo. El temor nos ayuda a evitar aquello que nos causa daño. En momentos de ceguera y debilidad, cuando la tempestad de la tentación es recia, pensar en el infierno es saludable y provechoso, como también debemos pensar en el amor de Dios. El cristiano debe reconocer la realidad. El temor es parte de la realidad humana que debemos saber integrar sanamente en nuestra persona. Ignorar una realidad que tememos solo logra postergarla hasta que ésta ya no se pueda esconder y entonces nos invade y domina.

JESUCRISTO HABLÓ CLARAMENTE DEL INFIERNO

En el Nuevo Testamento se le llama "gehenna":

Mateo 5:22 "Pues yo os digo: Todo aquel que se encolerice contra su hermano, será reo ante el tribunal; pero el que llame a su hermano "imbécil", será reo ante el Sanedrín; y el que le llame "renegado", será reo de la gehenna de fuego."

Mateo 5:29 "Si, pues, tu ojo derecho te es ocasión de pecado, sácatelo y arrójalo de ti; más te conviene que se pierda uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea arrojado a la gehenna".

Mateo 10:28 "Y no temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; temed más bien a Aquel que puede llevar a la perdición alma y cuerpo en la gehenna."

Mateo 23:33 "¡Serpientes, raza de víboras! ¿Cómo vais a escapar a la condenación de la gehenna?"

Santiago 3:6 "Y la lengua es fuego, es un mundo de iniquidad; la lengua, que es uno de nuestros miembros, contamina todo el cuerpo y, encendida por la gehenna, prende fuego a la rueda de la vida desde sus comienzos."

Von Balthasar y Addrienne Von Speyr describieron el infierno como el estado del hombre que experimenta una terrible e infinita soledad y falta de felicidad por haberse separado de Dios.

EL CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA

1033 Salvo que elijamos libremente amarle no podemos estar unidos con Dios. Pero no podemos amar a Dios si pecamos gravemente contra Él, contra nuestro prójimo o contra nosotros mismos: "Quien no ama permanece en la muerte. Todo el que aborrece a su hermano es un asesino; y sabéis que ningún asesino tiene vida eterna permanente en Él" (1 Jn 3,15). Nuestro Señor nos advierte que estaremos separados de Él si omitimos socorrer las necesidades graves de los pobres y de los pequeños que son sus hermanos (cf. Mt 25, 31-46). Morir en pecado mortal sin estar arrepentido ni acoger el amor misericordioso de Dios, significa permanecer separados de Él para siempre por nuestra propia y libre elección. Este estado de autoexclusión definitiva de la comunión con Dios y con los bienaventurados es lo que se designa con la palabra "infierno".

1034 Jesús habla con frecuencia de la "gehenna" y del "fuego que nunca se apaga" (cf. Mt 5, 22.29; 13, 42.50; Mc 9, 43-48) reservado a los que, hasta el fin de su vida rehúsan creer y convertirse, y donde se puede perder a la vez el alma y el cuerpo (cf Mt 10, 28). Jesús anuncia en términos graves que "enviará a sus ángeles que recogerán a todos los autores de iniquidad..., y los arrojarán al horno ardiendo" (Mt 13, 41-42), y que pronunciará la condenación:" ¡Alejaos de mí, malditos al fuego eterno!" (Mt 25, 41).

1035 La enseñanza de la Iglesia afirma la existencia del infierno y su eternidad. Las almas de los que mueren en estado de pecado mortal descienden a los infiernos inmediatamente después de la muerte y allí sufren las penas del infierno, "el fuego eterno" (cf DS 76; 409; 411; 80 1; 858; 1002; 135 1; 1575; SPF 12). La pena principal del infierno consiste en la separación eterna de Dios en quien únicamente puede tener el hombre la vida y la felicidad para las que ha sido creado y a las que aspira.

1036 Las afirmaciones de la Escritura y las enseñanzas de la Iglesia a propósito del infierno son un llamamiento a la responsabilidad con la que el hombre debe usar de su libertad en relación con su destino eterno. Constituyen al mismo tiempo un llamamiento apremiante a la conversión: "Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella; mas ¡qué estrecha la puerta y qué angosto el camino que lleva a la Vida!; y pocos son los que la encuentran" (Mt 7, 13-14).

Como no sabemos ni el día ni la hora, es necesario, según el consejo del Señor, estar continuamente en vela. Así, terminada la única carrera que es nuestra vida en la tierra, mereceremos entrar con Él en la boda y ser contados entre los santos y no nos mandarán ir, como siervos malos y perezosos, al fuego eterno, a las tinieblas exteriores, donde "habrá llanto y rechinar de dientes" (LG 48).

1037 Dios no predestina a nadie a ir al infierno (cf DS 397; 1567); para que eso suceda es necesaria una aversión voluntaria a Dios (un pecado mortal), y persistir en él hasta el final. En la liturgia Eucarística y en las plegarias diarias de los fieles, la Iglesia implora la misericordia de Dios, que "quiere que nadie perezca, sino que todos lleguen a la conversión" (2 P 3:9).

EL INFIERNO

I. LA REALIDAD DEL INFIERNO

Las almas de los que mueren en estado de pecado mortal van al infierno (de fe).

El infierno es un lugar y estado de eterna desdicha en que se hallan las almas de los réprobos. La existencia del infierno fue impugnada por diversas sectas, que suponían la total aniquilación de los impíos después de su muerte o del juicio universal. También la negaron todos los adversarios de la inmortalidad personal (materialismo).

El símbolo Quicumque confiesa: «Y los que (obraron) mal irán al fuego eterno»; Dz 40. El Papa Benedicto XII declaró en su constitución dogmática Benedictus Deus: «Según la común ordenación de Dios, las almas de los que mueren en pecado mortal, inmediatamente después de la muerte, bajan al infierno, donde son atormentadas con suplicios infernales»; Dz 531 ; cf. Dz 429, 464, 693, 835, 840.

El Antiguo Testamento no habla con claridad sobre el castigo de los impíos, sino en sus libros más recientes. Según Dan 12, 2, los impíos resucitarán para «eterna vergüenza y oprobio». Según Judith 16, 20s, el Señor, el Omnipotente, tomará venganza de los enemigos de Israel y los afligirá en el día del juicio: «El Señor omnipotente los castigará en el día del juicio, dando al fuego y a los gusanos sus carnes, para que se abrasen y lo sientan para siempre»; cf. Is 66, 24. Según Sap 4, 19, los impíos «serán entre los muertos en el oprobio sempiterno», «serán sumergidos en el dolor y perecerá su memoria»cf. 3, 10; 6, 5 ss.

Jesús amenaza a los pecadores con el castigo del infierno. Le llama gehenna (Mt 5, 29 s; 10, 28; 23, 15 y 33; Mc 9, 43, 45 y 47), gehenna de fuego (Mt 5, 22; 18, 9), gehenna donde el gusano no muere ni el fuego se extingue (Mc 9, 46 s), fuego eterno (Mt 25, 41), fuego inextinguible (Mt 3, 12; Mc 9, 42), horno de fuego (Mt 13,42 y 50), suplicio eterno (Mt 25, 46). Allí hay tinieblas (Mt 8, 12; 22, 13; 25, 30), aullidos y rechinar de dientes (Mt 13, 42 y 50;24, 51 ; Lc 13, 28).

San Pablo da el siguiente testimonio: «Esos [los que no conocen a Dios ni obedecen el Evangelio] serán castigados a eterna ruina, lejos de la faz del Señor y de la gloria de su poder» (2 Tes 1, 9; cf. Rom 2, 6-9; Heb 10, 26-31). Según Ap 21, 8, los impíos «tendrán su parte en el estanque que arde con fuego y azufre; allí serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos» (20, 10; cf. 2 Pe 2, 6; 7).

Los Padres dan testimonio unánime de la realidad del infierno.

Según SAN IGNACIO DE ANTIOQUIA, todo aquel que «por su pésima doctrina corrompiere la Fe de Dios por la cual fue crucificado Jesucristo, irá al fuego inextinguible, él y los que le escuchan» (Ef 16, 2).

SAN JUSTINO fundamenta el castigo del infierno en la idea de la justicia divina, la cual no deja impune a los transgresores de la ley (Apol. II 9); cf. Apol. I 8, 4; 21, 6; 28, 1; Martyrium Polycarpi 2, 3; 11, 2; San Ireneo, Adv. Haer. iv, 28, 2.

II. NATURALEZA DEL SUPLICIO DEL INFIERNO

La escolástica distingue dos elementos en el suplicio del infierno: la PENA DE DAÑO (suplicio de privación) y la PENA DE SENTIDO (suplicio para los sentidos). La primera corresponde al apartamiento voluntario de Dios que se realiza por el pecado mortal; la otra, a la conversión desordenada a la criatura.

La pena de daño, que constituye propiamente la esencia del castigo del infierno, consiste en verse privado de la visión beatífica de Dios; cf. Mt 25, 41 : «¡Apartaos de mí, malditos!»; Mt 25, 12: «No os conozco»; 1 Cor 6, 9: «¿ No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios?»; Lc 13, 27; 14, 24; Ap 22, 15; (San Agustín, Enchir, 112).

La pena de sentido consiste en los tormentos causados externamente por medios sensibles (es llamada también pena positiva del infierno). La Sagrada Escritura habla con frecuencia del fuego del infierno, al que son arrojados los condenados; designa al infierno como un lugar donde reinan los alaridos y el crujir de dientes... imagen del dolor y la desesperación.

El fuego del infierno fue entendido en sentido metafórico por algunos padres (como Orígenes y San Gregorio Niseno) y algunos teólogos posteriores, los cuales interpretaban la expresión «fuego» como imagen de los dolores puramente espirituales, -sobre todo, del remordimiento de la conciencia- que experimentan los condenados. El magisterio de la Iglesia no ha condenado esta sentencia, pero la mayor parte de los padres, los escolásticos y casi todos los teólogos modernos suponen la existencia de un fuego físico o agente de orden material, aunque insisten en que su naturaleza es distinta de la del fuego actual.

La acción del fuego físico sobre seres puramente espirituales la explica SANTO TOMÁS -siguiendo el ejemplo de San Agustín y San Gregorio Magno - como sujeción de los espíritus al fuego material, que es instrumento de la justicia divina. Los espíritus quedan sujetos de esta manera a la materia, no disponiendo de libre movimiento; Suppl. 70, 3.

III. PROPIEDADES DEL INFIERNO

A. ETERNIDAD

Las penas del infierno duran TODA la eternidad (dogma de fe).

El Concilio IV de Letrán (1215) declaró: «Aquellos [los réprobos] recibirán con el diablo suplicio eterno» Dz 429; cf. Dz 40, 835, 840.

La Sagrada Escritura pone a menudo de relieve la eterna duración de las penas del infierno, pues nos habla de «eterna vergüenza y confusión» (Dan 12, 2; cf. Sap. 4, 19), de «fuego eterno> (Judith 16, 21; Mt 18, 8; 25, 41;), de «suplicio eterno» (Mt 25, 46), de «ruina eterna» (2 Tes 1, 9). El epíteto «eterno» no puede entenderse en el sentido de una duración muy prolongada, pero a fin de cuentas limitada. Así lo prueban los lugares paralelos en que se habla de «fuego inextinguible» (Mt: 3, 12; Mc 9, 42) o de la «gehenna, donde el gusano no muere ni el fuego se extingue» (Mc 9,46 s), e igualmente lo evidencia la antítesis «suplicio eterno - vida eterna» en Mt 25, 46. Según Ap 14, 11 (19, 3), «el humo de su tormento [de los condenados] subirá por los siglos de los siglos», es decir, SIN FIN; (cf. Ap 20, 10).

La «restauración de todas las cosas», de la que se nos habla en Hechos 3, 21, no se refiere a la suerte de los condenados, sino a la renovación del mundo que tendrá lugar con la segunda venida de Cristo.

Los padres, antes de Orígenes, testimoniaron con unanimidad la eterna duración de las penas del infierno: cf. San Ignacio de Antioquía, Eph. 16, 2, San Justino, Apol. 1 28, 1 ; Martyrium Polycarpi 2, 3; 11, 2; San Ireneo, Adv. Haer. IV 28, 2; Tertuliano, De poenit. 12.

La negación de Orígenes tuvo su punto de partida en la doctrina platónica de que el fin de todo castigo es la enmienda del castigado. SAN AGUSTíN sale en defensa de la infinita duración de las penas del infierno, contra los origenistas y los «misericordiosos» que en atención a la misericordia divina enseñaban la restauración de los cristianos fallecidos en pecado mortal; cf. De civ. Dei xxi 23; Ad Orosium 6, 7; Enchir. 112.

La verdad revelada nos obliga a suponer que la voluntad de los condenados está obstinada inconmovíblemente en el mal y que por eso es incapaz de verdadera penitencia. Tal obstinación se explica por rehusar Dios, a los condenados, toda gracia para convertirse.

¿Por qué razón las penas del infierno son eternas?

Dice Santo Tomás: "La pena del pecado mortal es eterna, porque por él se peca contra Dios, que es infinito. Y como la pena no puede ser infinita en su intensidad, puesto que la criatura no es capaz de cualidad alguna infinita, se requiere que, por lo menos, sea de duración infinita" (45).]

B. DESIGUALDAD

La cuantía de la pena de cada uno de los condenados es diversa según el diverso grado de su culpa (de sentido común).

Los concilios de Lyón y Florencia declararon que las almas de los condenados son afligidas con penas desiguales, Dz 464, 693. Probablemente esto no se refiere únicamente a la diferencia específica entre el castigo del solo pecado original y el castigo por pecados personales, sino que también quiere darnos a entender la diferencia gradual que hay entre los castigos que se dan por los distintos pecados personales.

Jesús amenaza a los habitantes de Corozaín y Betsaida asegurando, que por su impenitencia, han de tener un castigo mucho más severo que los habitantes de Tiro y Sidón; Mt 11, 22. Los escribas tendrán un juicio más severo; Lc 20, 47.

SAN AGUSTÍN nos enseña: «La desdicha será más soportable a unos condenados que a otros» (Enchir. III). La justicia exige que la magnitud del castigo corresponda a la gravedad de la culpa.

Visión del infierno de Santa Faustina Kowalska, según lo escribió en su diario:

"Hoy, fui llevada por un ángel a las profundidades del infierno. Es un lugar de gran tortura; ¡qué imponentemente grande y extenso es! Los tipos de torturas que vi: la primera que constituye el infierno es la pérdida de Dios; la segunda es el eterno remordimiento de conciencia; la tercera es que la condición de uno nunca cambiará; (160) la cuarta es el fuego que penetra el alma sin destruirla; es un sufrimiento terrible, ya que es un fuego completamente espiritual, encendido por el enojo de Dios; la quinta tortura es la continua oscuridad y un terrible olor sofocante y, a pesar de la oscuridad, los demonios y las almas de los condenados se ven unos a otros y ven todo el mal, el propio y el del resto; la sexta tortura es la compañía constante de Satanás; la séptima es la horrible desesperación, el odio de Dios, las palabras viles, maldiciones y blasfemias. Éstas son las torturas sufridas por todos los condenado juntos, pero ése no es el extremo de los sufrimientos. Hay torturas especiales destinadas para las almas particulares. Éstos son los tormentos de los sentidos. Cada alma padece sufrimientos terribles e indescriptibles, relacionados con la forma en que ha pecado. Hay cavernas y hoyos de tortura donde una forma de agonía difiere de otra. Yo me habría muerto ante la visión de estas torturas si la omnipotencia de Dios no me hubiera sostenido.

Debe el pecador saber que será torturado por toda la eternidad, en esos sentidos que suele usar para pecar. (161) Estoy escribiendo esto por orden de Dios, para que ninguna alma pueda encontrar una excusa diciendo que no hay ningún infierno, o que nadie ha estado allí, y que por lo tanto nadie puede decir cómo es. Yo, Sor Faustina, por orden de Dios, he visitado los abismos del infierno para que pudiera hablar a las almas sobre él y para testificar sobre su existencia. No puedo hablar ahora sobre él; pero he recibido una orden de Dios de dejarlo por escrito. Los demonios estaban llenos de odio hacia mí, pero tuvieron que obedecerme por orden de Dios. Lo que he escrito es una sombra pálida de las cosas que vi. Pero noté una cosa: que la mayoría de las almas que están allí son de aquéllos que descreyeron que hay un infierno. Cuando regresé, apenas podía recuperarme del miedo. ¡Cuán terriblemente sufren las almas allí! Por consiguiente, oro aun más fervorosamente por la conversión de los pecadores. Suplico continuamente por la misericordia de Dios sobre ellos.

Oh mi Jesús, preferiría estar en agonía hasta el fin del mundo, entre los mayores sufrimientos, antes que ofenderte con el menor de los pecados".



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37


EN EL AMOR DE MARÍA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD:
AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD.
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO
PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+,
DESCIENDAN SOBRE TI Y LOS TUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD.
AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

Tags: infierno

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

12 Junio 2014

26 RAZONES VÁLIDAS PARA NO RECIBIR LA SAGRADA COMUNIÓN EN LA MANO

ESTUDIO SOBRE LA SAGRADA COMUNIÓN EN LA MANO EFECTUADO POR LA COMUNIDAD CATÓLICA

"Mensajeros de la vida", Santander, España

La Sagrada Comunión en la mano no fue autorizada por el Concilio Vaticano II, no es bíblica y no es teológica

LA OBEDIENCIA. Qué gran virtud, pero cuántos crímenes se camuflan bajo su nombre. Debemos ser obedientes a los Sacerdotes siempre y cuando nunca se salgan de la Santa Doctrina de la Santa Iglesia Católica. Recuerden que la Masonería - el principal enemigo de la Iglesia Católica- gana cada día mayor espacio en nuestra amada Iglesia, y es nuestro deber defender la sana Doctrina.
Sin embargo, en cuanto a la "Obediencia", hay que abrir el discernimiento para saber cuando obliga y cuando no la obediencia. En los Mensajes de Jesús dados al P. Octavio Michelini le indica que "NO obliga obedecer a los Obispos malos", y ello quiere decir a los que se oponen al cumplimiento verdadero de la sana Doctrina y del Magisterio de la Iglesia Católica dados en los Concilios que no sufrieron la infiltración masónica y de la secta luciférica de los Illuminati como pasó con el Concilio Vaticano II, donde hasta participaron 6 pastores protestantes y un rabino judío con la consigna de atacar los aspectos litúrgicos de la Iglesia, en especial lo correspondiente a la celebración tradicional de la Santa Misa, imponiendo a contrario sensu un "Novus Ordo Misae" con reformas que atacaron la gran fuerza de la Gracia que la Misa Tradicional -en latín- concedía a todos los fieles.

RAZONES PARA NO RECIBIR LA COMUNIÓN EN LA MANO:

1.- El Papa Pablo VI fue presionado por algunos miembros del clero (en Alemania, Bélgica, Holanda, Francia), para que autorizara la práctica de la Comunión en la mano, que se ha extendido sin ningún permiso, en una actitud abusiva de indisciplina e individualismo.

2.- En febrero de 1965 se creó el Consilium para poner en marcha las recomendaciones litúrgicas conciliares. Este organismo pidió en carta al cardenal Alfrink, del 12 de Octubre de ese año, que Holanda conservase el modo tradicional de distribuir la Comunión, es decir en la boca y de rodillas.

3.- Ante las continuas presiones, la Sagrada Congregación de Ritos concedió la nueva práctica de recibir la Comunión en la mano a Alemania el 6 de julio de 1968, y a Bélgica el 11 de julio de 1968. Debido a la protesta que levantaron estas decisiones calificadas como claudicación ante la táctica de aceptar "hechos consumados" el Papa Paulo VI suspendió tal concesión 15 días después, el 25 de julio de ese mismo año.

4.- S.S. Juan Pablo II en su carta apostólica "Dominicae Cenae # 11" escribió lo siguiente:

"NO OLVIDAR EL DEBER PRIMERO DE LOS SACERDOTES QUE HAN SIDO CONSAGRADOS EN SU ORDENACIÓN PARA REPRESENTAR A CRISTO SACERDOTE: POR LO CUAL, TANTO SUS MANOS, COMO SU PALABRA Y SU VOLUNTAD QUEDAN CONSTITUIDAS INSTRUMENTO DIRECTO DE CRISTO. POR ESO, COMO MINISTROS DE LA SAGRADA EUCARISTÍA, TIENEN UNA RESPONSABILIDAD PRIMARIA Y TOTAL SOBRE LAS SAGRADAS ESPECIES A LOS FIELES QUE DESEAN RECIBIRLA.

Cuan elocuente es, por lo tanto, en nuestra Ordenación Sacerdotal latina, el RITO DE LA UNCIÓN DE LAS MANOS, como si a esas manos les fuera necesaria una especial gracia y fuerza del Espíritu Santo, para TOCAR Y DISTRIBUIR LA COMUNIÓN, QUE ES UN PRIVILEGIO EXCLUSIVO DE LOS ORDENADOS E INDICA UNA PARTICIPACIÓN ACTIVA EN EL MINISTERIO DE LA EUCARISTÍA".

5.- El 1 de marzo de 1989, en el Templo del Santísimo Nombre de María, de Roma, S.S. Juan Pablo II dijo lo siguiente:

"....POR LO TANTO, UNA VEZ MAS, YO OS ADVIERTO DE TODAS LAS FORMAS DE INFAMIA, COMO POR EJEMPLO LA PROHIBIDA COMUNIÓN EN LA MANO. YO NO REVOQUE LO QUE UNO DE MIS PREDECESORES DIJO ACERCA DE LA COMUNIÓN EN LA MANO: "ELLO SUCEDE BAJO VUESTRA RESPONSABILIDAD, MIS QUERIDOS OBISPOS DE OTRAS DIÓCESIS, Y PIDO QUE RECONOZCAIS A TIEMPO CUÁN EQUIVOCADO ES VUESTRO CAMINO".

SOLO PERMITIRÉ LA COMUNIÓN EN LA LENGUA Y DE RODILLAS. CUALQUIER OTRA COSA IMPORTADA Y EXTENDIDA POR FORÁNEOS ESTA PROHIBIDA. OS DIGO ESTO COMO OBISPO VUESTRO"

6.- S.S. Juan Pablo II en su "Inaestimabile Donum" del 3 de abril de 1980 escribió:

"LA COMUNIÓN ES UN DON DEL SEÑOR, QUE SE OFRECE A LOS FIELES POR MEDIO DEL MINISTRO AUTORIZADO PARA ELLO. NO SE ADMITE QUE LOS FIELES TOMEN POR SÍ MISMOS EL PAN CONSAGRADO Y EL CÁLIZ CONSAGRADO; Y MUCHO MENOS QUE SE LO HAGAN PASAR DE UNO A OTRO" (AP 1080). El Papa está, así, diciendo NO a los ministros de la Comunión.

Esta misma Instrucción Episcopal dice que ningún feligrés puede ser obligado a recibir la Comunión en la mano.

7.- La decisión del Papa no logró cortar los abusos, y Pablo VI creyó conveniente realizar una ENCUESTA MUNDIAL entre el episcopado, a la que el 21 de marzo de 1969 ya habían respondido 2136 obispos en todo el mundo.

El resultado fue el siguiente:

A la pregunta: "¿Se ha de acoger el deseo de que, además del modo tradicional (en la boca y de rodillas), se permita el rito de recibir la Sagrada Comunión en la mano?". Respondieron así:

No a la Comunión en la mano 1.223 obispos 57.0%

Si a la Comunión en la mano 567 obispos 26.0%

Según la circunstancia (tibios) 315 obispos 14.7%

Votos inválidos 21 obispos 0.98%

Los tres últimos sumados dan: 41.68% frente al 57% de los 2136 obispos consultados. Hubo dos supuestos más en la misma encuesta. La opción mayoritaria fue así mismo la del NO a la Comunión en la mano.

8.- Se consultó a los obispos (escogidos por el Espíritu santo para regir la Iglesia, según el libro de los Hechos de los Apóstoles 20: 28), pero no se les hizo caso, a pesar de que estimaron, al responder la encuesta, que "NO se debe cambiar la disciplina vigente", es decir, la de dar la Comunión en la boca y de rodillas. Más aún consideraron, que el cambio sería dañoso, tanto para el sentimiento como para el culto espiritual de los mismos obispos y de muchos fieles. (Memorial Domine)

9.- Por otra parte, no se pidió el parecer de los laicos, quienes según el Concilio Vaticano II: "Tienen la facultad y, a veces, el deber de expresar su opinión acerca de lo que mira al bien de la Iglesia Católica" (Lumen Gentium 37). Esta fue una clara actitud anticonciliar.

10.- En los primeros siglos (cuando se comulgaba en la mano), se tenía un conocimiento bastante imperfecto del Misterio Eucarístico, esto dio lugar a muchos abusos y herejías. Por ejemplo las de los arrianos, docetas, gnósticos, marcionitas, arrianos, antropomorfitas, artotiritas (ofrecían queso con el pan en la liturgia), acuarianos (ofrecían solo agua en el cáliz), ofitas, catafrigas, etc.

11.- Es sabido que el Espíritu Santo perfecciona a la Iglesia Católica con el paso del tiempo. Así lo recoge el Concilio Vaticano II: "Eligió Dios al Pueblo de Israel, con quien estableció un pacto, y a quien instruyó gradualmente manifestándole así mismo sus divinos designios a través de su historia" (Lumen Gentium II, 9).

12.- El Concilio Vaticano II no se pronunció sobre la práctica de la Comunión en la mano. La "aprobación" viene después del Concilio, en un periodo de abusos litúrgicos por los que S.S. Juan Pablo II pidió perdón en la Carta Apostólica "Dominicae Cenae" publicada el 24 de febrero de 1980.

13.- NO EXISTEN FUNDAMENTOS BÍBLICOS PARA JUSTIFICAR EL RITO DE LA COMUNIÓN EN LA MANO, sino más bien para denegarlo.

Dios revela el contenido de la liturgia en el Antiguo Testamento, del que Cristo no viene a abolir ni una sola tilde. El Antiguo Testamento es como un cliché que ha de revelarse en la Era Cristiana. El rito de no tocar las cosas sagradas (Números 4:15, Samuel 6: 1 al 9 y Judith 11. 13, entre otras citas) se hace realidad en el Nuevo Testamento, cuando Cristo mismo dice a la Magdalena en el Evangelio de Juan 20: 17: "¡NOLI ME TANGERE! (No me toques), y se revalida cuando la Iglesia Católica, llegada la madurez suficiente en la comprensión del Misterio Eucarístico, prohíbe la Comunión en la mano.

Entonces, se cumple también el Salmo 81, versículo 11 que dice: "Abre tu boca y Yo te la llenaré"; y en el versículo 17 agrega, que Dios promete alimentar a sus fieles con "flor de harina y miel de la roca".

14.- El punto anterior (el 10) encierra la correcta interpretación de los textos sagrados en ese tema, por cuanto que la Iglesia católica prohibió esta práctica durante los últimos 13 siglos.

15.- NO EXISTEN FUNDAMENTOS EN LA TEOLOGÍA TRADICIONAL PARA JUSTIFICAR LA COMUNIÓN EN LA MANO.

Santo Tomás de Aquino (el doctor Angélico), nos dice lo siguiente: "Por reverencia a este Sacramento, ninguna cosa entra en contacto con ella (la Eucaristía), a no ser que esté consagrada; por lo cual se consagran no solo el corporal, sino también el cáliz, y así mismo las manos del Sacerdote para tocar este Sacramento. De donde se deduce que a ningún otro le es lícito tocarlo" (Summa Teológica IIIQ, 82, a, 3).

San Francisco de Asís advierte: "Sólo ellos (los sacerdotes), deben administrarlo, y no otros" (Carta 2, a todos los fieles, 35).

San Agustín afirma: "Sería locura insolente, el discutir que se ha de hacer cuando toda la Iglesia Católica tiene ya una práctica establecida" (Carta 54,6 a Jenaro).

El Papa Pío XII, conocido como "el Doctor Supremo", 15 siglos más tarde mantenía la misma posición: "Hay que reprobar severamente la temeraria osadía de quienes introducen intencionadamente nuevas costumbres litúrgicas. O hacen renacer ritos ya desusados, y que no están en acuerdo con las leyes y rúbricas vigentes" (Mediator Dei, 17).

El Sínodo de Rouén. Reunido entre los años 649 y 653, prohibió la Comunión en la mano, pero siglos antes, en el siglo IV y quizás en el II, con el Papa San Sixto I (115-125) ya se había desechado en bastantes lugares. Estas mismas prohibiciones son mantenidas por el Concilio Dogmático de Trento. E incluso el Concilio Vaticano II nos ofrece doctrina para descalificar la Comunión en la mano: "Aunque cada uno de los prelados por sí sólo no posea la prerrogativa de la infalibilidad, sin embargo, si todos ellos, aún estando dispersos por el mundo, pero manteniendo el vínculo de unión entre sí y con el sucesor de Pedro, convienen en un mismo parecer como Maestros auténticos que exponen como definitiva una doctrina en las cosas de Fé y de costumbres, en ese caso anuncian infaliblemente la Doctrina de Cristo" (Lumen Gentium 5): la mayoría de los obispos respondió "NO", porque consideraron que la Comunión en la mano iba a ser perjudicial para la Iglesia. Se rompió entonces la Tradición de la Iglesia.

16.- Usted lo sabe: CRISTO está PRESENTE en CADA UNA de las PARTÍCULAS que se desprenden de la sagrada forma. Es doctrina de la Tradición Eclesiástica (obra maestra del Espíritu Santo) con fundamentos teológicos y filosóficos, desde los Santos Padres (Orígenes, Tertuliano, San Anastasio, San Cirilo de Alejandría, San Cirilo de Jerusalén, San Efrén, San Jerónimo, Santo Tomás de Aquino) pasando por Concilios como los de Florencia y Trento, hasta nuestros días. Por eso en la liturgia actual está ordenado que al recibir la Sagrada Comunión se utilice la Bandeja o Patena de los fieles: "El que comulga responde amén y recibe el Sacramento, teniendo la Patena debajo de la boca" (Misal Romano, numeral 117). NO dice que con la patena DEBAJO de las MANOS.

17.- La Comunión en la mano contribuye a que se pierda el sentido de lo sagrado. Un objeto es sagrado cuando se ha separado de su uso normal para dedicarlo al Culto Divino. Al Comulgar en la mano el rito se hace más sensorial y la simbología recuerda más lo que es una comida vulgar normal, pero al someter lo Santo a los sentidos (al tacto), al humanizar lo que es divino, al naturalizar lo sobrenatural, se pierde por completo el sentido de lo sagrado, se produce una DESACRALIZACIÓN en el Misterio más importante para nuestra Fe, vaciándolo de buena parte de su contenido y eficacia.

En cierto modo, al Comulgar en la mano el rito se degrada, el Santísimo es tratado como un objeto...sagrado, pero un objeto, como una cosa....un tanto especial entre otras cosas. Es difícil entender en ese gesto vulgar, la unión de nuestra alma palpitante con el Dios Altísimo. ¡Que osadía de nuestras manos pecadoras, sin haber sido escogidas, marcadas, consagradas por Dios! No es de extrañar, que después de haber manoseado al Santísimo, el comulgante no comprenda ya la obligación de adorarle de rodillas, la necesidad de sentirse nada ante su Creador, que sea incapaz de reconocer el Misterio de la Cruz actualizado en el Sacramento, y que no sienta la llamada inmolación, a una entrega absoluta, en correspondencia al infinito amor de Dios humillado en el Sacramento para mi salvación.

18.- Existen documentos que demuestran que la Masonería, desde el siglo XIX ha tratado de conseguir que los católicos comulgasen de pié y en la mano. Los seculares enemigos de la fe católica se salen con la suya. ¡Qué ceguera de nuestra parte! Incluso existen masones que son Ministros Extraordinarios de la Comunión.

19.- Hay iglesias, autodenominadas cristianas, no católicas (sectas) cuyos adeptos "comulgan en la mano", pero no creen en la extraordinaria y real presencia de Cristo en la Eucaristía.

20.- Existen Iglesias de rito oriental bizantino (unidas o separas de Roma) que tienen prohibida la Comunión en la mano. Este rito que fue pensado para un supuesto acercamiento ecuménico, ha resultado antiecuménico.

21.- S.S. el Papa Juan Pablo II NUNCA fue partidario de la Comunión en la Mano. El dijo en su Carta Apostólica "Dominicae Cenae", publicada el 24 de febrero de 1980 que: "El tocar las Sagradas Especies, su distribución con las manos, es un privilegio de los ordenados" (sacerdotes). Y para que nadie malinterpretara sus palabras, tres meses después, en mayo de 1980, ante las cámaras de la TV francesa, negó la Comunión en la mano a la esposa del entonces presidente de Francia, Valery Giscard D´Estaing.

Ese mismo año declaró en Fulfa, Alemania que no estaba de acuerdo con el documento que "autorizaba" en este país Comulgar en la mano (Cfr. "Vox Fidei" # 10, 1981, "Chiesa Viva" # 12), "Sol de Fátima" # 82) Alguien preguntará. ¿Por qué después de esa fecha se le vio dar la Comunión en la mano en algunos lugares? Porque se le sometió a fuertes presiones, haciéndole creer que sería escandaloso para los fieles prohibir ahora lo que tan fraudulentamente se autorizó o mostrarse en contra de lo que "aprobaron" algunas Conferencias Episcopales. Lo mismo que Moisés permitió el divorcio "por la dureza del corazón de los israelitas" (Mateo 19: 8).

22.- La madre Teresa de Calcuta manifestó en varias oportunidades que el peor mal que se da en el mundo es el rito de Comulgar en la mano, "The Wanderer" del 23 de marzo de 1989; "The Fátima Crusader" del tercer trimestre de 1989). Es lógico, se trata de un rito inadecuado, causa de profanación, irreverencia y desacralización. Así, recibiendo la Hostia consagrada en la mano se pierden Gracias. "Si la gracia de Dios vale más que la vida... (Is 62:4), y la Eucaristía es la vida del mundo..." (Juan 6: 51). El rito aludido es un mal de primera magnitud.

23.- Las Apariciones del Señor y de la Santísima Virgen, extendidas por todo el mundo, nos hablan de que el Cielo no acepta el rito de la comunión en la mano.

No nos referimos a un hecho aislado, sino a un fenómeno mundial. En países como Argentina, Australia, Austria, Bélgica, Ecuador, España, Estados Unidos, Guatemala, Italia, México, Polonia, etc...., le atribuyen al Cielo revelaciones que descalifican esta forma de Comulgar. "Y que nadie en la tierra ose concretarle al Cielo lo que debe decirnos".

24.- Las almas del Purgatorio le dicen a la alemana María Simma que el pecado por el cual tienen que sufrir más, tanto los vivos como ellas, es por la Comunión en la mano. Simma relata el siguiente caso al responder a esta pregunta:

¿Han dicho las almas algo acerca de los "ministros de la Eucaristía"?

Sí. En condiciones normales, solamente las manos consagradas de los sacerdotes pueden distribuir la Comunión. La Ley de la Iglesia dice que debe hacerse así salvo que haya "circunstancias extraordinarias", como ser que el sacerdote estuviera en reposo.

"Extraordinarias" no se refiere a la diferencia entre que los fieles deban esperar dos minutos en lugar de diez para recibir la Comunión. Siempre debemos prepararnos en oración para recibir a Jesús, y las personas o sacerdotes que insisten en hacer todo lo más rápido posible no saben el privilegio enorme y la fuente de gracias y de protección que obtenemos al recibir a Jesús.

Si alguien necesita pruebas de que los ministros de la Eucaristía, en la forma apresurada en que se los consagra hoy día, el hecho de que no se encuentran entre los deseos de Dios puedo contar la siguiente historia sobre algo que ocurrió muy cerca de aquí hace poco tiempo.

Falleció un día una mujer que repartía la Comunión y que guiaba a muchas otras mujeres a que obraran igual. No la conocía bien, pero había escuchado mucho acerca de ella. Antes del funeral, el cajón estaba abierto para que se despidiera la familia y los amigos. Pasada cierta hora predeterminada se cerró el cajón. Pero antes de que hubiera transcurrido una hora, un pariente cercano llegó tarde y le pidió al sacerdote a cargo que por favor lo abriera brevemente para poder despedirse de la difunta al igual que el resto. El sacerdote cedió y con una o dos personas presentes, levantó la tapa y miró adentro. El pequeño grupo vio algo que no era lo que habían visto un rato antes. Las manos de la mujer se habían vuelto de color negro. Este signo, para mí, como para el resto, fue la confirmación de Dios de que las manos no consagradas no pueden distribuir a Jesús durante la Comunión.

El indebido desplazamiento de los Altares o Tabernáculos, obra diabólico-masónica.

Por otro lado, el comienzo del llamado "altar de las personas" deleita a satanás. En el tabernáculo, que debería estar siempre en el centro de la Iglesia, se encuentra Jesús. Al dar vuelta al altar sucedieron varias cosas. Para empezar la concentración de los fieles en Jesús se disipó por tener la cara del párroco entre medio; y la cara, como todo el mundo sabe, es el punto de comunicación más fuerte entre las personas. Solamente durante la Homilía deberían las personas concentrase en el párroco, en sus palabras y en su cara. Al dar vuelta al altar se le dio un lugar secundario a Jesús, y esto resultó en que se lo dejara a un costado y luego por último, como sucede hoy en día en muchas iglesias, totalmente afuera, en un ala separada o hasta en una habitación totalmente separada. Precisamente esto es lo que satanás tenía en mente desde el principio: deshacerse de Jesús. (Cfr. Libro: "Advertencias del Más Allá a la Iglesia Contemporánea", P. Arnold Renz

25.- Se ha comprobado (y como se temía), que la práctica de la Comunión en la mano ha potenciado incalculablemente el número de profanaciones.

26.- La Instrucción Pastoral "REDEMPTIONIS SACRAMENTUM" de S.S. Juan Pablo II advierte que los párrocos no deben convertirse en laicos, mientras los laicos actúan como sacerdote. Eso es desacralizar el templo. NO debe cederse todo a los laicos.

10 ARGUMENTOS SIN BASES TEOLOGICAS, NI BÍBLICAS, DE LOS DEFENSORES DE LA COMUNIÓN EN LA MANO

1.- Que, "Jesús dio en el Cenáculo la Comunión en la mano a los apóstoles..." Esto no lo dice el Evangelio. Es una simple suposición. Pero aún cuando así fuere, los Apóstoles estaban siendo ordenados obispos, no eran simples fieles. Y si hubiéramos de hacer caso a las revelaciones privadas, la estigmatizada alemana Ana Catalina Emmerick nos dice que la Comunión de los apóstoles fue en la boca.

2.- Que, "Lo ha aprobado la Iglesia...". En contra del parecer del Papa y de la mayoría de los obispos del mundo (el 57%). ¿ Y no representan estos a la Iglesia ? Y el Papa.....¿ Por qué la prohibió en la Diócesis de Roma ? ¿ No es el quién mejor representa a la Iglesia ? Tampoco se consultó a los laicos quienes también son Iglesia. Además, cada obispo tienen autoridad para aprobar o denegar individualmente este rito. En estas circunstancias, decir que lo ha aprobado la Iglesia...no es decir toda la verdad.

3.- Que, "No es más santa la lengua que la mano...". No es cuestión de anatomía, sino de dignidad. No se trata de aceptar el resultado de una investigación litúrgica de base antropológica, sino el de una Revelación Litúrgica, y logro tradicional que debemos aceptar con humildad y obediencia. La litúrgia nos habla de las "SANTAS Y VENERABLES MANOS" de Jesús (texto retirado sin razón de la liturgia). Así SON las del SACERDOTE el día de su ORDENACIÓN, pero NO las de los LAICOS, simples fieles, aptas para funciones mas o menos profanas.

Las manos lo tocan todo, hasta lo más bajo. En la lengua se deposita solo lo que esta limpio y puro. Además, tocar encierra cierta expresión de dominio sobre el objeto, y el Santísimo es un regalo de Dios Padre, sin yo merecerlo.

4.- Que, "No es una practica nueva.....". No es nueva, pero si superada y desechada por la Iglesia que, guiada por el Espíritu Santo, camina hacia su perfección. La Comunión en la mano es mas que un anacronismo. Es una verdadera involución. Con un agravante cuando se utilizaba esta práctica no se comprendía con tanta profundidad el Misterio Eucarístico. Así lo confirma el documento "Memoriale Domine".

5.- Que, "para los antiguos cristianos comulgar en la mano no significaba menos respeto que comulgar en la boca...". Para algunos sí. Pero la comparación no es válida si los cristianos a quienes se hace referencia no conocían otro modo de hacerlo. Y la predicación de los Santos Padres de la Iglesia, desde el siglo II, que exhortan a "COMULGAR CON TEMOR Y TEMBLOR" (con respeto) y prohibiendo tocar el cáliz e incluso el altar, esta pidiendo a gritos el restablecimiento del único rito válido la comunión en la boca.

6.- Que, "en las manos es un gesto más natural...". Falso. Porque en la Sagrada Eucaristía no hay nada natural. Todo es SOBRENATURAL.

7.- Que, "es más higiénico comulgar en la mano...". El argumento denota muy poca Fe. Jesús, con su manto curó a la hemorroisa. ¿Y su Sagrado Cuerpo va a transmitir enfermedades? Nos dice San Hipólito: "Cada fiel procure recibir la Eucaristía...pues si es fiel en tomarla, aunque se le dé veneno mortal, no tendrá poder sobre él". Son palabras que se apoyan en las bíblicas de Cristo: "...si toman un veneno, no les hará dañó..."(Marcos 16:18). Pero no es cuestión de HIGIENE sino de DIGNIDAD.

8.- Que, "en caso de aglomeración de fieles cualquiera puede dar la Comunión para que la ceremonia no se alargue...". Es una grave tentación. Cristo no entregó su Cuerpo a las multitudes en el Monte de la Bienaventuranzas. Allí ofreció sólo un símbolo eucarístico, y los alimentó con el pan de la Palabra. Pero Su Cuerpo y Su Sangre los reservó para la intimidad del Cenáculo. Por eso, una celebración multitudinaria, o se organiza bien (con el suficiente numero de sacerdotes, acólitos y comulgatorios), o se deja solo en una celebración de la Palabra.

9.- Que, "en las parroquias de algunos pueblos en que, por escasez de sacerdotes, no tengan regularmente la misa dominical, es bueno que algún seglar o alguna religiosa, celebren la Palabra y repartan la Comunión...". Otra grave tentación. Si faltan sacerdotes, lo que debemos hacer es pedir y rogar para que el dueño de la mies (Dios) envié obreros a su mies. Y si no hay Misa, se puede organizar a los fieles para que recen un Santo Rosario y/o mediten la Palabra de Dios y hacer una Comunión Espiritual. Santa Catalina de Siena, doctora de la Iglesia Católica, nos dice que si no fuere posible la Comunión Eucarística Sacramental, podría recibirse las mismas gracias en una Comunión Espiritual. Eso si, debe estarse en gracia de Dios.

10.- Que, "la ceremonia es más rápida si se comulga en la mano". Todo lo contrario. Si el rito de Comulgar en la mano se hiciera como es se demoraría mucho más la Misa. Son siete pasos:

a) El comulgante debe hacer un acto de adoración (Misal Romano y otros Documentos).

b) El sacerdote debe observar si la mano del comulgante esta limpia (Doc 3-4 de 1985).

c) El comulgante extiende la mano izquierda sobre la derecha.

d) El sacerdote muestra la Sagrada Forma diciendo: "El Cuerpo de Cristo" y debe esperar a que el fiel responda "Amén".

e) El sacerdote deposita la Sagrada Forma en la mano del comulgante.

f) En presencia del sacerdote, el comulgante debe consumir la Hostia Consagrada (carta anexa a Memorial Dominus).

g) Tanto el comulgante como el sacerdote han de comprobar que no queden Sagradas Partículas en la mano (carta cit.; Instr. Inmensae C., 5)

SIETE PASOS Y TANTAS COSAS PARA HACER ALGO QUE NO ESTA BIEN Y QUE SI SE HACE COMO ES, DEMORA MUCHO MAS LA CEREMONIA. LA CEREMONIA SE ACORTA CUANDO A LOS FIELES SE LES DISPONE ARRODILLADOS A LO LARGO DEL COMULGATORIO. PERO TAMPOCO ES CUESTIÓN DE RAPIDEZ, SINO DE DIGNIDAD. Y A DIOS NO SE LE ESCATIMA EL TIEMPO.



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37


EN EL AMOR DE MARÍA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD:
AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD.
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO
PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+,
DESCIENDAN SOBRE TI Y LOS TUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD.
AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

Tags: comunion, mano

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

13 Mayo 2014

TEMPLO SATÁNICO

En los últimos meses se ha hecho célebre un grupo denominado "El Templo Satánico", protagonista de algunas noticias polémicas como la realización de un monumento al Demonio junto al Capitolio de Oklahoma (EE.UU.), el anuncio de la celebración de una misa negra en un centro de la Universidad de Harvard o la campaña para promover el respeto al satanismo en los colegios públicos norteamericanos. Mucha gente se ha sorprendido porque no es una secta satánica conocida hasta ahora, pero ha cobrado gran popularidad mediática. ¿En qué cree esta secta? ¿Cuáles son sus prácticas? ¿Van en serio, o simplemente quieren alcanzar notoriedad?

DE LA ESTATUA A LOS COLEGIOS, PASANDO POR LA UNIVERSIDAD

Hace unos meses el Templo Satánico, una organización estadounidense, cobró gran popularidad al solicitar la instalación de un monumento al satanismo junto al Capitolio de Oklahoma, ya que allí ya se encuentra un monolito dedicado a los Diez Mandamientos. Con una curiosa concepción de la presencia pública de los signos religiosos, el diseño, que ya ha sido presentado, consiste en un Baphomet (figura con cuerpo humano y cabeza de macho cabrío) en postura de bendición, junto a un pentáculo satánico (estrella de cinco puntas invertida) y dos niños. Por las informaciones que se han publicado, su financiación a través de Internet ha superado las expectativas y pronto será instalado en el lugar previsto.

En su página web oficial proponen de una manera muy peculiar la financiación del monumento, y parece que les ha dado un buen resultado. Por 500 dólares uno podrá ver su nombre en la "lista de almas" que tendrá la estatua en la parte posterior, y por 666 dólares el nombre estará en mejor lugar -suponemos que delante-, aunque por sólo 1.200 el nombre pasará a encabezar la lista. Si uno quiere una réplica de la pieza, la podrá conseguir pagando 1.000 dólares, y por 100.000 el interesado podrá contar con su propia estatua.

El acontecimiento más reciente que ha provocado la polémica ha sido el anuncio de la celebración de una "misa negra satánica" este 12 de mayo en el Harvard Extension Cultural Studies Club, dependiente de la prestigiosa universidad norteamericana. Han desmentido las informaciones primeras sobre el uso de una Hostia consagrada, pero este inexplicable hecho en una universidad ha desatado un aluvión de críticas y quejas. No es la primera vez que actúan en este recinto académico, aunque sí han buscado un efecto más escandaloso. Anteriormente, al menos en dos ocasiones en 2013, el Club de Estudios Culturales de la Universidad de Harvard albergó conferencias de representantes del Templo Satánico.

Algo que no ha trascendido mucho fuera de los EE.UU. es su promoción de las uniones homosexuales de una forma ciertamente irreverente y provocativa. En julio de 2013 el Templo Satánico realizó una denominada "misa rosa" para celebrar las uniones civiles de parejas del mismo sexo... ¡en un cementerio! Según explican en su página web "el portavoz del Templo Satánico Lucien Greaves ofició la ceremonia mientras dos parejas del mismo sexo celebraron su homosexualidad en la tumba". Y en las fotografías que publican puede verse a los protagonistas del suceso besándose sobre una lápida mortuoria. Además, invitan a otros a hacer lo mismo "peregrinando" a ese cementerio de Mississippi y enviando sus fotos. La razón de esta profanación de un recinto sagrado dedicado al recuerdo de los difuntos está en que se trata de un camposanto de la comunidad bautista de Westboro, cuyo pastor, Fred Phelps, ha sido diana de los movimientos pro-homosexualidad. De hecho, la "misa rosa" se celebró sobre la tumba de la madre de Phelps. El portavoz de la secta llega a afirmar que "el Templo Satánico ahora cree que Fred Phelps debe creer que su madre ahora es ‘gay', en el más allá, debido a nuestra Misa Rosa... y nadie puede cuestionar nuestro derecho a nuestras creencias".

Además, y aunque no daremos más detalles, este movimiento satánico se ha propuesto la "adopción" de un tramo de una carretera en Nueva York para mostrar su carácter cívico y de responsabilidad social, ha abogado públicamente por la creación de un Día Internacional en Defensa de los Apóstatas y Blasfemos, y ha defendido el uso de la expresión "¡Hail Satanás!" en la promoción del aborto libre. También lleva a cabo una campaña denominada "Proteger a los niños", destinada a promover el libre ejercicio del satanismo en los colegios públicos de EE.UU. por parte de los menores de edad.

¿QUÉ ES EL TEMPLO SATÁNICO?

El Templo Satánico se considera "una religión organizada" y explica que la adoración demoníaca ha sido estigmatizada por el mundo, y sus adeptos "demonizados como resultado de malentendidos, intolerancia y oportunismo calumnioso". Afirma en su web que no hay base histórica alguna para las acusaciones contra el satanismo, y se presenta como una realidad que se ha definido en el siglo XX y que ha sido víctima hasta ahora de irrelevancia pública y política, cosa que este grupo -del que no se ofrecen más datos concretos- pretende corregir. Así, en una especie de salida del armario, quieren normalizar a nivel social la práctica de la adoración al Diablo, y consideran que "el entorno social nunca ha estado tan preparado para acoger una nueva era satánica".

Su líder es Lucien Greaves, que se presenta siempre como portavoz, aparentando así que se trata de un movimiento no jerarquizado. Su nombre real es Doug Mesner. Preguntado hace tiempo en una entrevista por el carácter satánico o satírico del Templo Satánico, contestó: "¿por qué no puede ser ambas cosas a la vez?". También dijo que "mientras que la idea original era que el Templo Satánico necesitaba mantener alguna creencia en una entidad sobrenatural llamada ‘Satanás', ninguno de nosotros creía verdaderamente en eso", por lo que el Demonio es concebido "como un constructo metafórico en el que podemos contextualizar nuestras obras".

Dice aceptar en sus filas "a todos aquellos que son justos y compasivos", y ponen como condición para la afiliación que sus miembros participen en las actividades del Templo Satánico o se identifiquen con ellas. En sus documentos públicos quieren aparecer como un movimiento genérico que pretende "facilitar el crecimiento de la comunidad y movilizar políticamente a los satanistas, secularistas y defensores de la libertad individual que estén concienciados en torno a una causa común". De hecho, la intención provocativa en el debate público es reconocida por el líder, que habla de la creación del grupo como una "píldora venenosa" en el debate sobre las relaciones Iglesia-Estado.

Para permanecer en el grupo -la pertenencia al cual es considerada como "un privilegio"- hay que estar de acuerdo con el espíritu y los principios de la secta, porque de lo contrario uno puede ser expulsado. La afiliación es gratuita, pero para tener una tarjeta acreditativa hay que pagar unas tasas.

SUS CREENCIAS: SATANÁS COMO SÍMBOLO


En su página web, el Templo Satánico presenta una larga cita de La rebelión de los ángeles (un libro publicado en 1914 por el premio Nobel de Literatura francés Anatole France) que ensalza la figura de Lucifer, un ser que "a aquellos que poseíamos un espíritu audaz, un alma inquieta, a los llenos de un amor salvaje a la libertad, nos ofrecía amistad, a la que nosotros correspondíamos con la adoración". De esta forma, explica la figura del Demonio como un ser que reúne en sí las mayores aspiraciones humanas y llama a la compasión, "como un símbolo de la rebelión contra la tiranía de la autocracia y contra la tiranía de los dogmas arcaicos". Es más, "Satanás se erige como el icono definitivo de la rebelión desinteresada contra la tiranía, de la investigación libre y racional, y de la búsqueda responsable de la felicidad".

Se trata, pues, de un Satanás en el que se cree como símbolo más que como un ser real, "el Satán humanista", algo necesario para distanciarse de Dios y de la Iglesia, "una fuerza simbólica" que conduce al hombre a su más pura autonomía. Hablan de él como una metáfora de la filosofía libertina, y extraen su propio concepto del Diablo de la literatura moderna. Se lee su figura desde la clave etimológica de Lucifer: el que trae la luz, el que ha hecho la mayor obra de amor por la humanidad, sacrificando su vida celestial junto a Dios convirtiéndose en un ángel caído para dar a los hombres el conocimiento y, con él, la felicidad.

Resumen su "teología" diciendo que Dios, debido a su carácter sobrenatural y a su perfección, no puede interactuar con el mundo creado, y por ello habría creado a Satanás, para "presidir el universo como su representante". Haciendo una completa inversión de la doctrina cristiana sobre el demonio, el Templo Satánico afirma que "sólo Satán puede escuchar nuestras oraciones y sólo Satán puede responderlas. Mientras que Dios está más allá de la comprensión humana, Satanás desea ser conocido y cognoscible. Sólo de esta manera puede haber justicia y la vida puede tener sentido".

Plantean su ideal doctrinal desde el "agnosticismo razonable" de acuerdo con los conocimientos humanos de cada momento histórico, y de esta forma "el satanismo es una religión en evolución, sin las trabas de doctrinas arcanas nacidas de mentes temerosas en tiempos oscuros". Las creencias deben reformularse continuamente, adaptándose a los hechos. "Éste es el impulso luciferino a comer del Árbol del Conocimiento", afirman, en una referencia directa al libro del Génesis y al pecado original, entendiéndolo como una liberación del ser humano.

LA INSISTENCIA EN LA MORAL INDIVIDUAL

Sus responsables afirman que situarse bajo el nombre de Satanás supone para ellos "confesar el escepticismo frente a todas las cosas, incluso -y especialmente- frente a todo aquello que es considerado sagrado". Esto explica la fuerte campaña provocadora y anticristiana que han desatado con sus propuestas públicas que han sido comentadas al principio.

Cuando presentan su "misión" y su doctrina, insisten mucho en lo moral, presentándose como una forma de vida de acuerdo con "el sentido común práctico y la justicia", y aluden directamente al epicureísmo. Afirman buscar la "benevolencia y empatía entre todas las personas", basados en una ética individual que sigue la propia conciencia para hacer el bien. De esta forma pretenden aportar las ideas satánicas a la vida pública. Y resumen su moral en siete principios fundamentales: actuar con compasión y empatía hacia todos los seres de acuerdo con la razón, la lucha por la justicia, la inviolabilidad del propio cuerpo, respetar las libertades de los demás (incluida la de ofender), tener unas creencias ajustadas al conocimiento científico, reconocer y rectificar los errores... y al final señalan que "el espíritu de compasión, sabiduría y justicia debería prevalecer siempre sobre la palabra escrita o hablada".

¿QUÉ DICE LA IGLESIA SOBRE EL SATANISMO?

Ante el anuncio de una "misa negra" convocada por el Templo Satánico en la Universidad de Harvard, la Archidiócesis de Boston (EE.UU.) ha expresado su tristeza y su fuerte oposición. Muchos se preguntan: ¿qué dice la Iglesia sobre la adoración demoníaca? Y, yendo a los principios, ¿de verdad existe el Diablo según la fe cristiana, o es sólo un símbolo o metáfora del mal?

Satanás, un ser personal

La Biblia afirma la existencia del Demonio. Son muchos los lugares de la Sagrada Escritura en los que aparece como un ser personal que tienta al ser humano, como enemigo de su felicidad, porque es por naturaleza opuesto a Dios. En los evangelios es una figura importante, y se observa la acción de Jesús exorcizando (expulsando demonios) y venciendo su poder. Lo llama "padre de la mentira" y "homicida desde el principio" (Jn 8, 44). En las tentaciones le dice claramente que sólo a Dios se debe adorar, aunque Satanás pretenda ese culto por parte del hombre (Mt 4, 10). La doctrina de la Iglesia lo ha afirmado desde siempre, y esta convicción aparece también en la liturgia, además de existir el ministerio del exorcista. Los diablos son ángeles creados buenos por Dios, pero que lo rechazaron en el uso de su libertad (caída). Su elección rebelde es irrevocable, y desde entonces intentan seducir al hombre (Catecismo de la Iglesia Católica 391-395, 538-540).

El Papa Francisco ha sorprendido a muchos por sus repetidas alusiones al Diablo en sus intervenciones, sobre todo en la predicación de la Misa que preside a diario. El 11 de octubre de 2013 dijo con claridad: "por favor, no hagamos tratos con el demonio". Y recordó: "La presencia del demonio está en la primera página de la Biblia y la Biblia acaba también con la presencia del demonio, con la victoria de Dios sobre el demonio". Siguiendo las palabras de Jesús en el evangelio, exhortó a los fieles a "velar, velar contra el engaño, contra la seducción del maligno". Y terminó subrayando que Cristo "ha venido a luchar por nuestra salvación, Él ha vencido al demonio".

El culto demoníaco, una forma de idolatría

La Fe en el Dios único, tanto en el cristianismo como en los demás cultos monoteístas, excluye la adoración de otros seres o cosas que no sean Él. En la Biblia son abundantes las referencias negativas a la idolatría, ya que los ídolos acaban exigiendo la sangre de los hombres, mientras que el Dios verdadero se ha encarnado y ha derramado su propia sangre para salvar a los hombres. Al establecer su alianza con el pueblo elegido, Dios exige exclusividad de culto en una relación de amor única, Él es el único Señor de su pueblo (Dt 6, 13-16).

El Catecismo de la Iglesia Católica afirma que la idolatría "es una tentación constante de la fe" que "consiste en divinizar lo que no es Dios". Por eso, hay idolatría desde el momento en que el hombre honra y reverencia a una criatura en lugar de Dios. Trátese de dioses o de demonios (por ejemplo, el satanismo), de poder, de placer, de la raza, de los antepasados, del Estado, del dinero, etc." (n. 2113). La enseñanza católica también rechaza "el recurso a Satán o a los demonios" como forma de adivinación, ya que cualquier forma que tome ésta no deja de ser "un deseo de grajearse la protección de poderes ocultos" (nn. 2116-2117).

¿Cuál es la relación entre Satanás y el ocultismo?

Entrevistado en 1999 sobre este tema, el cardenal Joseph Ratzinger dijo a la revista 30 Giorni que "sin el demonio, que provoca estas perversiones de la creación, no podría existir todo este mundo del ocultismo y de la magia". ¿Y cómo actúa Satanás en este medio? "Se ofrece una entidad aparentemente divina que nos inspira sobrenaturalidad. En cambio, no son más que una parodia de lo divino. Poderes, pero poderes en decadencia, simples ironías contra Dios". Así, el llamado padre de la mentira ejerce como tal en la acción mágica y ocultista, ya que en estos fenómenos "encontramos realmente la mentira en su más alto estado de pureza", al creer el hombre que domina el mundo de esta manera, cayendo finalmente en la autodestrucción.

Las palabras críticas de Ratzinger a este respecto son tajantes, expresando una profunda convicción creyente: "pongamos que una persona entre a formar parte de una secta o de un grupo mágico. Se convertirá en un esclavo no sólo del grupo -que de por sí ya sería grave por lo que comporta de alienación total de la persona la pertenencia a estas sectas-, sino que será esclavo de la realidad que se encuentra detrás del grupo, esto es, una realidad realmente diabólica. Y de esta manera el hombre se dirigirá hacia una autodestrucción siempre más profunda, peor que la de las drogas".

¿Qué piensa la Iglesia sobre los cultos satánicos?

Hay que partir de la afirmación que hace la fe católica de que "toda la vida humana, la individual y la colectiva, se presenta como lucha, y por cierto dramática, entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas" (Gaudium et spes 13). Ya en el rito del bautismo de niños (o en el caso de la iniciación cristiana de los adultos, en algunos momentos del proceso previo) se unge con el óleo de los catecúmenos y se exorciza para preparar a la persona para la lucha contra el mal.

Pero, yendo a lo concreto de la adoración del Diablo, podemos citar a San Cirilo de Jerusalén, que en sus catequesis bautismales señala, al hablar sobre las diversas formas de idolatría, que "también han sido adorados la serpiente y el dragón, émulos de aquel que nos arrojó del paraíso, mientras el que creó el paraíso ha sido despreciado" (Catequesis VI, 10). En el fondo, cualquier forma de culto satánico es una opción por el Diablo frente a la fe en Dios, algo que aparta radicalmente al ser humano de la comunión con quien lo ha creado y lo quiere salvar. Además, se está poniendo en el lugar de Dios a una criatura, que no puede ponerse -como algunos pretenden- en igualdad de condiciones con Él, como si fueran dos principios equiparables del bien y del mal.

Asociarse a Satanás no puede traer consigo otra cosa que unirse a su acción destructora de la felicidad del hombre. Él sólo quiere su perdición, y si de Dios sólo pueden venirnos bendiciones, del ángel rebelde sólo podemos esperar maldiciones, a pesar de todas sus promesas de vida feliz, emponzoñadas por la mentira, tal como fue desde el principio: "¿cómo es que Dios os ha prohibido comer de este árbol?... No moriréis... Seréis como dioses" (Gn 3, 1-5). Como afirmaba en 1997 Angelo Scola enL'Osservatore Romano, cuando hablamos del satanismo "no nos encontramos frente a una simple debilidad humana, sino frente a una opción libre y radical contra Dios, que debe ser considerada, en su aspecto objetivo, como pecado mortal".

Sacrilegios y posesiones

Tampoco podemos olvidar que en muchos casos los ritos satánicos suponen una parodia o imitación a la inversa de la Misa (y de ahí sus denominaciones de "misa negra" o "misa roja"), e incluyen en ocasiones la profanación del sacramento de la Eucaristía. Un sacrilegio que atenta contra lo más sagrado que tiene la Iglesia, que es el mismo Cristo presente en las especies sacramentales. Según el Código de Derecho Canónico, quien se lleva el Cuerpo de Cristo con una finalidad sacrílega, "incurre en excomunión latae sententiae reservada a la Sede Apostólica" (c. 1367).

Un tema importante es la posición en la que queda la persona que toma parte en cualquier forma de rito satánico, ya que se ha sometido al Diablo de forma cultual (ya sea con la convicción de que adora a un ser personal, ya sea con una mentalidad simbólica). De esta forma, los practicantes del satanismo son más propensos a la acción directa, extraordinaria y dañina del Maligno, en un arco que va desde las influencias y vejaciones hasta el fenómeno de la posesión en su extremo más grave. Ante estas situaciones, la Iglesia propone como remedio ordinario la vida sacramental, la caridad y el testimonio apostólico, y como remedio extraordinario el exorcismo, con la convicción de que Cristo ha vencido a Satanás para siempre.



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37


EN EL AMOR DE MARÍA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD:
AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD.
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO
PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+,
DESCIENDAN SOBRE TI Y LOS TUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD.
AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo

2 Abril 2014

LA BEATA ANNA CATALINA EMMERICH Y LAS DESVIRTUACIONES DE LA ÚLTIMA CENA

La beata estigmatizada Anna Catalina Emmerich, beatificada por Juan Pablo II en 2004, fue un alma con unos dones sobrenaturales como pocas veces se han conocido en la historia de la Iglesia. Entre ellos sus visiones que le hicieron contemplar como una espectadora la Pasión de Jesucristo (Sobre las que se basaron la famosa película de Mel Gibson) Así como la vida de la Virgen María.


Tal como nos dice el Padre Ángel Peña, O.P., y destacando que la beata nunca estuvo físicamente en dichos lugares, "Para comprobar la autenticidad esencial de las visiones de Ana Catalina, podemos poner como ejemplo el hallazgo de la casa de la Virgen en Éfeso. Según el relato escrito en "La vida de la Santísima Virgen María", la casa de María se encuentra a unas tres horas de Éfeso sobre una colina situada a la izquierda de la carretera de Jerusalén. La montaña cae a pico hacia Éfeso que se divisa, viniendo del sudeste.
El 1891, el padre Jung, sacerdote lazarista, acompañado por otro hermano y dos laicos, se dirigieron hacia Éfeso, en Turquía, para estudiar la realidad del relato de acuerdo a la visión de Ana Catalina. Encontraron una capilla en ruinas que eran los restos de un modesto y antiguo santuario que la tradición local llamaba Panaghia Kapulu (puerta o Casa de la Santísima). Ese sería el lugar donde vivió la Santísima Virgen en Éfeso los últimos años de su vida. Y los fieles ortodoxos acuden a él anualmente el día de la Asunción, en peregrinación.
Las coincidencias entre el relato de Brentano y la realidad eran tan grandes que se hicieron excavaciones arqueológicas en 1892, sacando a luz los cimientos de una casita edificada entre los siglos I y II y cuyo plano corresponde a lo que indica Ana Catalina como vivienda de María. La noticia se extendió rápidamente y, ya en 1896, acudieron un millón de fieles en peregrinación."

En sus visiones sobre La Pasión nos relata, visto en primera persona por ella, todo lo que aconteció en la Última Cena, y tiene detalles muy importantes para aclarar un aspecto de la misma que se presenta en la actualidad por múltiples vías de forma poco realista para avalar múltiples posiciones, sobre todo litúrgicas.

Hoy en día es frecuente ver y oír cómo se presenta la Última Cena como si fuera un acontecimiento informal, una reunión de amigos, una explosión de alegría desarrollada en un ambiente cuasi festivo de exaltación de la amistad. Esta celebración de alegría informal, según dicen, habría sido bien recogida por la liturgia de los primeros cristianos para posteriormente, a raíz de Trento, ser "adornada" de solemnidad, misterio, recogimiento, boato (grandeza) y espíritu sacrificial únicamente con el fin de contrarrestar los excesos protestantes, lo cual habría oscurecido durante siglos la verdadera liturgia.

Sin embargo, como decía el profesor Amerio, nada más lejos de lo ocurrido, "En realidad la Ultima Cena fue un acto supremo de amor divino, pero fue un evento trágico. Se desenvolvió en el presentimiento del deicidio (Muerte de Jesucristo), en la sombra de la traición, en el espanto de los discípulos, inseguros de su propia fidelidad al Maestro, en el temor previo al sudor de sangre de Getsemaní. El arte cristiano ha representado siempre la Ultima Cena como un evento trágico, y no como un convite divertido".

Y así lo atestiguan las visiones de Catalinna Emmerich. El ambiente de la misma no parecía precisamente una alegre reunión. Durante la Cena "Al principio estuvo muy afectuoso con sus Apóstoles; después se puso serio y melancólico y les dijo: Uno de vosotros me venderá; uno de vosotros, cuya mano está conmigo en esta mesa" y amenazó sin decir el nombre al traidor "Jesús añadió: "El hijo del hombre se va, según esta escrito de Él; pero desgraciado el hombre que venderá al Hijo del hombre: más le valdría no haber nacido".

En la misma había en todo momento un aire de solemnidad, o sea nada cotidiano: "De pie en medio de los Apóstoles, les habló algún tiempo con solemnidad". La predicación no fue únicamente sobre la amistad, sino "sobre la penitencia, la confesión de las culpas, el arrepentimiento y la justificación". Los Apóstoles lejos de entregarse a una alegre cena de amistad, comprendían perfectamente lo que estaba pasando y, dice la beata, "vi también que todos reconocían sus pecados y se arrepentían".

Cuando llegó el Sagrado momento de la Institución del Sacramento del Altar, "El Señor estaba entre Pedro y Juan; las puertas estaban cerradas; todo se hacía con misterio y solemnidad. Cuando el cáliz fue sacado de su bolsa, Jesús oró, y habló muy solemnemente. Yo le vi explicando la Cena y toda la ceremonia: me pareció un Sacerdote enseñando a los otros a decir misa."

De otra parte, el "cutrismo" litúrgico, que suele usar vestimentas y cálices "pobres", sin adornos de ningún tipo, supuestamente más acordes con el cristianismo primitivo, no parece que fuera lo que vio la beata: "El cáliz que los apóstoles llevaron de la casa de Verónica [para la Última Cena], es un vaso maravilloso y misterioso. Había estado mucho tiempo en el templo entre otros objetos preciosos y de gran antigüedad, cuyo origen y uso se había olvidado" y nos atestigua además que "había servido ya muchas veces a Jesús para la celebración de las fiestas".

Estábamos pues ante un acontecimiento lleno de solemnidad, donde se usó el cáliz que solía usar Jesucristo, un cáliz especial, un vaso maravilloso lleno de misterio, un objeto precioso, y todo ello envuelto en un ambiente serio, de misterio, envuelto en el arrepentimiento de los pecados personales, al punto que la beata nos dice como conclusión "lo que sé es que todo me recordó de un modo extraordinario el santo sacrificio de la Misa.". Recordemos que en época de la beata la Misa se celebraba como la forma extraordinaria hoy, es decir con todo el ritualismo, misterio y solemnidad del milenario rito que es lo más alejado que podamos imaginar a la "imagen" de una alegre "cena". Todo ello lo refrenda nuevamente en su relato de la subida al monte de los olivos donde nos cuenta "Los Apóstoles conservaban aún algo del entusiasmo y del recogimiento que les había comunicado la santa comunión y los discursos solemnes y afectuosos de Jesús"

Y respecto a la Sagrada Comunión, nos dice la beata: "Tomó la patena con los pedazos de pan y dijo: Tomad y comed; este es mi Cuerpo, que será dado por vosotros. Extendió su mano derecha como para bendecir, y mientras lo hacía, un resplandor salía de Él: sus palabras eran luminosas, y el pan entraba en la boca de los Apóstoles como un cuerpo resplandeciente: yo los vi a todos penetrados de luz; Judas solo estaba tenebroso.". Esta narración de los hechos parece sugerir claramente una comunión directa de los Apóstoles en la boca, con efectos claramente sobrenaturales pues "entraba en la boca de los Apóstoles como un cuerpo resplandeciente" lo cual es la antítesis de presentar la comunión de los apóstoles como si comieran un pan más, un alimento. Lo que sucedió es muy ajeno a ese espíritu sino que fue un ambiente sobrenatural de misterio y reverencia.

¿Se puede deducir de todo esto que esta comunión fue dada directamente en la boca? Pues es perfectamente posible y parece sugerirse. De hecho, como nos explica Mons. Schneider, aparte del propio relato de la beata, no es para nada desdeñable la idea: "Es posible suponer que Cristo, durante la Última Cena, haya dado el pan a cada Apóstol directamente en la boca y no sólo a Judas. Efectivamente existía una práctica tradicional en el ambiente del Medio Oriente en el tiempo de Jesús y que aún se conserva en nuestros días: el anfitrión nutre a sus huéspedes con su propia mano, poniendo en su boca un pedazo simbólico del alimento".

El capítulo posterior donde nos narra los acontecimientos en el huerto de los olivos no puede más que dejar acongojado a cualquier católico de buena voluntad por el absoluto realismo con el que describe como parte del sufrimiento que hizo sudar sangre a Jesús, fue por la visión de los pecados futuros de los cristianos, especialmente los cometidos contra la Santísima Eucaristía, es un episodio que merece la pena ser leído por que describe proféticamente casi milimétricamente lo que desgraciadamente vivimos hoy en día:

"Apareciéronse a los ojos de Jesús todos los padecimientos futuros de sus Apóstoles, de sus discípulos y de sus amigos; vio a la Iglesia primitiva tan pequeña, y a medida que iba creciendo vio las herejías y los cismas hacer irrupción, y renovar la primera caída del hombre por el orgullo y la desobediencia; vio la frialdad, la corrupción y la malicia de un número infinito de cristianos; la mentira y la malicia de todos los doctores orgullosos, los sacrilegios de todos los sacerdotes viciosos, las funestas consecuencias de todos estos actos, la abominación y la desolación en el reino de Dios en el santuario de esta ingrata humanidad, que Él quería rescatar con su sangre al precio de padecimientos indecibles....

En medio de todas esas apariciones, yo veía a Satanás moverse bajo diversas formas horribles, que representaban diferentes especies de pecados. Estas figuras diabólicas arrastraban, a los ojos de Jesús, una multitud de hombres, por cuya redención entraba en el camino doloroso de la cruz. Al principio vi rara vez la serpiente, después la vi aparecer con una corona en la cabeza: su estatura era gigantesca, su fuerza parecía desmedida, y llevaba contra Jesús innumerables legiones de todos los tiempos, de todas las razas. En medio de esas legiones furiosas, de las cuales algunas me parecían compuestas de ciegos, Jesús estaba herido como si realmente hubiera sentido sus golpes; en extremo vacilante, tan pronto se levantaba como se caía, y la serpiente, en medio de esa multitud que gritaba sin cesar contra Jesús, batía acá y allá con su cola, y desollaba a todos lo que derribaba.

Entonces me fue revelado que estos enemigos del Salvador eran los que maltrataban a Jesucristo realmente presente en el Santísimo Sacramento. Reconocí entre ellos todas las especies de profanadores de la Sagrada Eucaristía. Yo vi con horror todos esos ultrajes desde la irreverencia, la negligencia, la omisión, hasta el desprecio, el abuso y el sacrilegio; desde la adhesión a los ídolos del mundo, a las tinieblas y a la falsa ciencia, hasta el error, la incredulidad, el fanatismo y la persecución. Vi entre esos hombres, ciegos, paralíticos, sordos, mudos y aun niños. Ciegos que no querían ver la verdad, paralíticos que no querían andar con ella, sordos que no querían oír sus avisos y amenazas; mudos que no querían combatir por ella con la espada de la palabra, niños perdidos por causa de padres o maestros mundanos y olvidados de Dios, mantenidos con deseos terrestres, llenos de una vana sabiduría y alejados de las cosas divinas. Vi con espanto muchos sacerdotes, algunos mirándose como llenos de piedad y de fe, maltratar también a Jesucristo en el Santísimo Sacramento. Yo vi a muchos que creían y enseñaban la presencia de Dios vivo en el Santísimo Sacramento, pero olvidaban y descuidaban el Palacio, el Trono, lugar de Dios vivo, es decir, la Iglesia, el altar, la custodia, los ornamentos, en fin, todo lo que sirve al uso y a la decoración de la Iglesia de Dios. Todo se perdía en el polvo y el culto divino estaba si no profanado interiormente, a lo menos deshonrado en el exterior. Todo eso no era el fruto de una pobreza verdadera, sino de la indiferencia, de la pereza, de la preocupación de vanos intereses terrestres, y algunas veces del egoísmo y de la muerte interior.
Aunque hablara un año entero, no podría contar todas las afrentas hechas a Jesús en el Santísimo Sacramento, que supe de esta manera. Vi a los autores de ellas asaltar al Señor, herirle con diversas armas, según la diversidad de sus ofensas. Vi cristianos irreverentes de todos los siglos, sacerdotes ligeros o sacrílegos, una multitud de comuniones tibias o indignas. ¡Qué espectáculo tan doloroso! Yo veía la Iglesia, como el cuerpo de Jesús, y una multitud de hombres que se separaban de la Iglesia, rasgaban y arrancaban pedazos enteros de su carne viva. Jesús los miraba con ternura, y gemía de verlos perderse."

No nos dejemos pues influir por ese espíritu que desvirtúa la Última Cena para justificar la mundanalización y desacralización de la sagrada liturgia, el culto y la reverencia debida al Santísimo Sacramento y que tanto hizo sufrir a Nuestro Señor en el huerto de los olivos. No, no se pareció a una alegre cena de amigos informal, sino "que todo me recordó de un modo extraordinario el santo sacrificio de la Misa".



"POR QUE PARA DIOS NO HAY NADA IMPOSIBLE" LC 1,37



EN EL AMOR DE MARÍA REINA DE LOS CORAZONES, LA GLORIA PARA LA DIVINA TRINIDAD:
AL PADRE CREADOR, EL PODER; AL HIJO SALVADOR, EL HONOR; AL ESPÍRITU SANTIFICADOR, LA MAJESTAD.
POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


ADOREMOS A LA TRINIDAD SANTA CON LOS COROS ANGÉLICOS EN SAN MIGUEL JEFE DE LA MILICIA CELESTIAL; CON LA IGLESIA CELESTE, EN SAN JOSÉ; CON LA IGLESIA PURGANTE Y CON LA IGLESIA MILITANTE. POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMÉN. AMÉN. AMÉN.


EN EL CORAZÓN DE MAMITA MARÍA LA BENDICIÓN DE DIOS TODOPODEROSO
PADRE+ HIJO+ Y ESPÍRITU SANTO+,
DESCIENDAN SOBRE TI Y LOS TUYOS Y LOS ACOMPAÑE SIEMPRE HASTA LA ETERNIDAD.
AMÉN. AMÉN. AMÉN.



P. Juan +

servido por revelacionesdediosymaria sin comentarios compártelo


Sobre mí

Avatar de revelacionesdediosymaria

REVELACIONES DE DIOS Y MARÍA

ver perfil »
contacto »

Contador web +++ BENDICIONES, LA LISTA CON TODOS LOS DOCUMENTOS DE ÉSTE BLOG PODÉIS ENCONTRARLA EN LA PARTE DE -SECCIONES-ARCHIVOS. OPCIÓN QUE APARECE AL FINALIZAR EL BLOG, AHí APARECEN TODOS LOS DOCUMENTOS COMPLETOS. +++ +++ SI DESEÁIS QUE PUBLIQUEMOS INFORMACIÓN SOBRE ALGÚN TEMA PODÉIS ESCRIBIRNOS A revelacionesdediosymariablog@ hotmail.es QUE CON MUCHO AMOR ACEPTAMOS TODAS LAS SUGERENCIAS EN CUANTO A TEMAS DE FORMACIÓN, PARA CRECIMIENTO ESPIRITUAL, PARA GLORIA DE DIOS Y BIEN DE VUESTRAS ALMAS. +++

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera